Enlaces accesibilidad

Paren las rotativas, juega la 'Roja'

  • La participación española en los Mundiales, vista a través de los diarios
  • Épica, euforia desmedida y crítica feroz se mezclan en las páginas deportivas

Ver también: Especial Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010 | Archivo de la selección española

Por
La selección española manda en las portadas de los diarios españoles.
La selección española manda en las portadas de los diarios españoles. noticias

La historia de España en los mundiales de fútbol no puede entenderse sin las crónicas periodísticas. La prensa ha sido testigo y reflejo del estado de ánimo antes y después de los hitos de la 'Roja'.

Las portadas, sobre todo de los diarios deportivos, han quedado en la memoria de todos los aficionados españoles. Algunas de manera sonrojante, como aquélla de 'Marca' que invitaba a 'jubilar' a Zinedine Zidane en la previa del España - Francia de 2006. Días más tarde, el mismo diario pedía al francés que no se jubilara para seguir dando triunfos al Real Madrid.

La fotografía ha dejado imágenes para el recuerdo de los españoles, como la ya famosa instantánea de Telmo Zarra batiendo al inglés Burt Williams en Maracaná (Brasil) en el Mundial de 1950, o la de Iker Casillas parando uno de los tres penaltis que les detuvo a los irlandeses en octavos del Mundial de 2002, en contraposición a la de Helguera persiguiendo indignado al árbitro egipcio Al Ghandour del España - Corea de cuartos.

Fotos, titulares y crónicas que resumen el ir y venir -más bien, volver- de España en la máxima competición mundial de selecciones nacionales.

'¡Inglaterra, vencida!' titulaba entre admiraciones 'Marca' en 1950. 'Uno de los triunfos más notables en la historia del fútbol español', encabezaba el 'Abc'. Igualmente, los medios españoles se hacían eco del titular de 'L'Equipe' en París: 'Un triunfo muy merecido del equipo español', destacaba el periódico deportivo galo y resaltaban los españoles.

Sin embargo, el titular que ha pasado a la historia fue el del máximo dirigente del fútbol español entonces, el ex 'divisionario azul' Armando Muñoz Calero, que resumió el partido para Franco con las siguientes palabras: 'Excelencia, hemos vencido a la 'Pérfida Albión''. Para el Régimen la victoria fue equiparable a una venganza por el hundimiento de la Armada Invencible en 1588.

Ni entonces ni ahora se discute la trascendencia, meramente deportiva, de aquella victoria. Pero la dictadura aprovechó para sacar pecho en un momento político de aislamiento internacional. Otra vez la política mezclándose con el deporte.

Indulto a Cardeñosa

Otra imagen para el recuerdo, esta vez en movimiento. El fallo de Cardeñosa ante Brasil en el Mundial de Argentina'78. Cuántos españoles han repasado el vídeo una y otra vez con la esperanza de que en alguna de ellas el delantero bético la metiera. Inexplicable.

Por ahí fueron las crónicas al día siguiente. Nuestros periódicos coincidían en que fue 'mejor España que Brasil' (ABC) y 'un fallo de Cardeñosa impidió el triunfo' (La Vanguardia). No se cebaron con el jugador, 'el mejor del partido' para 'Marca', pero este mismo rotativo aseguraba que 'malogró inexplicablemente' su ocasión.

Es justo reconocer que la prensa española no suele enmascarar el juego gris de la selección, como en el debut de la 'Roja' en el Mundial de 1982, en casa, ante Honduras. '¡Hondurazo!' titulaba el 'Marca' entre admiraciones, parafraseando al consabido 'Maracanazo' de Uruguay a Brasil. La palabra que más se usó en los rotativos de entonces fue la de 'decepción', como hizo 'Mundo Deportivo' en el titular de la crónica de su edición de aquel 17 de junio. Eso en el titular, porque en portada el calificativo aumentó al nivel de 'Desastre'.

Si alguien acaparó las portadas del Mundial de México en 1986 no fue Eloy Olalla por el penalti fallado ante Jean Marie Pfaff en la tanda de cuartos ante Bélgica. Pese a caer también en cuartos, en la memoria queda un recuerdo más dulce, el de un joven Butragueño levantando el dedo al cielo -nunca fue un jugador de celebraciones exageradas- en uno de sus cuatro goles a Dinamarca.

'El Buitre' a La Moncloa

''El Buitre' a La Moncloa', cantaban el 18 de junio en la fuente de la Plaza de Cibeles de Madrid, y como si del presidente del Gobierno se tratara, 'El Buitre' copó las portadas al día siguiente (gran esfuerzo de los diarios por la diferencia horaria). Incluso en el nada sospechoso de madridismo 'Mundo Deportivo' le dedicaban un 'qué grande eres' en el titular.

De un madridista a otro, y de la misma quinta. Míchel fue el protagonista para España en la fase de grupos de Italia'90. Aunque esta vez lo fue en las crónicas de los diarios italianos, que le llamaron 'jubilado de oro a los 26 años' y un menos poético 'basura de jugador', tras su gris partido de debut ante Uruguay (0-0). Tocaba ganar a Corea y personalmente a Míchel le tocaba redimirse. Lo consiguió y el diario 'Abc' reflejó en su titular el grito de rabia del jugador al marcar el tercer gol: 'Me lo merezco'.

En Italia se perdió en la prórroga de octavos de final contra Yugoslavia, lamentando en las crónicas al día siguiente las ocasiones falladas. Como pasó en cuartos de final del Mundial de Estados Unidos de 1994. 'España mereció ganar', titulaba 'Abc' nada menos que en portada. En páginas interiores, Enrique Ortego aseguraba en su crónica que lo peor no era perder, 'sino la cara de tonto que se te queda', en referencia al mejor juego de España.

Las fotos se las repartían a partes iguales Julio Salinas -en sus botas estuvo el pase a semifinales- y un ensangrentado Luis Enrique, quejándose del codazo dentro del área de Tassotti; por lo mismo le cayeron dos partidos a Cristiano Ronaldo.

'Así se mata un Mundial'

Una sensación parecida se vivió dos mundiales después, en Corea, tras caer en cuartos de final en la tanda de penaltis contra Corea. La instantánea de Julio Salinas se sustituyó por la de Joaquín, lanzador del penalti fallido, y la de Luis Enrique por la de Helguera persiguiendo al inefable Al Gandhour.

'Da asco', resumía el sentir general la portada de 'Marca', o 'Manos arriba', la de 'Mundo Deportivo'. Con más mesura, pero en la misma línea iban los diarios de información general como 'El País': 'El árbitro hace llorar a España', titulaba en su portada, ilustrada con una foto de Morientes, llorando, consolado por Camacho.

En momentos así, se busca también la solidaridad internacional y surgen los resúmenes de la prensa extranjera. 'Así se mata un Mundial. Corea y el árbitro echan a España', según la 'Gazzetta dello Sport'. Los italianos fueron los más comprensivos con la eliminación de España, puesto que ellos también se quejaron amargamente del arbitraje del Italia - Corea de octavos.

Árbitros, mejor juego y decepción en cuartos, una máxima que no se cumplió ni en 1998 ni en 2006, el último. No obstante, cabe destacar que hubo una diferencia entre los dos torneos en cuanto al debut. Se pasó del 'España se estrella' ('Diario16') por la derrota ante Nigeria en el 98, al 'Maravillosa España' de 'El País' tras el 4-0 a Ucrania en el debut de 2006.

En Alemania los medios desplazados siguieron con interés el caso de Raúl, que no se resignó a la suplencia y protagonizó una tensa discusión con Luis Aragonés en el entrenamiento del 17 de junio. Al día siguiente todos los medios publicaron la foto de Raúl encarado con Luis y en sus textos aseguraban que el entonces capitán de la selección no se resignaba a la suplencia. 'Raúl, en fuera de juego', le sentenció el diario 'El País'.

En este mismo diario titularía Ramón Besa 'La misma España de toda la vida', después de caer ante Francia -no 'jubilamos' a Zidane, como auguró 'Marca'-. Sólo cabe esperar que no se vea la misma España de toda la vida en Sudáfrica.

Deportes

anterior siguiente