Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Nigeria 2 - Argentina 3

La ofensiva Argentina sella el liderato de grupo ante Nigeria

  • La albiceleste vence (3-2) a Nigeria, apoyada en un gran Leo Messi
  • Doblete de Messi, que iguala a Neymar como máximo goleador del Mundial
  • Musa también hace doblete en una Nigeria que pasa a octavos como segunda
  • Datos y estadísticas del Nigeria 2 - Argentina 3 del Mundial 2014 en RTVE.es

Por
Argentina - Nigeria
Lionel Messi celebra uno de sus dos goles ante Nigeria. REUTERS Reuters

Ficha técnica:
2.- Nigeria: Enyeama; Ambrose, Yobo, Oshaniwa, Omeruo; Musa, Onazi, Mikel, Babatunde (Uchebo, m. 65); Odemwingie y Emenike. Seleccionador: Stepehn Keshi.
3.- Argentina: Romero; Zabaleta, Fede Fernández, Garay, Rojo; Gago, Mascherano, Di María; Higuain (Biglia, m.90), Agüero (Lavezzi, m.38) y Messi (Álvarez, m.64). Seleccionador: Alejandro Sabella.
Goles: 0-1, m. 3: Messi. 1-1, m.4: Musa. 1-2, m.45: Messi, de falta. 2-2, m.47: Musa. 2-3, m. 50: Rojo
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró cartulina amarilla a Omeruo, Oshaniwa y Odemwingie por parte de Nigeria.
Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo F disputado en el estadio Beira-Rio de Porto Alegre ante cerca de 49.000 espectadores.

La selección de Argentina fue superior (3-2) a la de Nigeria y pasó como líder de su grupo a los octavos de final del Mundial. En un atractivo encuentro, la albiceleste encontró de nuevo la eficacia de Messi, que con su doblete catapultó a su equipo hacia un merecido triunfo ante un rocoso equipo nigeriano, también clasificado, como segundo de grupo.  [Datos y estadísticas del Nigeria 2 - Argentina 3 del Mundial 2014 en RTVE.es]

A ambos les bastaba con empatar para clasificarse, aunque una derrota de Nigeria podía dejarlos fuera si ganaba Irán a Bosnia, hecho que no ocurrió. Pero tenían entre sí en juego el liderato del grupo y por ello buscaron la puerta contraria desde el saque inicial.

Fue Argentina la que se llevó el gato al agua finalmente y se medirá en octavos de final al segundo del grupo E; en tanto que Nigeria lo hará contra el líder de ese grupo, en lo que es la tercera clasificación de su historia (1994 y 1998) para la esa fase eliminatoria.

Argentina es Messi. Messi es su alegría y habrá que ver qué hacen los de Sabella cuando el crack argentino no esté a su mejor nivel. Como lo definió el seleccionador nigeriano, Stephen Keshi: "Messi es de Júpiter".

Y eso que la selección sudamericana realizó su mejor partido hasta el presente en este Mundial y dejó constancia de ello nada más empezar. Mascherano lanzó en largo al desmarcado Di María y su disparo se estrelló en el poste. Messi recogió el rechace y fusiló el 1-0 en el minuto tres.

Nigeria mostró su inmediata capacidad de respuesta y Musa materializó el empate en el minuto cuatro. Fue un contragolpe mortal que el delantero africano culminó con un espectacular derechazo cruzado.

Messi, líder de los 'cuatro fantásticos'

El partido salió lanzado, los nigerianos adelantaron líneas y los argentinos mostraron movilidad a la hora de circular hombres y balón. Sus 'cuatro fantásticos' (Messi, Higuaín, Agüero y Di María) se dejaron ver, hasta que se fue el 'Kun', que fue el más apagado de ellos. Así sucedió en el trallazo de Di María, el mano a mano de Higuaín con el portero Enyeama o la triangulación Higuaín- Messi, que remató el 'Kun' Agüero. Y todo eso en el primer cuarto de hora.

Nigeria aguantó lo que pudo y fue perdiendo gas ante el mayor dominio de Argentina. Los africanos tuvieron también sus ocasiones con Emenike y con un disparo lejano de Odemwingie; al que siguió otro de Di María, para completar una primera media hora de fútbol bello, ofensivo y entretenido.

La artillería argentina dio una constante sensación de peligro ante una Nigeria cada vez más limitada en ataque, pero consistente y sin renunciar a nada ante la defensa de cuatro argentinos. Agüero se retiró lesionado en el minuto 36 y su puesto lo ocupó Lavezzi, al tiempo que la albiceleste bajó un poco su endiablado ritmo.

El primer tiempo acabó con un gran tiro de falta de Messi, que Enyeama sacó de su escuadra izquierda. A la segunda no perdonó el '10' argentino. En otro lanzamiento de falta desde la frontal del área, Messi superó la barrera, batió al portero y logró el 2-0 en el tiempo añadido.

Argentina se fue al vestuario con ese gol de Messi, el cuarto tanto del rosarino, que empató con Neymar como máximo goleador del Mundial.

Que siga el espectáculo

La segunda parte ofreció más madera, más espectáculo. Emenike lanzó a Musa, que encontró un hueco en la zaga rival para batir a Romero y volver a empatar el choque a los 47 minutos.

Les duró poco la alegría a los africanos. Di María lanzó su tercer obús y Enyeama despejó a córner. Tras el saque de esquina de Lavezzi, Rojo atinó a tocar con la rodilla y marcó el 3-2, a los 50 enloquecidos minutos.

El portero nigeriano tuvo trabajo extra en sendas llegadas de Di María, de Higuaín y Rojo. Nigeria respondió como pudo y solo tuvo un par de llegadas con Obi Mikel y Emenike, en un choque que languideció en la medida en la que Messi fue sustituido en el minuto 62.

A partir de ahí, conociendo el resultado del Irán - Bosnia, y sin Leo, solo Lavezzi y Di María una vez más, dieron fogonazos ofensivos. La afición argentina disfrutó de lo lindo en la parte final y su equipo completó la fase de grupos con pleno de victorias y su mejor imagen.

Deportes

anterior siguiente