Enlaces accesibilidad

Crece la presión sobre Israel al señalarle Dubai como responsable de la muerte del líder de Hamás

  • El Gobierno del emirato cree que hay un 99% de posibilidades
  • Reino Unido e Irlanda convocan a sus embajadores por el caso
  • Presuntos agentes del Mosad usaron documentos de estos países

Por

Reino Unido llama a su embajador para pedirle "cooperación plena en las investigaciones". Irlanda hace lo propio mientras Francia exige directamente "explicaciones" y Dubai le acusa con "un 99% de posibilidades".

A la persona o personas que en el seno de los servicios secretos israelíes (Mosad) planease o ejecutase -supuestamente- la operación que llevó al asesinato del líder militar de Hamás Mahmud al-Mabhuh en un hotel de lujo de Dubai se le acumulan los problemas.

El problema del crimen, considerado en principio como un éxito de los servicios secretos por la prensa israelí, ha estallado al difundir la Policía de Dubai los pasaportes de once personas sospechosas del crimen, contra los que iba a dictar una orden de detención.

Entonces, se destapó la chapuza: alguien había utilizado esos pasaportes auténticos de ciudadanos europeos y los había falsificado. Casualmente, buena parte de estas personas viven en Israel y han denunciado la suplantación de su identidad.

El jefe de la Policía de Dubai ha terminado por cuadrar la tesis de la culpabilidad del Mosad asegurando que hay un 99% de probabilidad de que esté detrás del asesinato de un líder de Hamás en un hotel de lujo del emirato, según ha publicado la edición digital de The National.

"Nuestras investigaciones revelan que el Mosad está implicado en el asesinato de (Mahmoud) al-Mabhouh. En un 99%, si no al 100%, el Mosad está detrás del asesinato", según ha afirmado el jefe de Policía Dahi Khalfan Tamam.

Malestar europeo

Dubai, que coincide así con la tesis de los Gobiernos de Londres y Dublín, que han abierto sendas investigaciones y que han llamado a los embajadores de Israel en su territorio para pedirles una colaboración plena.

La sospecha de que el Mosad ha suplantado la identidad de seis ciudadanos británicos, tres irlandeses, un alemán y un francés ha puesto a Israel en una incómoda situación respecto a sus aliados europeos, que exigen una respuesta.

"El jefe del servicio diplomático ha hecho saber al embajador Prosor lo en serio que nos tomamos cualquier sugerencia de uso fraudulento de pasaporte británico", ha declarado el ministro de Exteriores británico, David Miliband.

Miliband, que se ha declarado dispuesto a "llegar al fondo" del asunto, se reunirá este lunes en Bruselas con el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, para pedirle explicaciones.

Mientras, Israel no cree que el uso de pasaportes falsos extranjeros pueda generar una crisis diplomática con países amigos por las sospechas de que fue obra del Mosad.

Explicaciones de Israel

"No tememos que esto pueda generar una crisis. No existe una relación concreta de Israel con el caso y tampoco las autoridades de Dubai han acusado a Israel", ha señalado el portavoz del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Igal Palmor.

Palmor ha subrayado que la diplomacia británica ha "invitado", en vez de "convocado", al embajador israelí, Ron Prosor, lo que a su juicio muestra una voluntad de "no dramatizar ni añadir más histeria" a la situación.

Sin embargo, la prensa británica emplea términos como "llamar" y "convocar", al tiempo que informa de "explosiva disputa con Israel", como es el caso de la edición digital de The Guardian.

Ayer, el primer ministro británico, Gordon Brown, prometió una "investigación a fondo" del crimen, como le exige la oposición.

No es la primera vez que el uso de pasaportes británicos falsos aparece vinculado a una supuesta operación del Mosad, los servicios secretos de Israel en el exterior.

El Mosad ya usó pasaportes británicos en los ochenta

En los años ochenta, ocho documentos de identificación británicos falsos fueron encontrados por casualidad en una cabina de teléfono de Alemania junto a documentos que los vinculaban a Israel y entregados a la embajada del Reino Unido.

El asunto llevó al Foreign Office a llamar a consultas al embajador israelí en Londres y a que el Estado judío prometiera a Londres en 1986 que no volvería a falsificar documentos británicos para sus operaciones secretas.

Una década antes, el Gobierno británico había protestado ante Israel después de que una agente del Mosad utilizara un documento falsificado para viajar al Líbano y asesinar en Beirut al líder palestino acusado de organizar la matanza de las Olimpiadas de Munich en 1972, Ali Hasan Salameh.

Ahora también Austria podría pedir explicaciones a Israel tras conocerse que los asesinos de Al Mabhuh se comunicaron por medio de móviles con tarjetas de la compañía austríaca T-Mobile.

Dos palestinos de la ANP están implicados

Mientras tanto. dos palestinos permanecen detenidos en Jordania bajo sospechas de haber participado en el asesinato. Ambos trabajaban para un alto cargo de Al Fatah, la facción rival de Hamás, según informa el diario israelí Haaretz.

Se trata de Ahmad Hasnin, un agente de los servicios de inteligencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que vertebra Al Fatah, y de Anwar Shejaiber, ex empleado de la ANP en la ciudad cisjordana de Ramala.

Ambos residían en la franja de Gaza hasta que Hamás se hizo con su control al expulsar en junio de 2007 a las fuerzas leales al presidente de la ANP y líder del movimiento rival Al Fatah, Mahmud Abás, apoyado por Israel y las potencias occidentales.

Después se mudaron a Dubai, donde fueron contratados por una empresa inmobiliaria propiedad de un alto cargo de Al Fatah, cuyo nombre no se desvela.

Hamás anuncia venganza

Además del posible embrollo diplomático, Israel afronta la eventual respuesta del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedín al Kasam, a cuya fundación contribuyó el líder liquidado en Dubai.

"La decisión ya se ha tomado y los asesinados deben esperar una venganza", ha dicho el líder de la milicia del grupo islamista, Abu Obaida, en una ceremonia en homenaje a Al Mabhuh en el lugar donde nació, en el campo de refugiados de Yabalia (norte de Gaza).

"La decisión de responder os mantendrá obsesionados con miedo, pánico y terror. Decidiremos el mecanismo adecuado para aplicar nuestra decisión, pero no os diremos cómo, cuándo ni dónde", ha lanzado Abu Obaida a los israelíes.

El líder miliciano quiso además "recordar al enemigo sionista" las "dolorosas venganzas" con que su grupo respondió a anteriores asesinatos de sus líderes, como sangrientos atentados suicidas.

Noticias

anterior siguiente