Enlaces accesibilidad

Real Madrid 66-58 P.E. Valencia

El triunfo del Real Madrid vale por un billete a la "Final Four"

  • El mejor ataque del R.Madrid (66-58) puede con la defensa del P.E.Valencia
  • El Real Madrid jugará la final a cuatro, en Barcelona, 15 años después
  • Los dos equipos se emplean a fondo en un partido espectacular
  • Todos los datos y estadísticas del Real Madrid- P. Electronics Valencia

Por
El Real Madrid vuelve con los grandes del baloncesto

El Real Madrid ha vencido (66-58) al Power Electronics Valencia en el partido decisivo de la serie de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto. En un emotivo encuentro en el que el poder reboteador ha sido clave, el Real Madrid ha desnivelado la eliminatoria a su favor por 3-2, contando con o a pesar del factor cancha, según se mire. [Todos los detalles del partido Real Madrid- Power Electronics Valencia]

El equipo madrileño impuso su mejor ataque y rebote ante un Valencia que opuso una gran resistencia hasta el tercer cuarto. El Madrid logró así una histórica clasificación para la final a cuatro, que se disputará en Barcelona, del seis al ocho de mayo. Molin llevó a la final al proyecto que empezó Messina.

El partido más importante

Para los dos equipos este era el partido más importante del año. Para el Madrid significaba la posibilidad de entrar en la final, 15 años después y tener la posibilidad de lograr un título que no consigue desde 1995, en Zaragoza. Para el Power Electronics era la oportunidad de llegar, por primera vez en su historia, a estar entre los cuatro mejores de Europa, lo pelearon los valencianos, pero tendrán que esperar.

Bien es cierto que los madrileños tenían mucho más que perder, pero ambos conjuntos evidenciaron la tensión del momento. La fluidez que imprieron Cook y Savanovic a su juego dio ventaja inicial al equipo "taronja"(11-2). Se mostró imparable de salida el serbio, con nueve puntos anotados, aunque luego tardó 12 minutos en volver a encestar.

El Real Madrid, con solo una canasta en cinco minutos, necesitaba "soltar" su brazo en ataque y anular la buena defensa del Valencia. Las imprecisiones en el tiro, en especial de Tomic, le complicaban las cosas a los blancos. El tiempo que pidió Molin arregló algo la situación, sobre todo frenó el ritmo anotador del rival.

Los visitantes tuvieron mejor disposición táctica y, aunque se metieron en cinco faltas, el Power Electronics llegó con ventaja de seis puntos al final del primer cuarto (11-17) y mejores sensaciones.

Lucha sin respiro

Para el inicio del segundo cuarto, Lischuk relevó a Savanovic en cuanto a efectividad, mientras que el Real Madrid mostró a sus hombres atenazados a la hora de lanzar. Así llegó hasta los 10 puntos la máxima ventaja valenciana.

Por primera vez en la temporada se llenó la Caja Mágica  y los casi 12.000 espectadores intentaron lanzar la reacción madridista. Los locales metieron más intensidad y acierto a su juego, aunque al triple de Prigioni respondió el Power con otro de Richardson.

Se produjo una pelea sin cuartel, con intercambio continuo de golpes. A base de triples, tres de Tucker y uno de Mirotic, el Madrid produjo un cambio en la decoración, aunque el aplomo de Savanovic y Rafa Martínez mantuvieron la ventaja valenciana (40-42) en el descanso.

Equilibrio a mil por hora

Tardó más de 20 minutos el Real Madrid en ponerse por delante en el marcador y lo hizo cuando sus jugadores, sobre todo Suárez y Llull, aprovecharon sus posiciones de tiro y los blancos lograron un parcial de 8-2, que sembró de dudas el campo rival.

El Real Madrid estaba lanzado a mitad del tercer cuarto, pero Savanovic mantuvo a su equipo en línea de combate. El ritmo fue infernal, el Valencia llegó a tener superioridad en el rebote -algo inusual en la serie- y los dos jugaron con todo su armamento pesado.

Más preciso el equipo blanco, a pesar de la tensión, y con Cook y de Colo muy lentos por los naranjas, el Real Madrid obtuvo su máxima ventaja (58-51) a 10 minutos de la conclusión. Impresionante defensa del Madrid que dejó al Power con solo nueve puntos en el tercer cuarto.

Un cuarto para la historia

En los momentos decisivos los nervios aparecieron en el Power y el Madrid recuperó el poderío reboteador con un gran Felipe Reyes. La Caja Mágica fue la Olla Mágica y  a más de uno le tembló el pulso ante la trascendencia de este último periodo.

Los locales afrontaron la parte definitiva con siete puntos a favor. Las imprecisiones y los nervios hicieron presa en ambos conjuntos, hasta el punto que el marcador estuvo tres minutos en 62-55.

El Real Madrid pudo controlar sus posesiones hasta el final, mientras el Power Electronics apuró sus acciones. Un triple de Rafa Martínez les dio esperanzas, pero el público madridista disfruto del control de su equipo en los minutos finales, hasta que la Caja Mágica estalló de jubilo y se oyó el "así, así, así gana el Madrid".

La última vez que el Real Madrid llegó a la final a cuatro fue en 1996, con los Arlauckas, Antúnez, Laso, Morales y Santos. Entonces perdieron los blancos con el Barcelona y el CSKA de Moscú. Ninguno de esos equipos estará en la final esta vez, pero sí el Panathinaikos, que fue el campeón hace 15 años.

Deportes

anterior siguiente