Anterior Barça y Atlético, los mejor parados del quinteto español en la fase de grupos Siguiente Registran la fundación de CDC en una investigación por presunto cobro de comisiones ilegales Arriba

Un terremoto de 7,3 grados sacude la isla de Haití

  • El epicentro se ha producido a 15 kilómetros de la capital

  • No hay número de víctimas mortales, pero se cree que puede ser alto

  • Edificios emblemáticos, entre ellos la sede de la ONU, se han derrumbado

|

Un seísmo de 7,3 grados en la escala Ritcher ha sacudido la isla de Haití a las 16:53 hora local (22:53 en la España peninsular), dejando al país caribeño prácticamente incomunicado y ante lo que ya se califica como una catástrofe de grandes proporciones.

"Es un desastre de proporciones catastróficas" ha declarado el embajador haitiano en EE.UU., Raymond Joseph.

Según el Instituto Geológico de Estados Unidos, el seísmo ha tenido su epicentro a 15 kilómetros al suroeste de la capital haitiana, Puerto Príncipe, y después se han producido al menos tres réplicas. El temblor, de carácter horizontal, se ha originado a una profundidad de 8,3 kilómetros.

Edificios emblematicos como la catedral, el palacio presidencial o la sede de Naciones Unidas han sido destruidos, así como supermecados, edificios y cientos de inmuebles.

Además, el cierre del aeropuerto de la capital, el colapso de las comunicaciones y el aislamiento de numerosos puntos del país son algunas de las primeras consecuencias causadas por el terremoto.

No hay datos sobre el número de víctimas mortales

Todavía no se conocen datos sobre víctimas ni daños materiales, pero la poca profundidad del punto de origen del seísmo y la cercanía del epicentro a la capital haitana, cuya población se cifra en 3,5 millones, apuntan a que el número de muertos podría ser muy alto.

Si edificios sólidos como la catedral o la sede de la ONU se han venido abajo, ¿qué habrá pasado con las casas de adobe en las que viven la mayoría de los habitantes de Puerto Principe?. Es la pregunta que, a falta de más información sobre lo que está ocurriendo, nos hacemos desde aquí.

Algunos testigos, como Jesús, un comerciante, ya han podido confirmar que el caos reina en la capital.

"Todo el mundo temblaba, era como un baile, la gente salía de los vehículos, corría y gritaba", ha relatado Jesús, quien ha descrito que "la carretera se abrió por la mitad" ante sus ojos.

"El país necesitará toda la ayuda que pueda recibir"

El fenómeno se ha dejado sentir prácticamente en toda la isla de La Española, cuyo territorio comparten Haití y la República Dominicana, y también en el noroeste de Cuba.

Varios países, entre ellos, EE.UU., República Dominicana, Nicaragua y Venezuela, se han comprometido ya a ayudar a Haití ante este nuevo desastre natural, y se espera que en las próximas horas más países se vayan sumando a esta iniciativa.

"El país necesitará toda la ayuda que pueda recibir", ha afirmado Raymond Joseph, quien ha pedido asistencia a EE.UU. para poder hacer frente a los daños.

Los geológos han asegurado que es el terremoto más fuerte registrado nunca en la región. Hasta ahora, el más intenso, de magnitud 8,1, tuvo lugar en junio de 1984.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente