Enlaces accesibilidad
Corazón y tendencias

'This is us', espejo de la realidad: Mandy Moore vio su carrera truncada al casarse con Ryan Adams

Por

Mandy Moore regresa a la industria musical tras una década en la oscuridad
Mandy Moore regresa a la industria musical tras nueve años en la oscuridad GTRES

Una de las premisas dramáticas de This is us es que todas las vidas, a través de sus efectos, están infinitamente conectadas en el tiempo. Como si el guion lo pautase, Televisión Española emitía anoche "El plan de la Superbowl" , el capítulo de la serie que abre una trama fundamental para el personaje de Mandy Moore: su carrera musical frustrada, y las renuncias personales a las que le obliga el formar una familia. El primer esbozo de este conflicto que la enfrenta a Milo Ventimiglia coincide felizmente con la noticia que, la semana pasada, devolvía el nombre de la actriz a los titulares de la prensa de entretenimiento: las disculpas tardías de su ex, Ryan Adams, por disuadirla de perseguir sus oportunidades laborales durante la espiral de abusos y adicción que fue su matrimonio.

Mandy Moore se casó con Ryan Adams en 2009, cuando tenía 25 años y acababa de sacar un disco al que sucedió un largo silencio, Amanda Leigh. Se divorciaron en 2016, poniendo fin al que habría sido un período "pesado, oscuro y solitario" de la vida de ella, que así lo declararó a la revista People. En 2018, en plena ola del #MeToo, seis mujeres daban un paso al frente para denunciar los abusos del músico que había dañado permanentemente sus carreras. Mandy Moore era una de ellas.  

 Mandy Moore se casó con Ryan Adams en 2009, el año en que lanzó su mejor álbum de estudio, 'Amanda Leigh'

Mandy Moore se casó con Ryan Adams en 2009, el año en que lanzó su mejor álbum de estudio, 'Amanda Leigh'

 

"No fui una participante activa en mi propia vida"

En el reportaje de The New York Times, la actriz alegaba que su exmarido tomó el control de su carrera musical en 2010, un ejercicio del poder que su status en la industria le confería. Ryan Adams ha hecho las veces de productor con varias bandas, tiene una reputación como artista y está muy bien conectado, pero nunca utilizó su influencia para potenciar el talento de su mujer. Por el contrario, la desalentó a la hora trabajar en su música y, aunque a veces componían juntos, llegado el momento de grabar las canciones con voz femenina "la remplazaba por otras mujeres artistas", borrando toda huella de la joven cantautora. 

"Su comportamiento controlador bloqueó mi capacidad para hacer contactos en la industria en un momento pivotal que podría haber sido muy lucrativo en mi vida: prácticamente toda mi veintena", dijo Moore en el NYT. "Siempre me decía que no era una artista de verdad porque no sabía tocar ningún instrumento'".

 Seis mujeres, incluída Mandy Moore, acusaron a Ryan Adams de silenciar sus carreras

Seis mujeres, incluída Mandy Moore, acusaron a Ryan Adams de silenciar sus carreras

 

El conjunto de testimonios reunidos en esta pieza, y en particular el de Moore, propiciaron una explosión Ryan Adams en sus redes sociales. A través de Twitter, el músico comentó sardónicamente que estaba claro que se había casado con la persona errónea, apuntando como argumento que a su ex mujer no le gustaban los Melvins, su banda de cabecera, ni la película Blade Runner. Además de criticarla por sus aficiones y compararla con un muñeco de cartón, el ego herido del cantante le llevó a revelar que, el día de su boda, había consumido tantas drogas que no recordaba haber dado el sí quiero.

"Cuando alguien me dijo que me había casado pensé que me estaban tomando el pelo", decia en el tuit, que borró cuando empezó a cosechar reacciones negativas. "Entonces me di cuenta de la cantidad de analgésicos que estaba tomando, aunque, honestamente, no los suficientes para lidiar con un shock semejante". 

Disculpas recientes y vuelta a la música

Dos años después de ese exabrupto vergonzoso, hace apenas dos semanas, Ryan Adams publicaba una carta abierta en la que alegaba que estaba sobrio, que lleva un año acudiendo a terapia y que ha comprendido las denuncias de todas estas mujeres, con las que ahora desea disculparse. "Aún estoy dando tumbos por culpa de los efectos devastadores que mis acciones desencadenaron", decía en el escrito. "Por mucho que crezca, nada puede borrar el sufrimiento que he causado. Nunca voy a estar libre de juicios y merezco que se me haga responsable de mi comportamiento dañino y de lo que haga a partir de ahora".

"Espero que las personas a las que he hecho daño sanen y encuentren un modo de perdonarme", decía en la carta, aunque Mandy Moore niega que el cantante se haya dirigido en privado a sus víctimas para preocuparse de que esto suceda. "Yo no he tenido noticias de él. Aclaro que no estoy buscando que me pida perdón, pero me parece curioso que alguien conceda una entrevista sobre este tema sin intentar disculparse en privado". 

La protagonista de This is us volvió a la luz pública en 2016 gracias al éxito de la serie, por la que estuvo nominada en los Premios Emmy y los Globos de Oro en la categoría de mejor actriz. La serie también exhibe su talento musical, pues allí da vida a Rebecca Pearson, otra aspirante a artista que ve su carrera afectada por los vaivenes de su vida privada. A finales de 2019, la actriz dejaba atrás los años de oscuridad de su matrimonio con Adams con el lanzamiento de un single que dio pie a su nuevo álbum, Silver Landings, su retorno a la música después de diez años

El disco, unido a las disculpas de su exmarido, dio pie a un reportaje del medio The Observer que puso en valor la música de Mandy Moore y trató de cuantificar, con un vistazo profundo a su evolución como artista, lo que nos habíamos perdido en estos años de silencio. "Después de tres discos de radio y éxito moderado, Moore se cansó del pop chicloso e intentó buscar la forma de transitar hacia una música más adulta y personal, llena de significado".

 'Silver Landings' es el primer álbum de Mandy Moore en más de una década.

'Silver Landings' es el primer álbum de Mandy Moore en más de una década. "Al volver a hacer música, me siento como una versión de mí misma plenamente realizada", dijo en una entrevista con Ari Shapiro.

Según el escritor Noah Berlatsky, "su cuarto álbum, Coverage, fue una suerte de exploración de las raíces del pop" que en algunos momentos lograba catapultarte, "a través de una especie de armario fantástico como el de Narnia, hacia un espacio en el cielo brillante y nuevo". Comparándola con Cat Stevens y Joni Mitchell, su siguiente disco, Wild Hope, estaba a la altura de esta promesa que consolidaba en Amanda Leigh, su álbum más personal hasta la fecha. 

Pero su desarrollo musical, íntimo y en la línea de los grandes cantautores del folk estadounidense se vio interrumpido por su matrimonio con Ryan Adams. Su último disco, Silver Landings, lo ha coescrito junto a su nuevo marido, Taylor Goldsmith, que ha demostrado apoyarla cuando más lo necesitaba. Pero en él trabaja con una fórmula más directa que acaba con esa incursión tentativa de Moore en el "pop barroco" con el que, antes del parón, "sonaba como si pudiese escoger cualquier emoción y melodía en el mundo y convertirla en música". 

 En 'This is us', Rebecca Pearson es persuadida para formar una familia que a priori no desea

En 'This is us', Rebecca Pearson es persuadida para formar una familia que a priori no desea NBC/This is us

 

This is us, ¿espejo de la realidad?

Aunque los paralelismos entre Ryan Adams y Jack Pearson son limitados, la situación de Mandy Moore es en muchos momentos análoga a la de su personaje en This is us, Rebecca, incapaz de alcanzar su realización personal a través del que siempre fue su sueño, la música. En la serie, su matrimonio es fuente de amor y de buenos momentos, algo que la actriz también reconoce haber experimentado junto al cantante: "Hubo un período de mi vida donde todo era precioso. Y me encontraba al lado de este ser fascinante que me mostraba el mundo desde una perspectiva totalmente diferente".

Pero en el narcisismo de su compañero, sus problemas de adicción y su lucha egocéntrica por el control, se encontró a sí misma desposeída de agencia, igual que Rebecca. "Durante un tiempo no fui una participante activa en mi propia vida", dijo Moore. "Vertí una parte enorme de mí misma en mi vida personal, que nunca estuvo a la altura de mis expectativas. Cuando por fin conseguí salir de esa situación, pude darme cuenta de que no me estaba honrando a mí misma, ni mis sueños, ni lo que yo quería en la vida".  

Ese es, en esencia, el conflicto incipiente de la protagonista de This is us: hallar el equilibrio entre sus aspiraciones, sus miedos, la realidad de su vida y los proyectos de su marido, que desea una familia por encima de cualquier cosa. 

 This is us - Capítulo 5: El plan de la Superbowl - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

¿De verdad te gusta tu regalo?

Anteriormente en Así Somos...

¿La toalla? Es terrible.

Debes ir por arriba y por abajo.

Irán pronto a la universidad.

Su alteza.

Necesitas una corona.

Hacemos una buena pareja.

Esos actores de Los Ángeles que vienen aquí

hacen un poco de teatro para sentirse bien.

Acabemos con esto, ¿vale?

- Te han dado el papel. - Perdón, ¿qué?

Creen que la niñera venderá entradas.

Lo hice todo mal contigo,

y tú lo has hecho todo bien.

Mira, es Kevin.

Es mi padre biológico.

Eso será una conversación más larga,

pero encantado de conocerte. Es un placer.

Cerveza.

Mamá.

Rebecca, tu hermana y tú debéis ir a jugar a otro sitio.

Tu padre quiere ver el partido.

Jack

¿Jack?

¿Jack? Si

Me niego a ser como mi madre viendo cómo mi padre

veía la televisión. Vale.

Así que enséñame.

Enséñame fútbol.

Hay una línea ofensiva, una línea defensiva y...

La zona de anotación.

El quarterback...

¡Eres un manta, Bradshaw! ¡Vamos, tío!

Ese tío tiene tres anillos de campeón, déjale.

Pero tenía a Franco bien abierto.

Eres un manta, Bradshaw.

¡Eres un petardo!

Típico de Bradshaw.

¡Super Bowl!

¡Hora de prepararse!

¿Ya?

Sí. Tengo que irme.

El Froggy's quiere que cante en su fiesta.

¿El domingo de Super Bowl?

Sí. El mejor público de todo el año.

Y las bebidas son gratis.

Así que llega pronto, ¿vale?

Llegaré antes de que Bradshaw caliente su brazo de mantequilla.

No te pases con Bradshaw.

No en esta casa.

Esa es mi chica.

¿Vendrán Miguel y Shelly?

Sí. Nos veremos allí.

Depende de si consiguen una niñera, que no aparezca muy fumada.

¿Por qué la gente tiene hijos?

Ni idea.

¿Estás bien?

¡Para!

Randall, despierta. Casi pones una pastilla de quimio en tu batido.

Tío Kevin, ¿por qué escribes en tu libro?

-Obra, cielo. Es una obra,

y el director quiere que trabaje en las escenas.

-Parece que escribes mucho.

Me están dando muchas indicaciones, William.

Tienes una gran voz. ¿Alguna vez has hecho voz en off?

Deberías hacerlo. En serio. Podrías ser...

...un búho en una peli de Pixar, ¿no? -Sí.

-Sin ánimo de ofender. -No sé por qué debería ofenderme.

Odio los arándanos. -Yo tampoco.

¿Desde cuándo? Desde ahora.

No es por el sabor, es la textura de la piel.

-Sí, yo tampoco quiero arándanos.

Ya, entiendo.

¿Alguna otra restricción alimentaria que el personal deba conocer?

No. Estás liado. Te haré una lista luego, cuando tenga tiempo.

Gracias, tío.

Tienes que comer algo, William.

Tostada, pastillas, zumo. En ese orden.

-¿Son medicinas?

-¿Estás resfriado, abuelo?

- El abuelo está bien. Solo son vitaminas.

Les has dicho a las niñas que es su abuelo,

pero no que está enfermo, ¿verdad?

Qué valiente.

Kevin, han pasado unos días desde que viniste.

Sin avisar.

Y es genial verte.

Es que me preguntaba...

¿Cómo decirlo amablemente?

¿Cuándo te vas a ir? Sí.

Ya.

Sí, bueno. Puedo irme en cualquier momento.

Me pareció una oportunidad de pasar tiempo con las niñas y vosotros,

pero...

Además, esta obra me tiene machacado.

Y el hotel es muy solitario.

Tengo una suite enorme para mí solo.

Ycuanto más grande es la habitación, más vacía parece.

Estoy ahí sentado, con sábanas muy buenas.

Tengo un minibar con aperitivos ilimitados,

jabones de avena caros, albornoces,

y lo único que hago es sentarme y pensar...

...en lo silencioso que es.

Nos lo quedamos. ¿Qué?

El hotel. Beth y yo nos lo quedamos esta noche.

No, Randall, ¿dónde conseguiremos una niñera?

Tenemos dos familiares viviendo en casa gratis.

Uno de ellos hizo de niñero en la tele.

De hecho, un au pair.

Técnicamente, interpretaba a un au pair.

Es diferente aunque mucha gente no lo sabe.

Era un au pair.

La serie iba a llamarse Vaya au pair,

pero El niñero ganó. Puedo yo cuidaré a las niñas.

Haré la maleta. Vale.

Buenos días.

Hola. ¿Desayuno en la cama?

Sí. ¿Qué he hecho para merecerlo?

No sé. Has hecho muchas cosas bonitas por mí,

y quería devolverte el favor.

¿Cortando cartón en cuadraditos y poniéndolos en un bol?

Son cuadrados de queso. Delicioso.

¿Qué hay encima?

Semillas de cáñamo.

¿Semillas de cáñamo encima?

Has tirado la casa por la ventana.

Me has convencido.

¿No vas a comer de esta comida inventada?

No.

Van a pesarme en la reunión de esta tarde.

¿Sabes qué?

A mí también.

Creo que tampoco debo comer. Qué mal.

¿Qué quieres hacer después de la reunión?

Estaba pensando en jugar al minigolf.

La última vez iba a 20 bajo par en el 18,

pero ese molino me cuesta la vida.

No puedo. Los Steelers. Domingo de futbol.

Domingo de futbol.

¿Con quién?

Con nadie. Yo sola.

Bueno, lo veré contigo.

No, gracias, no hace falta.

¿En serio?

¿Prefieres ver el fútbol sola que conmigo?

Sí. Es mi manía.

Tengo un pequeño ritual. Es una manía.

Tu manía es triste.

Para mí no.

Vale.

¿Qué tal esto?

Puedes ver el fútbol sola,

lo cual es del todo normal, pero conmigo.

¿Toby?

Esto es algo que hago sola. ¿Vale?

Claro.

Genial. Gracias por ser tan bueno. Si.

¿Me traes azúcar para esto?

Gracias. ¡Vamos, Steelers!

Gracias a Dios. ¿Ya podemos ver el partido ya?

Has estado fantástica.

¿Sí? ¿En serio? Sí.

Shelly, Miguel, allí están.

-¡Hola! Perdón por llegar tarde.

-Sí, malditos niños.

Íbamos a salir y la niña ha decidido vomitarle a Andy.

Casi me da a mí.

-¿Y qué hace Andy? Tiene cuatro años y es grandote.

Le ha dado una bofetada.

-En toda la cara.

¡No! ¿Y está bien? Muy bien.

Pero la niña se ha puesto a gritar como una loca,

y yo le he gritado a Andy todo cubierto de vómito

y le digo: "Andy, es un bebé. Le has dado una bofetada a un bebé".

Como podrás imaginar, eso ha ayudado mucho.

Andy ha empezado a llorar, y la niña y la niñera también.

Necesitamos tomar algo. Lo siento.

Vaya. Prométeme que nunca tendremos hijos.

Me apetece un chupito.

-Penoso.

No puede parar la carrera.

-¡Bradshaw da pena!

No, tendrá una segunda parte fantástica. ¿Verdad, cielo?

Sí, una gran segunda parte.

¿Estás bien?

Sí.

Vale.

En realidad, no.

¿Qué has querido decir...

antes cuando...

has dicho que te prometiera que nunca tendríamos hijos?

No tenía que haber dicho eso. Sí, pero lo has dicho

Lo has dicho dos veces.

Y no he debido hacerlo.

¿Vale?

Lo siento.

¿Sabéis qué deberíamos hacer?

Deberíamos pasarle más la pelota a Franco, ¿no?

Es que nunca hablamos del tema.

Y tampoco quiero hablar del tema.

Íbamos a hablar de eso en el futuro,

pero el futuro es ahora, Bec, y quiero tener hijos.

Vamos a por otra ronda. Vale.

Se acuestan a las 20:00 y a las 21:00

Se lavan los dientes, y a la cama.

Un whisky después del sedante y se van a dormir, ¿no?

¿Me he pasado? Escucha. Tranquila.

Vamos a pasar una noche tranquila en casa, ¿vale?

Las niñas van a jugar.

Yo memorizaré mis diálogos y lo haré sin libreto.

Que quede claro que no solemos dejar a las niñas una noche.

Y menos aún con dos hombres que no suelen estar con niños.

Uno de ellos es famoso por dejar a uno en una estación de bomberos.

Por favor, cuida de mis niña Por favor, no nos llames.

No. Llámanos si nos necesitas.

Pero no nos necesites. Una cosa más antes de iros.

Tess es la que bebe vino blanco, ¿no?

Y Annie, tinto, porque no quiero equivocarme

y que se enfaden.

Creo que me he vuelto a pasar. -Sí.

Bromea demasiado. No pasa nada.

Llámanos si necesitas algo.

No nos llames.

Tengo un conflicto con el control de galletas.

Así que lo que me resulta útil

es coger la porción de la caja,

colocarla en el plato

y luego guardar la caja.

Así sé cuántas galletas puedo comer.

Comer.

Así que si solo puedo comer diez galletas,

tendré las diez en el plato,

lo cual está bien, pero a la vez,

hay unas galletas que prefiero a otras.

Las saladas no me gustan tanto como las de queso.

Lo que hago con las de queso es poner unas pocas más en el plato,

pero seguiré racionándolas.

Si como saladas, quizá ponga diez en el plato,

pero pueden ser veinte si son de queso.

Pero igualmente guardo la caja,

y creo que eso es... una victoria.

Ella siempre viajaba por trabajo.

Estaba acostumbrado a estar solo, pero esto...

...es una soledad distinta.

Ella siempre viajaba por trabajo, estaba acostumbrado a estar...

Siempre viajaba por trabajo, estaba acostumbrado a estar solo,

pero esta era una soledad distinta, ¿sabes?

Creía que estabais viendo una peli.

Queremos hacer un desfile de Barbies.

Genial. Parece divertido. Hacedlo.

Necesitamos que seas el juez famoso.

-Claro.

El tema es que no puedo,

porque mañana tengo ensayo y quiero hacerlo sin libreto.

¿Qué es hacerlo sin libreto?

Significa que me sé mis diálogos.

Que sea el abuelo el juez.

El abuelo no es famoso. -Eso.

Su lógica es correcta.

Gracias. Vale.

¿Queréis ayudarme?

¿Queréis leer la obra conmigo?

- Vale. - Venga. Vamos a hacerlo.

William, hagámoslo. -No soy buen actor.

No importa. Solo necesito memorizar los diálogos.

Bien, Tess, empecemos contigo.

Tú serás Jessica, la mujer de David.

¿Por qué ella tiene que ser Jessica?

Porque tú serás Gracie.

¿Vale? Gracie es la madre de Jessica,

puedes mangonear a tu hermana.

¿Qué te parece?

William, algunas preguntas.

La primera, es un poco delicada.

-Adelante.

¿Sabes leer?

Sí, sé leer.

Lo sabía.

Era una broma. Claro que sabes leer.

Intentaba ser gracioso.

Por favor, lee la parte de Brad.

Genial. Vale.

Espera. ¿Adónde vas?

Tengo que hacer pis.

Y yo.

¿Qué estáis...?

Dios mío.

Gracias.

Así es como me gusta.

Cielo, este es el plan:

primero sexo.

Ahora mismo.

Sexo de adultos, sin niños en la habitación de al lado.

No tiene que ser un maratón de sexo, echar un buen polvo.

Y bajo ningún concepto nos dormiremos tras ver House Hunters.

No perderemos la noche durmiendo, ¿vale?

Lo haremos en la ducha.

En esa gran ducha no nos dormiremos.

Podemos pedir algo al servicio de habitaciones.

Así podemos terminar nuestro sexo justo cuando llegue el pedido.

Y nos pondremos los albornoces, comeremos hamburguesas.

No, espera. Espaguetis.

No, prefiero las hamburguesas.

Comeremos hamburguesas en la cama.

La gran pregunta es...

...qué ver en la tele de pago.

Espero que tengan la peli de Hugh Grant y Meryl Streep

donde hace de negra. Vamos.

Florence Foster Jenkins.

Cielo, tienen Florence Foster Jenkins.

Tengo un retraso.

Una semana y media, Randall.

Y me siento fatal.

Estuve masticando hielo

todo el día de ayer y casi vomito al ver la pizza,

y no me atrevo a ir a la farmacia a por un test de embarazo.

Cariño, me estoy agobiando.

Necesito que me calmes.

Hola, ¿cómo estás? Bien.

Pasa. Hay zanahorias, apio, brócoli. Sin salsa. De nada.

Gracias. Muy amable.

Y, Kate, él es mi gran amigo Shooter. Shooter, Kate.

-Un placer conocerte por fin, Kate.

Hola, lo mismo digo.

Buenas noticias.

Os gustan los deportes, así que fiesta de deportes.

-¿Qué piensas, Jack?

Parece que se decidirá en el cuarto cuarto.

¿Quieres hacer esto ahora?

Bien, hagámoslo.

Así que...

No te basta conmigo.

¿No te basta conmigo, Jack?

¿Volvemos a la barra? - Sí.

Nunca he dicho eso, solo digo que...

en algún momento tenemos que hablar de esto.

¿Quieres hacerlo ahora, en Froggy's,

durante la Super Bowl

Sí. Por favor, no queremos perdernos ni un segundo de vuestro drama.

¿Podrías no meterte?

Oye.

Cariño, los dos bromeamos sobre ese tema.

Los dos vemos a gente con niños y decimos:

"Menos mal que no somos nosotros".

Bromeamos. ¿Vale?

¿No puedo bromear? Yo no...

Tienes razón.

Tienes razón.

Y viniendo de la familia de la que vengo,

nunca me vi teniendo hijos.

Vale. Pero luego te conocí.

Y, hacemos una buena pareja.

Y me encanta nuestra vida.

Pero conforme maduramos, pienso que...

Pienso que debe haber algo más que solo los dos.

Muchas gracias por incluirme en este enorme cambio invisible tuyo.

Enorme.

Porque sabias cuando me conociste y te casaste conmigo,

sabias que no quería ser una de esas mujeres

cuya única meta en la vida era ser madre.

Si eso es lo que querías,

haberte casado con mi madre.

Pensaba más en tu hermana.

No me extrañaría.

Era una broma. No estoy lista, Jack.

Aún no lo estoy.

Solo tengo 29 años.

Casi 30. Sé los años que tengo.

Eh, tortolitos, por qué no discutir fuera.

¿Puedes callarte un momento? No te metas.

Nadie puede oír el partido con tus gritos.

Vaya. Debes aprender modales, colega.

Y tú, a controlar a tu mujer.

Y tú tienes que cerrar la boca.

Jack, siéntate.

Ven aquí. No merece la pena.

Jack, siéntate, por favor.

¡Jack!

Por Dios, Jack.

Jack, no.

Claro que deberíamos tener hijos.

¿No vas a decir nada?

Sí.

Pero ¿cómo?

Tomas la píldora a diario, ¿no? Sí.

¿Es que me has metido una por accidente en mi batido o qué?

No.

El mes pasado cambié de medicación, y puede que hubiera un breve período.

¿Un breve período?

Disculpa.

¿Un breve período, Beth?

¿No pensaste en decírselo a tu marido?

No pensé que fuera un problema.

Adiós a Charleston.

Perdona. ¿Qué?

Dentro de diez años,

cuando las niñas vayan a la universidad,

había pensado en prejubilarnos en Charleston.

Perdóname, Randall, pero ¿de qué narices hablas?

¿Desde cuándo quieres mudarte a Charleston?

Vi un reportaje en la CNN.

Hay buena calidad de vida, buenos restaurantes.

A veces, en el trabajo, busco casas por Internet.

Perdona por arruinarte tu sueño supersecreto de Charleston, cielo.

Mis problemas no son nada comparados con los tuyos.

No estoy diciendo eso. Una adivinanza.

¿Quién tiene dos manos

y pensaba volver a trabajar a jornada completa

y, quizá, comenzar a recordar quién era,

pero ahora tendrá que dividir su tiempo entre pañales

y ¿trabajar desde casa?

Esta chica, aquí mismo.

Son "dos pulgares". ¿Qué?

Lo haces mal.

Tienes que decir: "¿Qué tiene dos pulgares y va a...?".

¡Cállate! Qué maja, Beth.

Hola.

Y unos mentolados.

Por favor.

Mira qué imagen.

Que bien se ve.

Como si estuvieras en el partido.

Es una buena tele.

¿Es de plasma?

¿LED?

No estoy segura, pero... Oye, Toby.

- ¿Sí?

¿Os gusta la jícama?

-¿Plasma o LED?

-Ni idea. Kate, ¿jícama?

¿Qué? ¿Es una fruta o una verdura?

¿Puedes apartarte, Toby? Claro.

Shooter, cuéntale a Kate lo de esa vez que fuimos sin querer

a un concierto de Ashley Simpson.

-Tienes que oírlo.

Perdón. Toby, has pausado la tele.

Está en pausa.

Sí, solo un segundo. Escucha esto.

- Es una anécdota genial. No.

Vale. Sé que no es para tanto,

pero me gusta ver los deportes en directo.

Puede que solo sea cosa mía. Muy bien. Ahí va.

Ahora el partido va con retraso. Adelántalo.

Genial. Es tu equipo, ¿no?

- De la liga fantástica.

- ¿Qué es eso?

¿Sabéis qué? Siento interrumpir,

pero no me encuentro bien. Me voy.

No. Sí.

¿Estás segura? Sí.

No, Kate, quédate.

Shooter, un placer conocerte. Igualmente.

En serio, gracias por la jícama. Espera.

Luego hablamos.

¿Qué está pasando?

-"Tienes que olvidarla, David.

Esto es una locura. Se ha ido y nunca volverá".

-¿En serio que nunca has actuado? -No.

-Tienes una voz de seda.

-Sí.

-"¿Cómo voy a seguir adelante, David?".

No, yo soy David.

"¿Cómo voy a seguir adelante, Brad?

¿Y desde cuando eres experto en pasar página o experto en algo?".

-¿Vas a hacerlo así?

-No.

-Bien.

-Es tu línea.

Tess, te toca a ti. Presta atención.

-"Preferiría que no siguieras adelante.

Obviamente, yo no lo haré".

-No está bien.

No es tan fácil como parece, ¿no?

- No. - No. Vale.

"Ahí está. ¿La has visto?".

-"¿A quién, David? ¿He visto a quién?".

-"A ella, está ahí.

Y desde que murió, su fantasma me persigue".

-Espera.

-¿Qué pasa, cielo?

-¿Qué está pasando en la historia?

-¿No te enteras de la historia?

-¿Y tú?

-Claro. Sí. Claro que la sigo.

Ella muere. Está muerta.

Pero sigue regresando como fantasma.

-¿Cuando mueres te conviertes en fantasma?

-No.

No. Cielo, los fantasmas no existen.

-¿Y qué pasa cuando mueres?

Lo que ocurre cuando mueres es... que te mueres.

-¿Para siempre?

-Claro.

-O no. No lo sé.

Cielo, a ver...

¿Queremos o no queremos fantasmas? Porque puedo...

- El abuelo toma pastillas porque está enfermo.

¿Se va a morir?

-¿Por qué me preguntan eso?

¿Sí? Sí.

-¿Pronto?

Yo que vosotras no me encariñaría mucho.

No. No quería decir eso.

Bueno, sí, pero quería hacer gracia, era una broma.

Os diré algo sobre la muerte: es algo natural.

Es algo natural. Yo voy a morir, ¿vale?

Vosotras vais a morir.

Mamá y papá van a morir.

-¿Mamá y papá van a morir?

-No, Dios.

Es tarde. Hora de ir a la cama.

- Vamos, niñas. - Sí. Es hora de ir a la cama.

Que durmáis bien.

Gracias por ayudarme.

No olvidéis lavaros los dientes.

¿Cuándo supisteis que queríais hijos?

A los cuatro meses de su primer embarazo.

Rebecca cree que si...

tenemos hijos, nuestras vidas se acabarán.

Tiene razón, colega. Sí.

Tiene toda la razón. Despídete de esta vida.

¿Y si no quiere tener hijos?

¿De verdad, ¿no podrías superarlo?

Voy a buscar a Shelly.

No es la noche que tenía planeada.

Lo sé.

¿Miramos?

Espera vamos a...

vamos a darle como...

Treinta segundos más.

Bueno.

Vas a poder trabajar más,

y yo menos.

Contrataremos una niñera.

O un niñero. Dios, no.

Si sigues queriendo esa casa de vacaciones.

Ya no.

Daría problemas.

Preocuparme por huracanes

o si se cuelan unos chavales

y la usan para... dios sabe qué.

Esos malditos niñatos de Carolina del Sur.

Un hijo...

tampoco estaría tan mal.

Nos salen buenos críos.

Desde luego.

Desde luego.

A las niñas les encantaría.

Se volverían locas.

¿Qué tienen...

"dos pulgares" y quiere tanto a su mujer que duele?

Queda mejor con "dos pulgares".

Me gusta como lo haces tú.

Y a mí, me gusta tu cara.

¿Lo hacemos?

Esa conversación ha salido fatal, ¿no?

Randall me va a pegar por eso.

Tengo que hablar con las niñas.

¿Qué voy a decirles?

Es obvio que no soy yo quien debería hablar con ellas

sobre las complejidades de la vida y de la muerte.

-Haces eso mucho.

-¿Qué hago mucho?

-Dudar de ti.

Lo hacías muy bien, Kevin.

En esa serie.

-¿Veías El niñero?

Antes de venir, tenía una tele vieja con solo tres canales.

Me encantaba esa serie.

Y recuerdo que pensaba que tenías mucho talento.

Me gustaba ese en el que perdías al bebé.

Dios, "El Niñero arde". - Sí.

- Sí, fue un episodio de mucho éxito. -Sí.

-Sí.

Nunca debí dejar esa serie.

Yo, nunca debí venir aquí, está claro.

Hacer de tío, hacer teatro...

Yo, no estoy hecho para el teatro.

Ya empiezas otra vez.

Para ti es fácil decirlo, ¿no?

Eres el búho sabio de una película de Pixar.

Yo soy, el perro labrador tonto.

-Soy un exdrogadicto que se muere.

-Lo que tú digas.

-La gente adora a los labradores.

-Dijo el búho sabio.

¿Sabes qué pasa?

Es esta obra.

Esa gente con la que estoy trabajando.

Son listos que te pasas.

Son brillantes y a mi me miran como si fuera ridículo ¿vale?

Lo que me hace pensar que sí lo soy, y no paro de darle vueltas.

Ya ni siquiera sé de qué va la obra.

- ¿De qué pensabas que iba cuando la leíste por primera vez?

Es... te va a parecer estúpido.

-Dijo el tonto del labrador.

Si eso, tú o tener hijos, tú ganas.

Siempre.

Sin duda.

A mi padre

le gustaba el fútbol más que nada.

Muchas veces...

no quería saber nada de mí.

Pero si estaba viendo el fútbol, me dejaba sentarme

a ver el partido con él.

Siempre que me sentara en el suelo

y no hablara mucho.

Siempre imaginé que cuando yo tuviera hijos,

también vería los partidos con ellos.

Pero yo les dejaría hablar.

Tan alto como quisieran.

No sé qué es lo que me pasa.

No te pasa nada, Bec.

Todas mis amigas de mi edad tienen hijos.

Todas ellas.

Quizá es porque sigo cantando en el Froggy's

y no he triunfado como yo me esperaba. No sé.

Porque la verdad es que,

cuando cierro los ojos y pienso en nuestro futuro,

nos veo con hijos, Jack.

Ya.

Solo qué,

me encanta nuestra vida.

Me encanta la de ahora.

Me da mucho miedo cambiarla.

Yo no quiero cambiarla.

No quiero que nada cambie entre nosotros, ¿vale?

Entre lo que tenemos tú y yo.

Nada.

Perdona por presionarte todo el día.

Es que,

Solo te quiero a ti.

Los Steelers han ganado la Super Bowl.

Los Steelers han ganado la Super Bowl.

Bradshaw ha sido elegido mejor jugador.

Mi hombre.

Sí.

Lo soy.

Lo eres.

Hola.

Hola.

Bueno, entonces...

¿Qué ha pasado hoy?

Te he dicho que quería ver el partido sola.

Entonces, ¿por qué has accedido a venir a casa?

No lo sé,

no quería... ...parecer una rarita.

Vale, ahora lo sé.

No podemos quedar los domingos para ver fútbol. Entendido.

Pero no es solo por el fútbol.

¿Entonces, por qué es?

De pequeña,

veía a los Steelers con mi padre.

¿Vale? Todos los domingos.

Hasta que me hice mayor

me vine aquí. Perdí la costumbre.

Hasta la final de 2006

cuando jugaron contra los Broncos, ¿te acuerdas?

No.

En fin, yo...

quería verla con mi padre.

La vi, y ganaron, ganaron la Super Bowl.

Y eso...

...es lo que hago ahora.

Veo a los Steelers

y los veo con mi padre.

Parece un buen tío. Me gustaría conocerle.

Bien, de acuerdo.

Sí.

Vale.

Sé que te resultar un poco siniestro...

¿Ese es tu padre?

Jack.

Sé que suena ridículo y cutre,

pero el fútbol es una parte muy importante de mi familia.

Importantísima.

Yo no estaría aquí si no fuera por el fútbol.

Me concibieron en un baño durante la Super Bowl.

Hola.

Perdonad por la broma de antes.

¿En serio no vais a perdonarme?

De acuerdo.

¿Y si os cuento un secreto...

...que nunca he contado a nadie?

-Te escuchamos.

-Vale.

Pero no podéis contárselo a nadie.

Es muy privado lo que os voy a contar.

-¿Cómo lo de que saliste con Demi Lovato?

Todo el mundo sabe.

-¿Sabéis qué? No es sobre Demi Lovato,

y solo somos amigos.

A veces yo... pinto.

Nadie lo sabe. Ni siquiera vuestra tía Kate.

Cuando recibo un guion, lo primero que hago es,

pintar lo que me hace sentir.

Pinté esto...

después de leer esa obra por primera vez.

Así que,

Se que os he asustado antes.

Con tanto hablar de fantasmas y muerte,

y esas cosas de adultos que leíamos,

cosas de adultos muy confusas.

Así que

quería subir y enseñaros mi cuadro,

y contaros de qué creo que va mi obra.

Porque he pensando qué

para que nos sintamos un poco mejor.

Pero debéis prometer no reíros de mí.

Esto, bueno,

Sí, pinté esto porque sentí que la obra va de la vida.

La vida está llena de color,

y todos podemos coger y añadir nuestro color al cuadro.

Aunque no es muy grande, el cuadro

pensaba que sigue eternamente en todas las direcciones.

Es como el infinito.

Porque la vida es así.

Es una locura si piensas que hace cien años,

un tipo al que nunca conocí

llegó a este país con una maleta,

y tuvo un hijo,

que tuvo un hijo,

que me tuvo a mí.

Al principio, cuando estaba pintando

creí que aquí arriba está su parte del cuadro

Y aquí está mi parte del cuadro.

Y luego empecé a pensar

y si todos estuviéramos en el cuadro en todas partes.

¿Y si estamos en el cuadro antes de nacer?

¿Y si estamos en él después de morir?

Y esos colores que añadimos,

y si se van añadiendo uno encima del otro,

hasta que, al final,

ya no somos colores distintos.

Somos una cosa,

un cuadro.

El gorro de la suerte. El gorro de la suerte.

Mi padre ya no está entre nosotros.

No está vivo, pero está con nosotros.

Está conmigo cada día.

Todo encaja de algún modo

y aunque no entendamos cómo todavía

hay personas que morirán en nuestra vida,

personas que queremos.

En el futuro, tal vez mañana,

tal vez dentro de muchos años.

Es bonito pensar que solo porque alguien muera,

porque ya nopuedes verlos o hablar con ellos,

no significa que ya no sigan en el cuadro.

Yo creo que esa es la clave de todo.

Que nadie muere.

No es, o tú, o yo, o ellos.

Es nosotros.

Y esta chapuza, llena de color y de magia

que no tiene ni un comienzo ni un final,

esto de aquí,

somos nosotros.

This is us - Capítulo 5: El plan de la Superbowl - ver ahora

Ponte al día A la carta con los capítulos 5 y 6 de This is us y síguela con nosotros en Corazón y tendencias.