Enlaces accesibilidad
Especial moda

La moda de esta temporada celebra el poder de los clásicos: de la camiseta blanca a la cazadora vaquera

Por
Tendencias moda verano 2021: El poder de los básicos, y de los clásicos. RTVE

En tiempos difíciles no hay nada mejor que volver a los clásicos. La moda de esta temporada celebra el poder de estas prendas que no envejecen, que siempre te acompañan, que son versátiles y mágicas, porque combinan con todo y resuelven cualquier problema a la hora de crear tu look. Además, hay algo más importante, no tienen género, y funcionan igual de bien en todos los armarios. Hablamos de las camisetas, tanto la poderosa camiseta blanca como la singular marinera; de los vaqueros, tanto los pantalones como las cazadoras, tus eternas compañeras; las camisas amplías, perfectas para cualquier hora del día; e incluso el eterno polo, que esta temporada arrasa en todas sus versiones: algodón, punto, seda...

La artesanía es la gran apuesta de la casa Dior.

MBFWM: DESFILE DE LA FIRMA ANGEL SCHLESSER

Llaman la atención las prendas de punto, GTRES

¿Pero por qué ocurre esto?

Se dan muchos factores. La crisis provocada por la pandemia ha dinamitado el sector de la moda. Sin ventas no hay ingresos, sin ingresos no hay dinero para poner los talleres en marcha. Se vende poco y es mejor confeccionar menos para no tener pérdidas, y esto se hace apostando por lo seguro, por las prendas de largo recorrido que no caducan en seis meses. Y no nos olvidemos de algo importante: no se ha podido viajar, no ha habido exposiciones, se han cerrado los cines, se han cancelado los conciertos... Los creadores han tenido apagadas las fuentes de inspiración y las musas... confinadas también. Y luego está lo más interesante. El mensaje sostenible ha calado: compramos menos y si podemos reutilizamos e intentamos comprar vintage y ropa de segunda mano, lo que ha hecho que haya un furor por el vintage. 

Alberta Ferretti apuesta fuerte por la minifalda.

Sabemos lo que se lleva y lo que no. Las prendas de corte lencero han dejado paso a las prendas de baño que ahora saltan a la calle gracias a los nuevos tejidos que llevan. El short mini, valga la redundancia, parece que se bate en retirada, sobre todo para los chicos: para ellas la opción es la minifalda y para ellos la opción es al bermuda (ojo, nunca el pirata, está tan prohibida como la riñonera colocada en la cadera). En colores mandan los tonos que tienen mensaje, como el rosa, y todos los que conectan con la tierra, como marrones y verdes. La combinación ganadora recuerda a los helados de vainilla, nata y chocolate, otro clásico del verano. 

Dejamos atrás el 'chandalismo', por fin, porque ya podemos hacer vida más o menos normal. Y dejamos atrás los disfraces: aventureros, militares, leñadores...La ciudad tiene sus códigos estéticos y estos se han trasladado a la moda teniendo mucho más peso. Pasa lo mismo con las chanclas: ¡quedan absolutamente prohibidas para caminar sobre el asfalto! Las chanclas son para la piscina, en la calle es mejor la sandalia. ¿Pero con calcetín? Sí, sobre todo si no llevas hecha la pedicura. ¡Hay que respetar el medioambiente, sí, pero también a la gente que está a tu lado en una comiendo en una terraza!  

El denim es la estrella de la colección de A.P.C. para el verano de 2021.

El vaquero se codea con prendas más sofisticadas en Valentino.

Ya has vuelto, vaquero

El denim es la gran estrella: ojo, el denim de verano, que tiene mucho menos gramaje que el de invierno. Los vaqueros marcan tendencia. Hemos tenido que aborrecerlos para que volvieran con fuerza. Pero antes los hemos castigado, e incluso maltratado: los hemos rasgado, los hemos roto a tijeretazos, los hemos reducido casi a unas patéticas mallas, ¡los hemos denigrado!. Pero ahora resurgen gloriosos: sin rotos y sin flecos, con dignidad. Se llevan en colores de siempre, los tonos clásicos de azul, y en patrones 'normales': no hay nada más feo que un vaquero que se pegue a las piernas. Lo más es rebuscar en tiendas de segunda mano para pillar temazos ochenteros y noventeros de Levi´s, Marithé + François Girbaud, Cimarrón, Liberto...  Y con ellos coge fuerza la cazadora vaquera y aquí solo tiene sitio el modelo Trucker de Levi´s. Este clásico entre los clásicos tiene más de 50 años y sigue siendo un imprescindible.  

En este romance que la moda tiene con su pasado, sobre todo ahora con los 80, vemos que muchas firmas apuestan por el denim tintado en tonos suaves, casi pastel o tiza, de morado y verde. Has arrasado en la primavera, seguirán en verano y prestan esa paleta cromática tan nostálgica a las camisetas oversized, como las que lleva Billie Eilish. 

Diseños de Myar y Louis Vuitton para el verano de 2021.

Ágatha borda su nombre con piezas de vidrio reciclado.

Hablando de camisetas....

Hemos hecho de todo, y todo malo, a los vaqueros, y a las camisetas. Por eso esta prenda reclama su protagonismo sin añadidos ni conservantes, al natural. Olvidemos ya los estampados para instagramear, los motivos retro de series, dibujos animados, superhéroes, Juegos Olímpicos y publicidad vintage... La gran protagonista es la camiseta blanca, para que luzca con toda su luz y te haga brillar con cualquiera de tus looks. Arrasa en liso, y sobre todo sin marca a la vista. ¡No hay nada más cateto que llevar el Calvin Klein impreso a tamaño XXL! Hay tantas camisetas blancas como tonos de blanco (Tiza, leche, talco, nieve, nube, mármol...) y luego están los patrones, que van desde las más sencillas hasta las oversized, desde las más clásicas hasta las que tienen detalles sencillos en las mangas, cuello, bajo...

Pero si te cansas de la blanca y quieres cambiar tienes una gran opción: la marinera. Esta camiseta es otro de los clásicos 'hot' del verano, un must temporada tras temporada, un icono atemporal. Pega con todo y casa con todo, te sirve para el día y la noche, para trabajar y para los momentos de ocio. Por algo es la pieza más amada por Jean Paul Gaultier, que ha la hecho sublime convertida en vestido de alta costura. 

Valentino une dos tendencias: colores tierra y artesanía.

Menos brillo y más mate

Otra de las tendencias que caducan es la de los tejidos metalizados. Todo lo artificial y tan tecnológico da un paso atrás para abrazar una nueva religión: la artesanía. Olvida todo lo que parezca haber salido de un laboratorio (ojo, hablamos de colores y texturas, no de tejidos) y apuesta por prendas con carácter, historia y alma. Hay que rescatar lo que tenían nuestras abuelas y abuelos, esas prendas hechas a mano con cariño, en tejidos que han envejecido con elegancia, con bordados únicos, con detalles especiales. Piezas que cargadas de recuerdos a las que ahora nosotros añadiremos otros. 

Son muchas las firmas que apuestan por esta tendencia, desde la fabulosa Bode a Fendi. Los motivos étnicos, de países y culturas lejanas, van dejando paso a emociones más cercanas, a prendas que conectan con las tradiciones de nuestros pueblos, con la artesanía de nuestra cultura, con nuestra historia; a veces tan lejana, a veces tan reciente. ¿Que no quieres comprar nada nuevo para poner tu granito de arena en la lucha contra desastre medioambiental que la moda ejerce sobre el planeta? Pues rebusca en baúles, cajones y armarios o compra ropa de segunda mano. Aquí tienes la ruta ideal para encontrar 'joyas' vintage.