Enlaces accesibilidad

Obama recibe el Nobel defendiendo el papel de la guerra para preservar la paz

  • Ha ofrecido un diálogo con los regímenes hostiles, como Corea del Norte o Irán
  • Ha reconocido que otros galardonados podrían merecer más el premio

Ver también: discurso íntegro de Barack Obama en español (pdf)

Por
En su discurso al recoger el Nobel de la Paz Obama defiende la 'guerra justa'

Un Nobel de la Paz defendiendo la guerra. El presidente de EE.UU., Barack Obama, consciente de la expectación creada en torno a su discurso, ha enfrentado la polémica desde el principio.

El presidente norteamericano ha plantado cara a sus fantasmas y, ante a los asistentes a la ceremonia de entrega de los premios Nobel en el City Hall de Oslo, lo ha reconocido todo. Que hay "otros galardonados que podrían merecer el premio más que yo" y que "en ocasiones hay que ir a la guerra para mantener la paz".

"Los instrumentos de la guerra tienen un papel que desempeñar para mantener la paz. En muchos países se ve mal las intervenciones militares, pero alguien tiene que conseguir la paz.", ha afirmado.

También ha advertido de que no se quedaría "parado" ante las amenazas contra EE.UU. "En ocasiones está justificado el uso de la fuerza", aseveró y citó a Al Qaeda ya que afirma que "las negociaciones no convencerán" a la organización terrorista para que renuncie a las armas.

La entrega del galardón a Obama se produce días después de ordenar el envío de 30.000 soldados más a Afganistán.

Un Nobel basado en expectativas de futuro

El propio comité noruego que designó al presidente estadounidense merecedor del Nobel de la Paz reconoció, al anunciar el galardón el pasado octubre, que era un premio basado en lo que Obama podría hacer en el futuro, más que en lo que había hecho ya en su escaso año al frente del Gobierno de EE.UU.

Y como Barack Obama conoce las expectativas que rodean su figura, ha indicado que la concesión del premio de la Paz le sirve de estímulo para continuar su trabajo en asuntos que son importantes para EE.UU. y para tratar de lograr una paz y seguridad duraderas en el mundo.

En este sentido, ha señalado que entre sus prioridades se encuentran la lucha contra la proliferación nuclear, el cambio climático y la estabilización de Afganistán.

"EE.UU. no puede actuar solo"

Obama repasó sus propuestas de política internacional y subrayó que el compromiso de EE.UU. con la seguridad global no flaqueará jamás pero también matizó que "EEUU no puede actuar solo".

Defendió también su política de ofrecer un diálogo a los regímenes hostiles, como ha hecho hacia Birmania, Corea del Norte o Irán.

"Sé que el diálogo con regímenes represivos carece de la pureza satisfactoria de la indignación, pero también sé que las sanciones sin un acercamiento, y la condena sin debate, puede servir para perpetuar un status quo perjudicial", sostuvo, antes de apuntar que "ningún régimen represivo puede emprender un nuevo camino a menos que tenga ante sí una puerta abierta".

Al mismo tiempo, es necesario hacer frente a los países que no acepten las normas internacionales, para los que hay que desarrollar alternativas "lo suficientemente duras como para hacerles cambiar su comportamiento".

"Los regímenes que violen las normas deben rendir cuentas", subrayó.

En este sentido, mencionó en particular a Corea del Norte y a Irán, que "no deben poder hacer caso omiso del sistema internacional" en el desarrollo de sus programas nucleares..

Afirma que sus "logros hasta ahora son escasos"

Obama ha reconocido  que sus "logros son escasos" en comparación con otros galardonados anteriores con el premio Nobel de la Paz, como Nelson Mandela.

Obama afirma que otros candidatos podrían estar 'más cualificados' que él para ganar el Nobel

El presidente estadounidense indicó que recibe el premio "con profunda gratitud y una gran humildad", al aludir a las críticas que consideran que el galardón, que le llega cuando apenas lleva once meses en la Casa Blanca, es prematuro.

"Le debo respeto a las personas que lo han recibido antes y por eso no puedo reprochar a los que creen que no lo merezco, pero soy el comandante jefe de un país que está en dos guerras y con ellas vamos a demostrar la paz", ha añadido.

"Soy el testimonio directo de Luther King, pero no me puedo guiar sólo por ejemplos", aseguró. En este sentido ha recalcado que su objetivo no es "ganar un concurso de popularidad" sino promover los intereses de su país.

El galardón, que le ha sido otorgado por "sus extraordinadios esfuerzos para reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos" y por su "trabajo por un mundo sin armas nucleares", incluye una medalla de 18 quilates, un diploma y un cheque de diez millones de coronas suecas (casi 960.000 euros) que Obama va a donar a labores caritativas.

Noticias

anterior siguiente