Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La pasarela IFEMA cede el paso en Madrid Fashion Week a los diseñadores más imaginativos y arriesgados. Ocho jóvenes de la alianza EGO muestran sus colecciones en una plataforma que cumple ya 15 años.

FOTO: Varios modelos muestran creaciones de la colección otoño-invierno 2021/2022 de la firma Velasquez en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, este domingo. Mariscal / EFE

Cuando llegó la pandemia, lo paralizó todo. Un año después, algunos eventos se han podido retomar, con todas las precauciones y medidas de seguridad, como la Madrid Fashion Week, que se celebró de forma virtual en septiembre y ahora vuelve en formato híbrido.

Es la primera pasarela de todo el mundo con presencialidad, aunque también puede seguirse de manera virtual. El meticuloso protocolo de la organización exige a modelos, maquilladores, peluqueros, directores de casting, Staff y demás un test de antígenos. De los 34 participantes que muestran sus colecciones, 22 lo hacen de manera presencial y 12, con un desfile digital o en diferentes lugares de Madrid, elegidos por los diseñadores. Antes se desfilaba ante 600 asistentes, ahora se hará ante 192, un 24% del aforo.

En 24 horas de RNE, desde el pabellón 14 de IFEMA, la directora de Mercedes-Benz Fashion Week MadridNuria de Miguel, explica el reto de organizar un evento así en tiempos de pandemia, la elaboración del protocolo y de la repercusión, tanto para la organización como para los diseñadores, de volver a una pasarela. Informa Luis Vallés, con Luis Montero en la técnica.

La semana de la moda de Madrid arranca este jueves en una versión híbrida entre lo presencial y lo digital. 34 diseñadores presentarán sus trabajos hasta el próximo domingo, esforzándose por adaptarse a la situación. Serán desfiles más cortos combinados con cuidados trabajos audiovisuales, donde incluso diseñadores y directores de cine se unirán para transmitir otro concepto de la moda.

En este nuevo podcast de 'Marca tendencia' hablamos de moda y religión con Raquel Revuelta y la vuelta de la mantilla, una prenda artesana que une tendencia y tradición en el Jueves Santo. Las túnicas, los crucifijos, los símbolos, la iconografía religiosa han sido fuente de inspiración para muchos diseñadores como Cristóbal Balenciaga, John Galliano, Versace, Chanel, Dolce & Gabbana o Jean Paul Gaultier.

David Vidueiro nos cuela en la Gala del Met, el Museo Metropolitano de Nueva York, para ver precisamente cómo modelos, diseñadores y cantantes interpretan la moda "divina" sobre la alfombra roja. 

Cristina Gabardo nos lleva a la pasarela española más beata para ver cómo entrelazan moda y religión los diseñadores Leandro Cano, Juana Martín y Palomo Spain. Todo con la colaboración de María Giraldo y bajo la dirección de Ana de la Torre.