Enlaces accesibilidad
En el hospital por un cólico nefrítico

Ainhoa Arteta comparte sus primeras palabras tras salir de la UCI

Por
La soprano Ainhoa Arteta demuestra que puede con todo lo que le echen
La soprano Ainhoa Arteta demuestra que puede con todo lo que le eche GTRES

Ainhoa Arteta estaba recuperándose todavía de las secuelas del coronavirus cuando otra enfermedad la obligó a ingresar en la UCI. Durante diez días, la soprano ha luchado contra una infección derivada de un cólico nefrítico que la ha mantenido en estado grave en el hospital. Todo el mundo está pendiente de su recuperación, y la soprano, con lo peor ya detrás de ella, ha encontrado las fuerzas para dirigirse a su fiel audiencia y reconocer el apoyo que ha recibido estos días, mandando un mensaje de tranquilidad con estas breves palabras. 

"Muchas gracias por todos los mensajes de apoyo que estoy recibiendo. Vuestro inmenso cariño y el de mi familia me están dando fuerzas para poder estar recuperada lo antes posible. Con muchas ganas de seguir compartiendo momentos inolvidables. ¡Cuidaos mucho!", ha escrito en sus redes sociales. La revista ¡HOLA! informaba ayer de que la artista ya ha pasado a planta, evoluciona favorablemente y desea volver a dar conciertos lo antes posible. Algo que queda claro por su elección de imagen en la publicación que ha compartido en su Instagram para transmitir su mensaje: en lugar de fotografiarse en el hospital en el que permanece rodeada de su familia, una foto de ella sobre el escenario, enorme, de la manera en la que pronto volveremos a verla.

Si su estado de salud lo permite, la soprano podría volver a cantar en Marbella el 18 de agosto junto a Plácido Domingo. Algo prematuro, quizá, pero todavía no hay información para afirmar lo contrario: sólo dos de los conciertos de su gira, el que debía producirse el 6 de agosto en la localidad El Burgo de Osma, en Soria, y el programado para el día 10 en Jerez de la Frontera, han sido cancelados. 

El marido de Arteta, Matías Urrea, también ha dirigido unas tranquiizadoras palabras respecto al estado de salud de la artista: "Aún le quedan unos días de hospital y ya está reorganizando el trabajo. Irá poco a poco y según se vaya encontrando volverá a la rutina. Ayer mismo ya me decía 'oye que hay que ajustar otra vez las fechas'. Así es ella. Y eso que el médico le dijo: 'Has vuelto a vivir", decía. Arteta se encontraba a su lado cuando sufrió el cólico nefrítico que terminó con su ingreso en el hospital, ejerciendo de madrina para el equipo de regatas del que forma parte su marido, Estrella del Viento.

Hace meses pasó el coronavirus con secuelas

Ainhoa Arteta asustaba a sus seguidores al aparecer en silla de ruedas en un vídeo que colgó en su cuenta de Instagram hace ya cuatro meses. "Me quedé sin sensibilidad en el pie izquierdo", contaba, adoleciendo de unos problemas de rótula que le impedían andar por normalidad. “Es una consecuencia más de estos efectos secundarios de este bicho” añadía, y aparecía en La hora de La 1 para recomendar a todos aquellos que hayan superado la COVID-19 que se hagan un chequeo completo de salud: “Es verdad que, aunque el virus no te afecte a nivel pulmonar y no te tengan que ingresar, no quiere decir que no te haya afectado en otras historias", decía.

Ainhoa Arteta en 'La Hora de la 1'

Su cara a cara con el coronavirus no la obligó a ser hospitalizada, aunque lo pasó muy mal: aunque en un principio era asintomática, luego tuvo un proceso bronquial y un tiempo después los síntomas le reaparecían con más fuerza.  “Es una cosa que no es grave, pero es pesada y tediosa”, decía, y el miedo a que la afectación pulmonar tuviese consecuencias para su trabajo fue constante. También veíamos cómo, igual que en esta ocasión, la soprano evitaba por todos los medios cancelar las fechas de su gira y sus apariciones televisivas: con muletas, sin muletas y haciendo parones para descansar, Arteta demostró ser una luchadora capaz de hacer frente a cualquier cosa para seguir cantando.