Enlaces accesibilidad

Fórmula 1 | GP de Brasil

Vettel adelantó con bandera amarilla en el GP de Brasil

  • Ferrari tiene hasta el 30 de noviembre para reclamar una sanción
  • Si le imponen 20 segundos al alemán, Alonso sería campeón
  • La FIA no puede actuar de oficio y solo las partes implicadas pueden reclamar

Por

El Mundial de Fórmula 1 podría no estar resuelto todavía. La carrera del GP de Brasil, en la que Sebastian Vettel se proclamó campeón del mundo, sigue dando que hablar por tres acciones del piloto alemán que están bajo sospecha.

De momento, Ferrari no se ha pronunciado al respecto y tiene hasta este viernes 30 de noviembre para hacerlo. Pero las redes sociales echan humo con los comentarios de los 'fans' de Alonso que piden un castigo para el piloto de Red Bull.

En concreto se trata de sendos adelantamientos a un HRT, a Kamui Kobayashi (Sauber) y al piloto de Toro Rosso Jean-Eric Vergne sospechosos de haberse realizado con bandera amarilla.

Se da la circunstancia de que Toro Rosso es la escudería satélite de Red Bull (es la marca en Italia de la bebida energética que da nombre al equipo).

En el caso de los adelantamientos al HRT y a Kobayashi no queda clara la ilegalidad, pero en el adelantamiento a Vergne son varios los vídeos publicados en Yotutube -como el adjunto- que explican la ilegalidad de la maniobra.

De haberse sancionado en carrera, la dirección de la misma habría impuesto un 'drive trough'. Sin embargo, al tratarse de una sanción a posteriori, se le sumarían 20 segundos a Vettel sobre su tiempo final, con lo que pasaría a ser octavo y Fernando Alonso sería el campeón del mundo.

"La FIA no puede actuar de oficio"

En este caso la FIA no actúa de oficio y tiene que ser a instancias del equipo que se sienta perjudicado, en este caso Ferrari. Hasta el viernes se mantiene el suspense.

"La FIA no puede actuar de oficio. El derecho de revisión sólo corresponde a las partes afectadas, en este caso a la escudería Ferrari, y lo tienen que hacer antes del 30 de noviembre. Si los más interesados no lo hacen, la FIA no lo hará. Todos los árbitros tienen derecho a equivocarse", ha dicho Joaquín Verdegay, vicepresidente del organismo.

Los hechos no están tan claros

"Los hechos no están tan claros ni son tan evidentes. No se ve tan claro que el adelantamiento se produzca con banderas amarillas. Si los comisarios lo hubieran visto, habrían impuesto un 'drive through -paso por la calle de garajes-, pero Vettel habría podido compensar apretando más. También me cuesta ver que el Toro Rosso (de Vergne) se separe tanto cuando la carrera terminó con un coche de seguridad", agregó Verdegay.

Deportes

anterior siguiente