Enlaces accesibilidad

Más de 400 especies, amenazadas por la marea negra del Golfo de México

  • Parques y reservas naturales se encuentran en el camino del vertido
  • Las más afectadas serán las aves, en plena época de reproducción

Enlaces relacionados

Por
Dos pelícanos marrones, una de las especies amenazadas por el vertido, frente a las barreras flotantes instaladas para contener el petróleo.
Dos pelícanos marrones, una de las especies amenazadas por el vertido, frente a las barreras flotantes instaladas para contener el petróleo. EFE EFE/WILLIAM COLGIN

La gigante marea negra que ya toca las costas de Luisiana podría afectar hasta a 400 especies animales y vegetales que habitan en las marismas costeras. Los daños podrían extenderse a cuatro estados y el vertido amenaza a parques nacionales y reservas naturales que se encuentran en la trayectoria de la mancha de fuel.

Luisiana ha declarado el estado de emergencia mientras se multiplican los esfuerzos para contener la mancha de petróleo

Los expertos todavía no se atreven a adelantar cuál puede ser la magnitud de la catástrofe, pero algunos ya la comparan con la del vertido del Exxon Valdez en 1999. Entonces, Alaska vivió la peor tragedia ecológica de su historia al encallar un petrolero que vertió millones de litros de crudo sobre más de 2.000 kilómetros de costa.

Ahora, la marea negra amenaza a la desembocadura del Mississippi, una zona en la que se concentran en torno al 25% de los humedales de EE.UU.

Según explica a la BBC Melanie Driscol, responsable de la sociedad de conservación de aves Audubon en Luisiana, "para las aves el momento no podría ser peor, porque se están reproduciendo y anidando, lo que las hace especialmente vulnerables en las zonas donde el petróleo podría llegar a la costa".

Entre las aves que pueden verse afectadas se encuentran las garzas, los pelícanos pardos y aves migratorias como las golondrinas, que utilizan el Golfo de México como puntos de descanso en sus largos viajes.

Precisamente, el pelícano pardo es el símbolo de Luisiana. Durante años ha estado en peligro de extinción y justo ahora se había quitado la etiqueta de especie amenazada.

La llegada del fuel a las costas de este estado podría desencadenar un verdadero desastre medioambiental ya que alberga la reserva natural de Pass-a-Loutre, conformada por un laberinto de canales fluviales y marismas.

Miles de aves se refugian en las marismas de las costas de Luisiana

También en Luisiana está situado el Refugio Natural de Fauna Silvestre de Breton, islas que son el hogar de miles de aves que conviven con conejos, mapaches y tortugas.

La marea negra también podría llegar al delta del Mississippi, donde habita la grulla canadiense. Estas grullas anidan en parejas y sus crías nacen precisamente en abril.

En Alabama hay otros dos refugios naturales, en cuyas playas anida la tortuga boba. Las tortugas marinas se encuentran actualmente atravesando el Golfo en lo que es el comienzo de la temporada de anidación. Durante sus largas travesías, necesitan asomarse a la superficie para respirar, por lo que el fuel de la superficie podría dañar a sus poblaciones.

El Golfo de México es también es un sitio crucial para el desove de la población del Atlántico del atún rojo, una especie en peligro crítico. Si el fuel coincide con la puesta de huevos puede suponer un gran golpe para su ya muy mermada población.

Además, según recoge el diario New York Times en sus aguas habita el cachalote, especie de ballena en peligro, que aunque pasa la mayor parte del tiempo en las profundidades emerge en ocasiones a la superficie para respirar.

Noticias

anterior siguiente