Enlaces accesibilidad

Las botellas de plástico no ofrecen ningún riesgo según el Centro Nacional de Seguridad Alimentaria

  • El control de las botellas sigue a 'rajatabla' la normativa de la U.E., asegura el organismo
  • En verano no existen riesgos, siempre y cuando se cumplan las normas del etiquetado
  • Las botellas deben guardarse en lugares frescos, secos y  sin luz
  • Se debe cambiar las botellas que rellenamos en casa de vez en cuando
  • Los ecologistas recomiendan rellenar los recipientes con agua del grifo

Por
Desconfianza de las botellas de plástico en verano
Las botellas de plástico para agua no suponen ningún perjucio para los consumidores, ni si quiera en verano, según ha manifestado Jose J. Sánchez Sanz, subdirector del  Centro Nacional de Seguridad Alimentaria.

Mucha gente desconfía de las botellas de plástico en verano, ya que, con el calor, algunos componentes del envase podrían contaminar el agua. Pero según ha asegurado Sánchez Sanz, "todos los materiales para envasar alimentos, y en especial, el agua, han sido evaluados adecuadamente y son seguros".

En el laboratorio del Centro Nacional de Seguridad Alimentaria se analizan todos los componentes de las botellas antes de salir al mercado, y, tal y como ha recalcado su subdirector, se sigue a 'rajatabla' la normativa de la Unión Europea.

Por su parte, los ecologistas recomiendan rellenar las botellas usadas con agua del grifo, ya que de este modo se ahorra energía y se desecha menor cantidad de estos artículos, que son perjudiciales para el medioambiente.

Normas para una adecuada conservación de las botellas


Tal y como indican las normas de etiquetado, las botellas deben emplearse según los siguientes criterios:

  • Conservar las botellas en lugares frescos y secos
  • Evitar su contacto con la luz
  • Cambiar las botellas de vez en cuando

Noticias

anterior siguiente