Enlaces accesibilidad

Amanda Beard 'casi' posó desnuda por los animales

  • La doble campeona olímpica estadounidense protesta contra la venta de pieles
  • Las autoridades de Pekín impidieron que posara frente al 'Cubo de Agua'

Por
La nadadora estadounidense, doble campeona olímpica, colaboró en una campaña en contra de la exportación de pieles.
La nadadora estadounidense, doble campeona olímpica, colaboró en una campaña en contra de la exportación de pieles. EPA EFE

Amanda Beard, doble campeona olímpica de natación (oro en 200 metros braza y en el 4x100 en Atenas 2004) se vio finalmente obligada a suspender su propósito de posar desnuda en Pekín como protesta contra la fabricación y utilización de abrigos y otras prendas de piel, en una campaña publicitaria en apoyo a la organización ecologista PETA (Personas por el Trato Ético a los Animales, en sus siglas en inglés), aunque sí lo hizo posando con un cartel con una foto suya sin ropa.

La acción de la organización defensora de los derechos de los animales estaba prevista para este miércoles, junto al recinto de las piscinas en la Villa Olímpica, el "Cubo de Agua".

A pesar de que las autoridades prohibieron la acción por "razones de seguridad pública", la nadadora estadounidense no renunció a protestar posando con un cartel en el que aparece desnuda, bajo el lema "Siéntete bien en tu piel. No lleves pieles de animales". China es uno de los mayores exportadores de piel del mundo.

"Prefiero andar desnuda que ponerme un animal muerto"

Beard, que ya posó desnuda el pasado año para la revista 'Playboy', se unió así a la iniciativa de PETA, para la que han posado modelos como Naomi Campbell.

Jason Baker, portavoz de PETA para Asia y el Pacífico, dijo que la protesta "fue algo menos dramática de lo que estaba planeado". Además, se quejó de que las autoridades no habían dado ninguna razón para la prohibición.

La nadadora, de 26 años, que ya posó desnuda el pasado año para la revista 'Playboy', participa en las acciones de PETA porque adora a los animales y le parece terrible la forma en que se confeccionan los abrigos y otras prendas de piel.

"Ver cómo sacrifican animales para lucirlos como prenda de moda me resulta horrible, de modo que definitivamente estoy en contra de vestir pieles. Prefiero andar desnuda que colocar un animal muerto sobre mi cuerpo", afirmó Beard.

La nadadora, de 26 años, saltó a la fama en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, cuando con 14 años subió a lo más alto del podio con su oso de peluche en la mano.
 

Deportes

anterior siguiente