Enlaces accesibilidad

Limpio y rápido encierro de Fuente Ymbro

  • No se han registrado cornadas, sólo contusiones y otras heridas leves
  • Había muchos menos corredores, lo que ha permitido bellas carreras
  • Es la quinta ocasión que los toros corrían por Pamplona

Por
Séptimo encierro. San Fermín 2009

Los toros de Fuente Ymbro han protagonizado un emocionante séptimo encierro, muy limpio, con bellas carreras y que se ha completado en 2.20 minutos. Según informan los servicios médicos, sólo se han registrado tres traslados a centros hospitalarios: uno por contusiones y herida en el brazo, otro por  un traumatismo facial registrado en Telefónica y un último por una contusión lumbar en Estafeta.

Rapidísimos han salido los toros desde los corrales, y abría el grupo desde el inicio uno de los toros en solitario. Dos resbalones en la calle Estafeta han roto en dos el grupo, pero eso no ha impedido que se hayan vivido carreras muy bellas en Mercaderes y Estafeta.

En las calles de Pamplona había mucha menor afluencia de público, lo que ha permitido que el encierro se desarrollara sin muchas aglomeraciones. Pero eso no ha evitado un par de caídas en la calle Estafeta, tanto de corredores como de un par de reses, que ha causado los momentos más peligrosos de la mañana.

 El ritmo de la manada en este tramo fue  vertiginoso y así entraron en la Plaza del Ayuntamiento con un toro  que ya había cogido la delantera.

El ritmo se mantuvo así también en el tramo de la calle Mercaderes  hasta alcanzar sin ningún resbalón Estafeta. En la primera parte de  esta calle cuatro astados encabezaron la carrera guiados por los  cabestros. Los otros dos astados se quedaron algo rezagados y uno de  ellos cayó al suelo y arrolló a un mozo, aunque no le embistió.


Ésta era la quinta ocasión que los toros de Fuente Ymbro corrían por las calles de Pamplona y hasta ahora sólo habían causado dos heridos por asta de toro.

Respecto a los heridos de ayer, todos evolucionan favorablemente. El corneado en el tórax sigue estando grave, pero evoluciona favorablemente, al igual que el corneado en el cuello.

Noticias

anterior siguiente