Enlaces accesibilidad
Psicología

¿Cómo evitar que nuestros hijos se comporten con agresividad?

Noticia   Para todos la 2  

  • La psicóloga Patricia Ramírez da seis consejos para prevenir la agresividad y la violencia
  • Es importante limitar que nuestros hijos vean contenido violento y dar ejemplo con nuestro comportamiento
  • Tienes más recomendaciones en 'Para Todos La 2', disponible en RTVE Play

Por
Evitar la violencia. Consejos de Patricia Ramírez

Está demostrado que cuando observamos conductas violentas nos comportamos con más agresividad. Por lo tanto, ver imágenes que transmitan violencia en series, películas o videojuegos nos llevará a incrementar nuestra agresividad física y mental. Esto sucede en adultos, adolescentes y niños. Por eso es importante que, como padres y madres, controlemos nuestro comportamiento para ser un buen ejemplo a seguir, eduquemos en valores y limitemos el consumo de contenido no adecuado a los más pequeños.

¿Quieres saber más? Estos son los seis consejos que la psicóloga Patricia Ramírez ofrece en ‘Para Todos La 2’ para prevenir la violencia y la agresividad:

1. Madres y padres somos responsables de los contenidos

¿Cómo ponemos límites al contenido que visualizan nuestros hijos e hijas? Madres y padres somos responsables de los contenidos que ven. No se trata de estar todo el día controlando lo que ven en las pantallas sino de poner límites y de tener discusiones obligadas en casa. Ellos muchas veces no entienden por qué les decimos que no pero debemos explicárselo. Además, es importante respetar la edad recomendada en series, películas y videojuegos.

2. No se educa en el grito ni en el castigo

Cada vez que educamos con el grito y con el castigo lo que estamos transmitiendo a nuestros niños y adolescentes es que para tener poder o razón necesitas imponerte de manera autoritaria y de manera agresiva. Trasladamos así un modelo que nuestros hijos pueden repetir con sus amistades y su futura pareja. Hay que discutir y hablar sobre lo que nos preocupa desde el amor y con serenidad.

3. Dedicar tiempo de calidad a la educación en valores

Es esencial educar a nuestros pequeños en valores y dedicar tiempo a tener conversaciones profundas. Por ejemplo, podéis ver una película juntos y comentar alguna escena, tener debates para trasladarles lo que está bien y lo que está mal… Están sometidos a una presión social ya que seguramente sus amigos juegan a videojuegos violentos, pero si como padres y madres no añadimos ningún argumento para explicarles por qué ponemos ciertos límites en casa, no van a entenderlos. Su cerebro no tiene la madurez suficiente para integrar esos contenidos agresivos de forma adecuada.

4. Exponernos en medios a la violencia nos desensibiliza

Está demostrado que cuando disfrutamos, nos alteramos o sacamos toda la adrenalina viendo imágenes agresivas y violentas, nos estamos deshumanizando y desensibilizando. Conseguimos así tener más frialdad emocional. Si esto sucede en adultos, imaginad en los más pequeños de la casa…

5. Drogas y alcohol son enemigos de la violencia

Las drogas y el alcohol desinhiben el lóbulo frontal de nuestro cerebro y allí es donde tenemos nuestras normas, códigos, valores y nos hacen perder nuestra capacidad de autocontrol… Recordad, somos su referente.

6. Dejemos de ser cómplices

Todos hablamos de la agresividad que transmiten los medios de comunicación pero luego terminamos viendo o haciendo virales contenido violento. Si todos ponemos un poco de nuestra parte y nos negamos a participar en esta comunidad, seguramente algo conseguiremos para prevenir y educar en contra de la violencia y la agresividad.

-->