Enlaces accesibilidad

España se abona a las 'casi' medallas en una semana de sequía

  • La euforia de los dos primeros días ha dado paso a la frustración por la pérdida del bronce
  • Iglesias y San Miguel en judo, Contador en ciclismo y Elosegui en piragüismo se han quedado a las puertas
  • España habría sumado seis medallas, superando de largo la marca de Atenas a estas alturas
  • El papel de los españoles en natación ha sido peor que hace cuatro años

Por
Leire Iglesias, el piragüsita Ander Elosegui, Alberto Contador y Esther San Miguel se han quedado a las puertas de las medallas.
Leire Iglesias, el piragüsita Ander Elosegui, Alberto Contador y Esther San Miguel se han quedado a las puertas de las medallas. EFE
Unas centésimas para llegar a la meta. Un simple movimiento. La resistencia del viento de cara. Los motivos por los que un deportista se puede quedar a las puertas de la gloria olímpica son miles, pero su efecto es indiscutible: un bronce supone estar en el podium y aportar una medalla a tu país. Un cuarto puesto es un diploma como otro cualquiera, que solo queda en el recuerdo como una 'casi' medalla en los días posteriores al resultado.

Tras un comienzo esperanzador, la delegación española en Pekín ha entrado en la espiral de estas 'casi' medallas, protagonizadas sobre todo por un deporte, el judo. Los casos de Leire Iglesias y Esther San Miguel, que perdió su metal en el último suspiro, son el ejemplo perfecto de unas jornadas en las que términos como 'por poco', 'una pena' o 'otra vez será' empiezan a ser normales. Y eso que aún no ha empezado el atlestismo.

Junto a Iglesias y San Miguel, el ciclista Alberto Contador y el palista Ander Elosegui han estado a punto de rozar la gloria, aunque son casos muy diferentes. El primero es el ganador del Giro de Italia y partía con la vitola de favorito. El segundo ha alcanzado este puesto casi por sorpresa y tiene mucho que decir en las próximas citas olímpicas.

Por su parte, San Miguel ya estuvo en los Juegos de Atenas, aunque fue eliminada a las primeras de cambio, mientras Iglesias debutaba en una cita olímpica.

Así las cosas, si las 'casi' medallas hubieran valido, España tendría seis metales, aunque al ser bronces solo lograría subir dos puestos en el medallero.

Más medallas, pero menos diplomas

Respecto a los Juegos de Atenas la ventaja habría sido abismal. A estas alturas, tan solo teníamos la medalla en tiro de María Quintanal (plata) y la única 'casi' medalla lograda era la de Manuel Martínez en lanzamiento de peso.

Eso sí, el judo era también el deporte de los 'uy', con tres quintos puestos, los de Kenji Uamatasu, Oscar Pérez e Isabel Fernández.

En el debe de estos días de 'casi' es que esta palabra no se ha podido pronunciar en dos deportes básicos en el arranque de los Juegos: la natación y la gimnasia.

Los españoles en Atenas mantuvieron un nivel digno y accedieron a varias finales en natación, con un quinto puesto de Nina Zhivaneskaya y un sexto del relevo 4X200.

En cambio, en esta edición lo más cerca que ha estado un español del metal es el séptimo puesto de Aschwin Winderboer.

En gimnasia, las cosas no han ido mejor. A estas alturas, y antes de las medallas por aparatos, Rafa Martínez ya había sido quinto, al igual que el equipo femenino, mientras que ahora no ha logrado diploma y no ha habido presencia española en las finales por equipos.

Deportes

anterior siguiente