Enlaces accesibilidad

España destinará 950 millones de euros a África para combatir el origen de la inmigración ilegal

  • Zapatero cree que "no hay que esperar para encontrar una solución a la inmigración"
  • Se compromete a liderar "una gran movilización mundial" contra el hambre 
  • Ambos países han anunciado la celebración de reuniones bilaterales anuales
  • Marruecos evita la polémica de Ceuta y Melilla y defiende las "excelentes relaciones"

Por
Rueda de prensa de Zapatero y Abas el Fasi

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha destacado en Marruecos, tras su reunión con el primer ministro marroquí, Abas el Fasi, y con el rey Mohammed VI, que "no hay que esperar a la cumbre de la ONU para encontrar una solución para la inmigración, esto exige una respuesta mañana".

El desafio de la inmigración ha sido uno de los temas centrales del encuentro hispanomarroquí celebrado en Oujda. El Fasi ha defendido que la reducción del flujo de inmigrantes clandestinos se debe "al esfuerzo de Marruecos" y Zapatero ha indicado que hay que atacar a la raíz del problema, "la pobreza". Para ello, ha anunciado que "España destinará una ayuda de 1.500 millones de dólares" (cerca de 950 millones de euros) para la cooperación en África. Una ayuda que el presidente ya había exigido.

En la misma línea, unas horas después, en la inauguración del congreso del PSOE de Andalucía, que se celebra en Granada, se ha comprometido a que España encabece "una gran movilización mundial" a fin de que aquellos que tienen capacidad económica hagan un esfuerzo para luchar contra la miseria.

Después de prometer que mantendrá sus principios "ante cualquier discurso populista o demagógico", ha vinculado los "dramas difícilmente soportables" de los inmigrantes que intentan llegar a las costas españolas con el hambre y la miseria que estas personas padecen en sus países de origen, especialmente en el África subsahariana.

Reuniones "de alto nivel"

Antes, en Marruecos, el presidente del Gobierno ha afirmado que en 2007 y 2008 se ha registrado una "redución drástica" respecto a 2006 en el flujo de inmigración ilegal y ha incidido en que la lucha se debe dar "en los países de origen, en los de tránsito, en los de destino y en la Unión Europea". Para ello ha apostado por aumentar "la colaboración con Marruecos", un país de tránsito para los inmigrantes subsaharianos.

Ambos países han defendido las "excelentes relaciones" que mantienen y han anunciado que celebrarán una reunión anual para tratar temas bilaterales, entre los que han destacado la inmigración, la economía y la cultura. La primera reunión, ha dicho Zapatero, se celebrará en Madrid el próximo mes de noviembre.

Además, el dirigente español ha informado de que los ministros españoles de Interior y Agricultura visitarán el país vecino próximamente para dialogar sobre colaboración entre ambos países en estas materias.

Esquivan la polémica sobre Ceuta y Melilla

Preguntado en dos ocasiones sobre la situación de Ceuta y Melilla, El Fasi ha indicado que la "visita de Zapatero no es de trabajo" y ha asegurado que han hablado sobre todos los temas bilaterales que les afectan en un ambiente de "respeto y de confianza".

Unas horas antes, el primer ministro marroquí, defensor del fin de la "ocupación" de las ciudades autónomas, había asegurado que Ceuta y Melilla no debían ser un obstáculo en las "excelentes relaciones" que mantienen los dos países.

En el mismo tono conciliador se ha mostrado Zapatero, que ha dicho traer "un saludo del rey Don Juan Carlos" para seguir manteniendo las "magníficas relaciones" entre los países vecinos y ha celebrado el "fructífero diálogo" que han mantenido en todos los campos. 

Además, ha negado que las relaciones entre Marruecos y España estuvieran "congeladas". "Ha habido un leve enfriamiento pero las relaciones son muy profundas y sólidas. Hay una relación de calor, cercanía e intensidad".

Dos países que se necesitan

Tanto Zapatero como El Fasi han insistido en la necesidad de mantener las buenas relaciones. Zapatero, que ha asegurado que los lazos que unen ambos países son cada día más fuertes en "economía, defensa e inmigración" y recuerda que estarán más unidos con el "enlace fijo que unirá Europa con África".

Además, el dirigente español ha recordado que hasta "600 empresas españolas operan en el país vecino y el comercio bilateral crece a un ritmo del 20%". Además, "más de 500.000 marroquíes" residentes en España "contribuyen a la riqueza" de ambos países.

Por su parte, El Fasi ha alabado la calidad de las universidades españolas, a las que cada vez acuden más marroquíes "para prepararse para un futuro hispanomarroquí".

Noticias

anterior siguiente