Enlaces accesibilidad

Roma 2009, un mundial sofocante

  • Las temperaturas en el Foro Itálico superan los 33 grados a la sombra
  • Las tres piscinas están al aire libre sin ningún tipo de techumbre que ampare el graderío
  • Varios peridoistas han sufrido lipotimias y golpes de calor

Por
Dos trabajadores distribuyen parte de las 30.000 botellas diarias que se destinan al Foro Itálico. JORDI TOMÀS
Junto a la sed de los nadadores por conseguir batir las mejores marcas del Mundo, en el recinto del Foro Itálico Roma, sede del Mundial de Natación, existe una sed fisiológica, más apremiante, que recorre cuanto organismo viviente circula por estas instalaciones.

Las temperaturas de la ciudad eterna a finales de este mes de julio superan con facilidad los 33º a la sombra, todo un reto para los espectadores que quieran asistir a cualquier competición en las tres piscinas descubiertas en las que se disputa el Mundial.

Según la propia organización, en el recinto se consumen diariamente 30.000 botellas de agua, o lo que es lo mismo, más de 10.000 litros diarios. "Las previsiones que habíamos hecho para abastecernos de agua se han superado con creces", reconoce Francisco Allori, uno de los responsables de prensa del Mundial.

Entre los afectados por el calor, los que peor lo llevan son los comentaristas y los fotógrafos, obligados a resistir impertérritos este tórrido Sol. "A algunos ya les ha pasado factura", reconoce Ramón Pizarro, comentarista de saltos de TVE, "el otro día vi como desfallecía una compañera japonesa que estaba comentando la competición por culpa de una insolación".

No fue la única, en la sala de prensa otra periodista china quedó traspuesta por culpa de las altas temperaturas. La reportera acabó perdiendo la conciencia y golpeándose en la mesa por culpa de una lipotimia.

"Esto parece el Mundial de Guayaquil' 82", comenta Josep Ramon Costa Jussà uno de los más veteranos entre los periodistas que cubren los campeonatos de natación. "En Ecuador tuve un calor que no había sentido nunca. El clima de Roma me recuerda por momentos al del país ecuatorial".

La FINA se plantea hacer cambios

"Este calor es incompatible con asistir a eventos deportivos al aire libre" afirma uno de los 2.500 voluntarios que participan en el Mundial, mientras se resguarda del Sol en los pasillos de un graderío. "Las sillas abrasan cuando te sientas. Así no se puede estar", sentencia.

La Federación Internacional de Natación (FINA) consciente de las incomodidades que generan las altas temperaturas está estudiando prohibir hacer un Mundial de Natación al aire libre sin una techumbre que garantice el bienestar de aficionados y periodistas.

El propio Cornel Marculescu, Presidente Ejecutivo de la FINA, ha manifestado estar decidido a impedir la posibilidad de que cosas así vuelvan a ocurrir en un campeonato. Por suerte los dos próximos, que se celebrarán en 2011 en la tórrida y húmeda Shangai y en 2013 en la abrasadora Dubai, se disputarán en recintos cerrados y aclimatados. Todo un alivio.

Deportes

anterior siguiente