Anterior Dani Güiza ficha por el Cádiz Siguiente El Real Madrid ficha a Jesús Vallejo, la perla del Zaragoza Arriba
Los 'Bafana Security', delante del control técnico de Televisón Española.

'Bafana security', los vigilantes de la tele

|

Cuando llegamos por la mañana al set que Televisión Española tiene en el hotel de concentración de la selección española en Potchefstroom, ahí están, y cuando nos vamos a las diez de la noche, allí siguen. Me estoy refiriendo a los 'Bafana Security'.

Vestidos con un mono azul y una sonrisa permanente vigilan las 24 horas del día el recinto situado al lado del campo de entrenamiento destinado a las televisiones españolas.

Vigilan las 24 horas del día el recinto de las televisiones

Godfrey Mokalaryane y Simon Sedi son más afortunados que sus compañeros porque ellos trabajan en el turno de la mañana, de seis de la mañana a seis de la tarde, doce horas en total. Peor lo tienen los 'bafana security' del turno de la tarde, porque tienen que soportar las bajísimas temperaturas a las que llega esta localidad sudafricana cuando se pone el sol, sobre las seis de la tarde.

"Controlamos la gente que entra y vigilamos los equipos. También damos paseos por el recinto porque no podemos meternos en ninguna caseta. Pasamos un poco de frío pero vamos bien abrigados".

Cobran ochenta céntimos la hora

Cobran 7,52 rands a la hora, lo que viene siendo poco más de ochenta céntimos de euro, pero no se pueden quejar, "tenemos trabajo", dicen, y es que Sudáfrica tiene una tasa de paro que supera el 25% de la población y un salario mínimo oficial de 300 dólares.

Los días en que la selección está en Potchefstroom aprovechan para echar un ojo al entrenamiento y ver a los jugadores, su favorito es Fernando Torres, al igual que para la mayoría de los sudafricanos. Confían en las posibilidades de España en este Mundial, son optimistas, "estamos seguros de que España va a ganar".

Pero los días en que España viaja para jugar sus partidos y el tropel de periodistas que hay aquí se va con ellos, no se toman vacaciones, siguen al pie del cañón, eso sí, sentados en sus sillas, tomando el sol y sin mucho trabajo que hacer.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente