España se regala un homenaje mundial

RUBÉN HERASRUBÉN HERAS - MADRID 

Impresionante baño de masas para la nueva campeona del Mundo de fútbol. La selección española ha reunido a más de un millón de personas en Madrid. Aficionados de la capital y llegados desde diferentes puntos de España han vitoreado a sus campeones, desde Barajas hasta la explanada de Puente del Rey, donde se ha celebrado la fiesta final frente a 250.000 personas. 

La marea roja se ha apoderado de la capital muy pocas horas después de que España alcanzase la gloria del fútbol mundial en Sudáfrica. Después de su llegada al aeropuerto de Madrid y de una rápida comida en el Hotel Barajas, la expedición española se dirigió directo hacia su primera parada: el Palacio Real.

Allí, el elegante Salón de Columnas acogió la recepción de la Familia Real a los jugadores de la selección. Los Reyes, los Príncipes de Asturias y la Infanta Elena fueron los encargados del recibimiento. Especialmente emotivos fueron los abrazos de Don Juan Carlos a Iker Casillas, Vicente del Bosque, Xavi, Villa, Iniesta y Puyol.

Después, Don Juan Carlos, en unas emotivas palabras, ha asegurado que el título ganado en Sudáfrica es "un triunfo bien merecido de una selección excepcional que ha hecho realidad el sueño de todos los españoles". "Sois un ejemplo de trabajo en equipo". "Sois un ejemplo de deportividad, nobleza, buen juego, trabajo en equipo y ahí tengo que dar la enhorabuena a Vicente del Bosque, que, aunque sé que no le gusta aparecer por ahí, siempre tendrá mi reconocimiento", valoró el monarca.

El protagonismo del acto también lo han tenido las hijas de los Príncipes, Leonor y Sofía, vestidas con la camiseta de la selección y que han podido tocar la Copa de Campeones del Mundo y ponerse la medalla que les han prestado los jugadores.

Los futbolistas, vestidos con la camiseta roja y pantalón de chándal azul, han regalado al Rey la camiseta de la selección con la estrella de campeón mundial y firmada por todos los miembros del equipo.

Del Palacio Real a la Moncloa

Tras la recepción real, los jugadores de la selección española se dirigieron al Palacio de la Moncloa, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Cuando los 23 campeones descendieron del autobús, se vivió uno de los momentos más emotivos, cuando el hijo del seleccionador Vicente Del Bosque, Alvaro, se enfundó la camiseta de la final con el número seis a la espalda y alzó la copa al viento con una enorme sonrisa que contagió a su padre.

Zapatero dio la "enhorabuena a España por este gran triunfo histórico" y felicitó a los futbolistas "de corazón" ya que esta "victoria es de los 23 jugadores de la selección, pero detrás está la fuerza de todos los españoles".

Junto al Presidente, recibieron a los jugadores la vicepresidenta María Teresa Fernández De la Vega, y varios ministros como Miguel Angel Moratinos, Miguel Sebastián, Bibiana Aido o Trinidad Jiménez, además del Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky.

Uno de los héroes de la final, Andrés Iniesta, fue el encargado de entregar una camiseta a Zapatero, y aunque obligado por sus compañeros que le gritaron 'Iniesta ministro', acabó confesando que estaba desbordado por los acontecimientos. "Si lo sé no marco el gol. Gracias por este recibimiento, me siento muy orgulloso de formar parte de este equipo y de esta afición. Esta copita es de todos", dijo el manchego.

Apoyo masivo

Después de cumplir con sus compromisos institucionales, la expedición de la Roja comenzó su contacto con los cientos de miles de aficionados que salieron a recibirles en las calles de Madrid. A bordo de un autobús descapotable negro en el que se podía leer 'Campeones', los jugadores comenzaron un largo itinerario de cuatro horas de duración en el que pudieron agradecer el apoyo de los aficionados y en el que se produjeron 130 atenciones del Samur de carácer leve, la mayoría por lipotimias.

Cientos de miles de personas abarrotaron Princesa, Plaza de España, Gran Vía, pasando por las fuentes de Cibeles y Neptuno para alcanzar la Ronda de Atocha y en la glorieta de Embajadores dirigirse a Bailén y a través de Plaza de España llegar a la explanada Puente del Rey.

Desde abajo, los aficionados llevaron en volandas a los reyes del mundo futbolístico con los cánticos que ya se han convertido en himnos oficiales de la 'Roja'. 'Yo soy español, español, español', 'Villa maravilla' o 'campeones, campeones' fueron la banda sonora de los 23 campeones, que vistieron un camiseta roja con el lema 'Campeones del mundo'.

Mientras, desde el aire, la Patrulla Águila del ejército español realizó un vuelo en el que los aviones pintaron de rojo y gualda el cielo de Madrid justo antes de que cayera la noche sobre la capital, cuando la selección proseguía con su lenta marcha acompañados de la marea roja.

Después de casi dos horas de recorrido llegaron a mitad del camino, en la Plaza de Cibeles. Hasta entonces, Fernando Torres, enfundado en una bandera de España con el escudo del Atlético de Madrid, fue el encargado de portar el trofeo dorado, como si se lo hubieran pegado a las manos.

Redoble final y show de Reina

Después, el autobús aceleró su marcha al paso por Atocha y Puerta de Toledo, donde realizó su penúltima parada. La última llegaría en la explanada de Puente del Rey, donde 250.000 personas esperaban ansiosas la llegada de sus ídolos. Con su llegada, los aficionados explotaron de alegría y los jugadores ofrecieron su Copa por última vez.

Visiblemente emocionados y muy contentos, los jugadores agradecieron el apoyo de todos los españoles y se dejaron llevar por el 'showman' Pepe Reina. Como en la celebración de la Eurocopa, el portero del Liverpool se hizo con el micrófono y regaló un monólogo inolvidable a todos los asistentes a la fiesta.

Reina puso el broche de oro con una presentación de sus compañeros de equipo y un sincero agradecimiento al público en el escenario preparado para la ocasión en la explanada del Puente del Rey. "Os queremos la ostia y queremos daros las gracias porque vuestra fuerza nos ha llegado", dijo Reina a las miles de personas.

"Albiol se mata por un pin. Piqué el central del mundo. Marchena. Puyol, tarzán de África. Sweet Iniesta. El 7, el gol de España tiene un nombre David Villa. El 8, la batuta, por aquí, por allá, Xavi Hernández. Todo empezó hace dos años y 13 días marcando el gol a Alemania, nos hizo creer y por eso hemos ganado el Mundial, Fernando Torres", gritó.

Estos solo fueron algunos de los adjetivos que Reina dedicó a sus compañeros. Aunque el momento de la presentación llegó cuando trataba de contar que a Fábregas "no le gusta que le llamen empanao". Entonces, Gerard Piqué puso por sorpresa a Cesc una camiseta del Barcelona.

Manolo Escobar, la sorpresa final

La puesta en escena de la gran fiesta de celebración continuó con la actuación de David Bisbal. El cantante almeriense animó a los 23 internacionales con el himno oficial del Mundial de Sudáfrica, mientras decenas de miles de personas disfrutaron a orillas del río Manzanares [Las imágenes de la fiesta final].

Vestidos de rojo, padres, madres e hijos, que aguantaron estoicamente el calor sofocante que ha hecho en Madrid, disfrutaron de la voz de Bisbal, que hizo colaborar en su canción oficial a Sergio Ramos, a Pepe Reina, que afónicos, animaron al público, con la complicidad de Carlos Latre.

El festival de risas, emociones y folclore continuó con la aparición de Manolo Escobar que cantó su famoso 'Que Viva España', abrazado a Iker Casillas, que no perdió la ocasión de hacerse una foto con su móvil junto al cantante.

La fiesta acabó con un castillo de fuegos artificiales, mientras Andrés Iniesta, el héroe de Johannesburgo, era manteado por sus compañeros, a modo de despedida, al son del 'We're the champions' de Queen. Y a seguir celebrándolo por cuatro años más, que durante todo ese tiempo este equipo y este país seguirán siendo campeones del mundo de fútbol.

 

Comentarios

­ ­ ­ ­
El piloto alemán de Mercedes Nico Rosberg (dcha) estrecha la mano a su compañero de equipo, el británico Lewis Hamilton

Las posibilidades de Hamilton y Rosberg para el Mundial

La puntuación doble del último gran premio deja en vilo el mundial de pilotos. A Hamilton, con 17 puntos de ventaja, le basta con ser segundo en carrera. Podría incluso ser quinto si no gana su compañero de equipo Nico Rosberg.

­ ­ ­ ­
Túnez vota al primer presidente electo de su historia

Túnez vota al primer presidente electo de su historia

El país elige entre 22 candidatos en la primera vuelta de los comicios que culminan la transición democrática.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Mueren tres menores atropelladas en Toledo por un conductor ebrio

Caminaban por el arcén hacia Fuensalida cuando han sido arrolladas. Otro joven de 17 años está herido grave, informa RNE.

­ ­ ­ ­
Más de 300.000 autónomos se han acogido a la tarifa plana de 50 euros, según el Gobierno

Más de 300.000 autónomos se han acogido a la tarifa plana de 50 euros, según el Gobierno

Así lo ha señalado el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos. Afirma que el Gobierno "absolutamente comprometido" con Campofrío.

­ ­ ­ ­
José Luis Corral (izquierda) y Antonio Piñero, autores de 'El trono maldito'

'El trono maldito' "explica muy bien" por qué mataron a Jesucristo

CARMEN CAMPOS.- A. Piñero y J. L. Corral lanzan esta novela histórica de la primera mitad del s.I. La sucesión del rey Herodes centra una trama repleta de traiciones y violencia.

Espacio reservado para promoción
cid:25370