Anterior La exfiscal venezolana Luisa Ortega, huida a Brasil, afirma tener pruebas de corrupción contra Maduro Siguiente La célula de Alcanar: claves de su radicalización Arriba Ir arriba

Logran crear penes eréctiles a partir de células autotransplantadas en conejos

  • El tejido eréctil fue creado en un laboratorio a partir de células de los conejos

  • Podría permitir en el futuro avances en la cirugía del pene masculino

  • Después del transplante, los conejos copulaban y se reproducían con normalidad

  • Hasta ahora no se había logrado restaurar la erección natural

|

Científicos estadounidenses del Centro de Medicina regenerativa de la Universidad Wake Forest, en Carolina del Norte, han conseguido reemplazar el pene de animales a partir de tejido eréctil creado artificialmente.

El avance podría permitir en un futuro a los cirujanos reconstruir y restaurar la función de aparatos reproductores masculinos dañados.

El tejido implantado en un laboratorio a partir de las células del receptor y permitió que los conejos sometidos al experimento copularan y se reprodujeran de manera normal.El avance científico ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Nuestros resultados son alentadores para pacientes que necesitan una reconstrucción del pene

"Se requieren más estudios, por supuesto, pero nuestros resultados son alentadores y sugieren que la tecnología tiene un potencial considerable para los pacientes que necesitan una reconstrucción del pene", explica Anthony Atala, director del Instituto.

"Nuestra esperanza es que los pacientes con anomalías congénitas del pene, cáncer, lesiones traumáticas y algunos casos de disfunción eréctil se beneficiarán de esta tecnología en el futuro ", añade Atala.

La erección, un desafío

La reconstrucción de daños o enfermedades tejido eréctil del pene ha sido tradicionalmente un desafío debido a la singular estructura de los tejidos y funciones complejas. No hay sustituto. Se ha intentado con varios procesos de cirugía, con protesis de silicona, e ingertos de piel, pero la función eréctil natural no se restauraba.

Los primero que hicieron los científcos fue aislar las células musculares y endoteliales del pene de los animales. Luego multiplicaron estas células en el laboratorio y finalmente reimplantaron el cuerpo cavernoso del pene de los conejos reconstruido con estas células.

Las pruebas realizadas a los animales demostraban que la erección era normal, que la sangre fluía con normalidad a través del pene y que las venas volvían a su relajación habitual después de la erección.

Todos los conejos implantados, una docena en total, se aparearon con totalidad normalidad con doce hembras. Todas las conejas se quedaron embarazadas. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente