Enlaces accesibilidad

'Tongolele no sabía bailar', la nueva novela de Sergio Ramírez

 Entrevista   De pe a pa  

  • El escritor nicaragüense regresa a la novela negra con esta tercera entrega que completa la serie del inspector Morales
  • Una obra que, a través de la ficción, recrea la realidad reciente vivida en Nicaragua

Por
Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - Entrevista a Sergio Ramírez

Con solo 16 años sintió un impulso irrefrenable por contar historias y comenzó a escribir. Ha vivido la mayor parte de su vida entregada a la literatura y ha obtenido en su andadura varios galardones como el Premio Cervantes en 2017 o el Alfaguara, entre otros. Ahora, Sergio Ramírez está a punto de publicar su nueva creación, 'Tongolele no sabía bailar', la tercera entrega de la serie protagonizada por el inspector Morales y con la que regresa a la novela negra.

En De pe a pa hemos recibido a Sergio para contarnos todos los detalles de esta nueva novela que saldrá a la venta el próximo jueves 16 de septiembre.

Dolores Morales, así se llama y apellida el protagonista de la trilogía escrita por el nicaragüense. Un nombre que llama la atención de los que lo escuchamos, aunque sea de lo más habitual en su país. "En Nicaragua es muy común que los niños sean bautizados con nombres de Vírgenes. Les ponen bajo la protección de la Virgen de Dolores, de la Virgen de Mercedes, de la Virgen del Pilar... Así que, llamarse Dolores Morales no es una invención, sino que en Nicaragua hay varios Dolores Morales que yo conozco".

Ficción sobre una realidad

'Tongolele no sabía bailar' se trata de un libro que se apoya en la ficción para narrar la realidad vivida en Nicaragua en pleno siglo XXI, algo que no parece haber agradado demasiado a las autoridades del país. "Es una inserción de los hechos reales dentro de un libro de ficción. Son hechos no concluídos, son hechos que están todavía vivos", nos cuenta el escritor. "Yo creo que una novela tiene sus propias necesidades y demanda conforme esas necesidades, y yo sabía que esta novela demandaba que estos hechos entraran dentro del contexto de ficción".

Hechos estremecedores que sacudieron a una Nicaragua en ebullición, con revueltas que empezaron los estudiantes y a las que se fueron agregando multitud de ciudadanos. Duramente reprimidas por las fuerzas paramilitares fieles a Ortega y a su esposa Rosario Murillo, que provocaron la muerte de más de 400 personas, centenares de heridos y miles de exiliados. "Sacudió al país y me parece que va a sacudir al lector cuando lo encuentre dentro de las páginas de la novela, aunque los personajes sean ficticios, pero los hechos son reales", asegura Sergio.

"El Oráculo de Delfos de hoy"

Así es como define el propio escritor en sus páginas el mundo de las redes sociales y de internet. Grandes gigantes revolucionarios en un país como Nicaragua: "Es un país muy pobre, pero uno de los grandes fenómenos es el de las comunicaciones. Tenemos seis millones de habitantes y hay ocho millones de teléfonos y de esos ocho millones, el 80% tiene conexión de internet, de manera que todo lo que circula, mucha información que es vital para que se sepa lo que está ocurriendo en el país, circula a través de las redes. Sin las redes sería imposible".

Internet, redes, hashtags, vídeos, denuncias virales... Todo un fenómeno que complica el ansia de poder de un dictador: "Silenciar se vuelve más difícil a menos que decretara un apagón de internet en el país", cuenta el escritor.

¿Quién es Tongolele?

Se trata de Anastasio Prado, uno de los personajes estelares de la novela al que llaman "Tongolele". Muy a su pesar. Un personaje dramático que "actúa como pieza dentro de un poder" y que se va volviendo un personaje trágico. "Es un hombre que tiene convicciones, erróneas obviamente, pero él cree que está defendiendo una revolución que para el inspector Morales ya no existe". 

'Tongolele no sabía bailar', un retrato literario de esa tragedia que se vive en Nicaragua desde hace años y, ante la cual, Sergio Ramírez asegura que "no podía permanecer callado", aunque fuera más que consciente de las consecuencias que podría tener su publicación: "La verdad que, cuando uno se decide a escribir una obra literaria que implica riesgos o que sabe que va a molestar a alguien, sobre todo al poder político, lo peor es la autocensura. Lo peor es decir "no voy a escribir esta novela porque me va a traer problemas y mejor este tema no lo toco". Así uno se vuelve un escritor de conveniencia, que es lo peor que le puede ocurrir a alguien que se dedica a escribir novelas o relatos".

La tercera pieza clave de una serie ficticia inspirada en la realidad de un país y que ha acarreado terribles consecuencias. En librerías el 16 de septiembre.