Enlaces accesibilidad
RTVE estrena 'Explota Explota' y 'Sentimental'

Así hemos vivido las jornadas de 'Somos Cine' en el Festival de San Sebastián

Por
Somos Cine - Los mejores momentos del Festival de San Sebastián

Pese a las restricciones sanitarias y a las inclemencias del tiempo, la 68ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián ha servido, imparable, de escaparate para las últimas novedades del cine español. Con bailes, risas y palabras de agradecimiento, el pasado miércoles y jueves se han presentado en el evento dos películas participadas por RTVEExplota Explota, una comedia romántica musical con canciones de Raffaella Carrà dirigida por Nacho Álvarez, y Sentimental, de Cesc Gay, que se sumerge en una crisis matrimonial con toneladas de ironía y de absurdo. RTVE Digital ha estado allí para charlar con el equipo artístico de las dos películas y celebrar nuestro cine en los photocalls, las alfombras rojas y en una rueda de prensa llena de humor moderada por Elena S. Sánchez. Estos han sido los mejores momentos.

El 'mini flashmob' de Explota Explota

Ingrid García-Jonsson, Natalia Molina, Fernando Tejero y Fran Morcillo protagonizaron la gran sorpresa del Festival este miércoles 23, cuando, supervisados y acompañados por el coréografo Toni Espinosa, los actores de Explota Explota rompieron a bailar al finalizar el photocall en la terraza del Auditorio Kursaal. Al ritmo de "En el amor todo es empezar", el tema de Raffaella Carrà —que Ana Guerra ha versionado para la película—, el elenco llevó preparada esta simpática coreografía.

Ingrid García-Jonsson, Natalia Millán y Fernando Tejero bailan en el Festival de San Sebastián

Directo desde la alfombra roja

Con un vestido de lentejuelas de Gucci, Ingrid García-Jonsson ha sido la estrella más brillante de la alfombra roja de San Sebastián. Antes del estreno de la película, la actriz tuvo tiempo de hablarnos de su personaje: "Es una chica con un gran espíritu, muchas ganas de divertirse, de pasarlo bien y de disfrutar, y que con esa energía y ese buen hacer consigue contagiar a toda la gente que está a su alrededor. Es una película muy divertida y la gente va a conocer a un personaje muy entrañable".

"Es tan maravilloso, tan mágico que con todo lo que está pasando estemos aquí, aunque sea en formato reducido, yo lo estoy disfrutando mucho", dice Natalia Millán, la mentora de Ingrid en esta película que ha acudido a su primer Festival en este año tan raro. "No sabíamos lo oportuna que iba a ser esta película en este momento, cuando terminamos de rodar, cerca de las Navidades, no teníamos ni idea de lo que esperaba a la vuelta. La gente va a ver una experiencia de colores, de música, de vitalidad, de optimismo, una comedia que nos va a ayudar a todos a salir del cine animados. Y hay que ir al cine, porque es seguro".

Fernando Tejero interpreta a un personaje complejo, uno de los antagonistas del film que, pese a todas sus faltas morales, también es una víctima de la censura que sufrió la televisión de los primeros años 70: "Ha sido difícil, porque no puedes juzgar a un personaje si lo vas a interpretar". Y es que la película, pese a su tono desenfadado y colorista, se aproxima a temas políticos: acoso sexual, misoginia o represión son las líneas subyacentes a las que los personajes deben sobreponerse. "Es importante que estéis atentos, porque Explota Explota habla de cosas muy importantes", explica el actor Fran Morcillo

Cesc Gay: "Muchos directores no existiríamos sin RTVE"

El jueves 24 tuvo lugar en el Auditorio Kursaal la rueda de prensa de Somos Cine, que puso en valor el trabajo de promoción del cine español que realiza Televisión Española. Cesc Gay, que desde su debut ha visto sus películas participadas por RTVE, ha querido agradecer este apoyo en el evento que contó, por vía telemática, con la presencia de Belén Cuesta Griselda Siciliani. Desde la mesa, Javier Cámara, Fernando Tejero, Nacho Álvarez e Ingrid García-Jonsson —que compartió su secreto para aprender a bailar delante de todo el mundo— compartieron bromas y confidencias y respondieron todas las preguntas acerca de Explota Explota y Sentimental

La comedia española según Javier Cámara

Antes del estreno de Sentimental, Javier Cámara nos habló de esta comedia que transita la fuerte pelea de una pareja desencadenada por sus curiosos vecinos: "La guerra en pareja es la guerra más cruenta que alguien puede vivir nunca y aquí vais a disfrutar con dos parejas que sufren de verdad. Reírse de los demás es divertido, ¡en eso se basa gran parte del humor de nuestro país! Pero si no te ríes de ti mismo no vas a ningún sitio, y aquí también vas a reírte un poco de ti mismo".

Viggo Mortensen recoge el Premio Donostia

Nervioso y emocionado, el actor recogió por la tarde el Premio más prestigioso del Festival, que se le concede a una carrera larga, diversa y arriesgada, llena de apuestas por el cine español e independiente. "Gracias a los que siguen yendo al cine, dan la oportunidad de contar historias". El momento más llamativo de la ceremonia tuvo lugar cuando el capitán de la Real Sociedad, Asier Illaramendi, le obsequió con dos camisetas del equipo por su gran afición al deporte

Tras la emisión televisada de la entrega de premios, La 2 le rindió homenaje con el documental dirigido por Santiago Tabernero, Muy Especial Viggo Mortensen, un retrato íntimo del actor a través de sus compañeros más allegados. Uno de ellos es Javier Cámara, que sobre la alfombra lo tuvo muy claro: "¡Hoy en Donosti es el día de Viggo!"

Festival de cine de San Sebastián 2020 - Premio Donostia: Viggo Mortensen - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

(Aplausos)

Buenas tardes.

Bienvenidos,

bienvenidos todos a esta gala de un Festival de Cine 2020

que es tan atípico y tan especial. Hoy, como bien saben,

venimos a entregar el único Premio Donostia de este año

a un grandísimo actor

como es Viggo Mortensen.

¿Cuántas marcadas, cuánto registros es capaz de atesorar

el rostro de un gran actor?

Sorprendiéndonos y entusiasmando

con su capacidad de encarnar combativos y con arranque,

intelectuales reflexivos, seductores y canallas.

Un impresionante espectro de personajes avalan su trayectoria.

Nada le es ajeno, arrojo, picardía, vulnerabilidad,

sentido y sensibilidad

asoman en la pantalla en cada plano.

Viggo Mortensen es también es incansable fuera de las películas.

Escribe, se dedica y a la pintura abstracta y compone música,

entre otras actividades.

Nadie se ha sorprendido al verla este año,

se ha puesto al otro lado

de la cámara para dirigir su primera película.

Viggo Mortensen está profundamente comprometido con su oficio,

también con el mundo que nos rodea. Se crece ante los obstáculos,

y lucha por lo que entiende que es justo y relacionable.

Ha encarnado a un espadachín,

un vaquero de mandíbula fuerte,

un vagabundo de carretera,

y un mafioso ruso luchando contra las fuerzas de este mundo

y más allá.

Siempre a favor de la supervivencia.

La capacidad de hacer temblar

el suelo con el solo hecho de fruncir los labios

y alumbrar el plano con una sola mirada,

como si de un faro se tratara, no está en manos de cualquiera.

(Música)

Dile que le agradecemos sus palabras, pues es un tercio español.

(Música)

(Música)

(Aplausos)

Si bien es cierto

que las excepcionales circunstancias que vivimos

les han impedido viajar a San Sebastián,

también es verdad que Viggo Mortensen

tiene amigos no menos excepcionales que han querido estar hoy presente.

Hola, Viggo.

Quería felicitarte por esta gran distinción,

que muy merecida la tienes.

Sabes que te queremos un montón,

en Argentina estamos muy pendientes de vos,

y es muy merecido, un gran abrazo,

estamos acá, en esta que es tu casa el Argentina.

Mira, esto lo vas a tener cuando vuelvas a Argentina.

Un abrazo, muchas felicitaciones. Chao, Viggo.

(Aplausos)

A veces triste, otras veces violento, tierno o despiadado,

es difícil no ceder ante su capacidad para asombrar.

Este año en el que el Festival no ha querido rendirse,

queremos recibir con cariño y admiración al gran Viggo Mortensen.

Recibamos con un fortísimo aplauso

al Premio Donostia 2020, Viggo Mortensen.

(Música)

(Aplausos)

(Aplausos)

(Aplausos)

No eran pocos los candidatos a dar el premio,

pero solo a uno le corresponde ese honor.

Recibamos al director y guionista Agustín Díaz Yanes.

(Música)

(Aplausos)

Ha quedado muy claro la pasión

que Viggo Mortensen siente por el fútbol,

y no queremos dejar escapar la oportunidad

para darle un obsequio de su equipo y del maestro.

Tenemos con nosotros a Asier Illarramendi.

(Música)

(Aplausos)

Está, ¿no? -Sí.

¿Puedo? Gracias.

Bueno, no sé qué decir.

Es emocionante todo esto, no me lo esperaba.

No me lo esperaba así.

Muchas gracias al equipo del festival,

y a todos ustedes de parte de mi familia,

y de mis amigos,

que están tan contentos como yo por el honor que me hacen hoy.

Si me permiten,

voy a apoyar esto acá, un segundo.

-Te lo guardo. -Gracias, amigo.

Voy a apoyarme en algunas cosas que he escrito.

Mira, para la cena.

Voy a apoyarme en unas cosas que he escrito,

porque si voy galopando a rienda suelta,

me enrollo como una persiana, y esto no se termina nunca.

Además, hay una película

que estoy ansioso por ver lo antes posible.

Muchísimas gracias a todos los que han acudido a la gala.

Buenas tardes, muchas gracias a los que han venido.

Me gustaría felicitarles

por la fuerza y la suerte

que tienen para seguir vivos

y también por el amor que muestran hacia el cine.

(Aplausos)

Les felicito por la tremenda suerte que tienen de seguir vivos,

y por el amor que demuestran

hacia el cine estando acá.

(RÍE)

Con la camiseta, con todo.

-Esto es para ti también.

Cualquier cosa, si quieres...

-Cambiamos.

-El hecho de que Agustín Díaz Yanes me haya entregado

el Premio Donostia me hace muy feliz,

no solo es una excelente director y guionista,

también es un buen amigo mío, gracias de corazón.

Gracias a todos los que están en la sala,

y a la gente en todos los lados que sigue yendo al cine,

porque con su presencia

nos da la oportunidad

para seguir compartiendo las historias

que a veces nos marcan,

y alguna vez nos unen a todos.

A mi ver,

un reconocimiento como ese lindo premio,

lo que destaca

es la la larga historia del cine.

Sobre todo,

la promesa del cine como modo de expresión

y de comunicación creativa.

Cuando pienso en la impresionante lista

de los artistas que han recibido

el Premio Donostia,

me siento muy afortunado por ser incluido en esa tradición,

y en esa promesa.

Lo valoro como un gran incentivo para seguir aprendiendo

y mejorando en mi oficio.

Yo intento seguir el ejemplo

de cineastas que admiro,

incluyendo a artistas como Tano, David Cronenberg,

y Varda, entre otras maestras y maestros.

Los que ellos me han enseñado

de la importancia de no mostrar nada, de no subrayar nada,

si no la de crear en el espectador

el deseo de ver y de involucrarse por sí mismos.

Bueno, en función, está claro,

de la calidad de nuestras historias, y las maneras de interpretarlas.

A ver qué más.

Hasta ahora no he leído nada.

A ver si me animo.

Bueno, ya me estoy enrollando un poco,

así que voy a terminar

con una pequeña reflexión sobre el momento actual.

El COVID 19 nos ha jodido a todos, de una manera u otra.

Y seguirá jodiéndonos durante un buen rato, lo sabemos.

Pero por otro lado,

es solo un obstáculo más de nuestra existencia,

siempre hemos vivido con la incertidumbre.

Puede que seamos más conscientes

de ello en este momento.

La incertidumbre es ley de vida,

pero no olvidemos que la vida es un regalo.

Hemos de seguir adelante acompañando a los que están solos,

y honrando a los que ya no están,

haciendo lo mejor posible con lo que podemos imaginar, así es.

Bueno.

Que viva el Festival

de Cine de San Sebastián, y el cine.

-Las mascarillas.

(Aplausos)

-Gracias.

(Aplausos)

-¿Qué hacemos? -Irnos.

(Aplausos)

¡Aguante el ciclón!

(Aplausos)

Muchísimas gracias

a todos por estar entre nosotros en esta emotiva noche,

y sigamos disfrutando del cine.

Una vez más, muchísimas gracias por venir al cine. Disfruten.

(Aplausos)

(Música)

(Música)

Festival de cine de San Sebastián 2020 - Premio Donostia: Viggo Mortensen - ver ahora
Festival de cine de San Sebastián 2020 - Especial Viggo Mortensen - ver ahora
Transcripción completa

-Te lo quería dar a ti. -Lo que pasa es que eso...

¿Lo quieres tener cerca, Viggo? -Ponlo en el suelo.

-O en el suelo. -En la mesa. Como quieras.

-No pasa nada, lo pongo en el suelo.

-Si me equivoco, me voy para atrás. -Exactamente.

-Si me excito, pues...

Aquí estoy. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete...

Yo te miro a vos, ¿no? -Sí.

Pues estoy grabando.

-"Especial Viggo Mortensen", toma uno.

Muy especial.

-Muy especial.

(Música suave)

-Creo que encaja perfectamente con la ilustre tradición

de grandísimos actores y directores que consiguieron el Premio Donostia.

-Sin desmerecer a los anteriores, creo que es la gran elección.

Creo que Viggo se lo merece por todo.

Por cómo es como actor él, como actor internacional,

y por todo lo que ha apoyado al cine español.

-Me parece que hacen muy buena pareja el festival y Viggo, francamente.

Creo que los dos tocan un color parecido

en cuanto a la sensibilidad del festival y de Viggo.

Así que felicidades a los dos.

-Gracias, Viggo, por dejar una huella tan hermosa y tan única en el cine,

a la que siempre me gusta volver.

(Música animada)

(GRITA)

Tendrán hambre, ¿no?

(GRITA)

(GRITA)

(GRITA)

¿Qué pasa, Doc? Las ardillas terminarán comiéndoselo.

-Recógelo, Tony. -La naturaleza se ocupará.

-Recógelo. -Ah, Señor...

Reconozco que he tenido mucha suerte, que he sido afortunado, en cuanto...

a lo que me ha tocado,

las muchas buenas producciones en las que he podido participar,

a veces con grandes artistas.

Pero también he sido muy terco.

-Yo tuve la suerte de poder trabajar con Viggo

antes de su fama mundial,

que vino por "El señor de los anillos",

cuando era...,

como le llamaba, me acuerdo, la revista "Vanity Fair",

un poco antes de eso le había llamado

"el secreto mejor guardado de Hollywood".

Y hacía muchos secundarios en películas grandes.

Y luego tenía una faceta, que hacía mucho cine independiente.

Cuando el cine independiente merecía ese nombre.

Mi casa es su casa.

Gracias.

De nada.

-A mí me gusta mucho la carrera que está haciendo Viggo.

Cómo elige, pudiendo elegir tanto como él puede elegir.

Creo que está haciendo una carrera muy honesta,

muy artística.

Muy bonita eligiendo personajes muy distintos.

Pero, sobre todo, destacaría

cómo elige.

-No hay cuentos nuevos, digamos, pero...,

pero hay infinitas miradas

sobre el mundo y sobre los cuentos que existen.

Y por ahí voy, buscando.

Es muy subjetivo eso.

Pero es lo que hago,

y con la suerte que he tenido, a veces,

he tenido la oportunidad de elegir un poco.

-Le he visto también rechazar muchas películas grandes,

muchos malos de James Bond y cosas así,

que le daban a lo mejor mucho dinero, pero no tantas satisfacciones

como le han dado otros papeles en películas más pequeñas

y quizás menos vistas.

-Yo tengo un pequeño problema

con mi gente y sus soldados.

Mucho... malo...

¿Puede hablar mañana con...? -Claro.

-Yo siempre he pensado que si un artista,

una persona,

es fiel a sí mismo,

ahí es posible que uno pueda conectar con un público, con otras personas.

Y yo elijo así. No tengo una estrategia global

para llevar mi carrera.

He tenido mucha suerte, pero también soy testarudo.

Si una cosa no me gusta, aunque digan "pero está este director"

o "te pagan esto"...

Si no pienso que soy la persona adecuada,

soy el primero que va a decir no.

(Música emotiva)

-El éxito de la trilogía me dio muchas oportunidades

para elegir, más oportunidades que había tenido antes.

Y también me mostró la cara de...,

de la tentación.

(Música suspense)

La suerte que tengo yo es que el dinero

nunca me importa mucho, hasta que se acaba.

Entonces, como cualquiera, voy corriendo a ver qué hago,

cómo hacemos, para pagar la renta,

para hacer lo que hay que hacer en la vida.

Y la fama siempre...

la he visto un poco de reojo,

como un arma de doble filo.

¿Sabes? Puede ser útil, pero tiene mucho peligro.

David Cronenberg

ha sido y es un maestro muy importante para mí.

Por suerte, somos buenos amigos.

Hemos hecho tres películas

y nunca hemos perdido el contacto desde que nos conocimos.

-Es un director inusualmente inteligente,

astuto,

irreverente.

Y muy importante, tiene un sentido del humor tan...

agudo como absurdo.

Y todo eso me va.

No importa si es una escena que estás sentado

y estás hablando diez páginas

o una pelea en un baño turco.

La preparación es...,

es lo más importante, ¿no?

-Es un actor que tiene una coordinación extraordinaria

y que mentalmente, como él dice, prepara las secuencias de acción

como si fuera una secuencia de diálogo.

-Un día te van a matar, mi amor. -Puede ser.

(Canción en euskera)

Cuando leo el guion por primera vez, me pregunto...

qué pasó antes de la primera página,

de dónde viene esta persona.

Cómo empezó y se desarrolló su vida

hasta la página número uno.

(Telefonillo)

Estas preguntas contienen infinitas posibilidades para el estudio

y para la preparación, y el esfuerzo de contestarlas

también te puede calmar los nervios un poco, la verdad.

Te distrae un poco. Estás trabajando sobre el proyecto,

pero no estás pensando "qué voy a hacer el primer día

de rodaje" y "no sé si lo voy a hacer mal".

Lo vayas a hacer mal o bien,

lo mejor es ponerte manos a la obra y ya está.

(Música)

-Había días que afrontaba las secuencias con miedo,

y cuando ves un actor con esa experiencia,

con esa madurez, con ese background que traía,

pues te sorprendía bastante,

pero yo creo que es parte de su profesionalidad,

parte de su forma de ser

y parte de no estar convencido nunca con lo que termina de hacer.

Creo que siempre intenta mejorar, y para mí...,

para mí es algo importante.

-Cuando leo un guion

que tiene una apuesta narrativa para mí interesante, original,

pero que también me da miedo, un poco de miedo,

entonces sé que podría ser la buena senda para mí.

O sea, miedo a lo desconocido.

El miedo de siempre

a la eterna posibilidad de fracasar.

-Si empezás con el miedo adentro, no te lo saca nadie.

Sé lo que digo.

Y eso es igual para los cerdos que para los hombres.

El miedo, aunque no lo veas,

y aunque no lo vean,

lo llevás adentro.

-A mí me asombra de Viggo su trabajo tan minucioso, tan...

Es como miniaturista. Construye los personajes

desde un montón de reflexiones, desde ángulos distintos.

-Cada vez es más detallado el trabajo de preparación,

y es lo que me gusta. Me encanta ese trabajo.

-Siempre, en cualquier trabajo que hagas,

encuentro afinidades,

encuentro esa especie de conciencia

que tú creas en los personajes.

¿Señorita Martínez?

Sí. ¿Te conozco?

Sí.

No me acuerdo de ti.

Hace...

treinta años.

-Lo más admirable de Viggo es la calidad humana que tiene.

Creo que la calidad humana le acerca más a los personajes,

le hace comprenderlos mucho más.

Creo que se tira al barro

y que entra a los personajes desde dentro,

que los viste y les hace el traje.

-Yo creo que cuando uno elige a los personajes,

tiene que saber llevarlos a buen puerto,

conducirlos bien.

Yo creo que Viggo es un buen chófer

de sus personajes.

-"El chófer del personaje". Es muy lindo eso.

Y sí, es verdad.

Es verdad que si uno toma en serio el desafío de...,

bueno, el trabajo de construir un personaje,

uno llega a ser el guardián de esa construcción,

junto al guionista y el director, claro está.

-Fue un trabajo de colaboración muy interesante ver cómo...

Yo solo hice un pequeño personaje con él,

pero cómo lo enriquece, cómo lo construye, cómo le da vida.

-Estos chicos querían ver la casa. ¿Por qué no entrás y recogés un poco?

-Ya está recogida.

-Qué bien que madrugaste vos.

-Yo no juzgo a los personajes que hago.

Casi todo vale, me parece.

Te pones una piedra en el camino, te pones un obstáculo,

cuando empiezas a decidir si te gusta o no el personaje.

-Necesito que me ayudes.

-Si estás de acuerdo con él o no.

-Por nosotros.

Envidia. Envidia de mis desvelos.

-Eso no te ayuda a hacerlo.

-Curiosamente, es un actor que, de alguna manera,

sin llegar a extremos bizantinos de complicación como otros,

que quieren demostrar que no son solo guapos

haciéndose los feos,

siendo tan guapo como es y sin querer esconderlo nunca,

le ha prestado muy poca atención a ese aspecto de galán

y ha huido mucho

de representar al galán.

Esa distancia también con su propio físico,

que yo creo que la tiene,

porque creo que es tan guapo el jodido que no se da ni cuenta.

No es consciente de que es tan guapo, se lo tenemos que decir los demás.

Imagino que a Paul Newman le pasaría algo parecido, ¿no?,

que era tan guapo que le daba igual.

No,

no hay nada mejor

que probar un primer beso,

y más de ti.

Veo tantos colores

y todos mis sentidos

estallarán

de tanto amarte.

-Él venía a Alatriste como una gran estrella internacional.

En aquel momento probablemente sería el actor más conocido del mundo

después de hacer "El señor de los anillos".

-Buenos días, Diego.

-Alatriste.

-Lo de "capitán" es un apodo, supongo.

-Sí, excelencia.

-Y aunque aquí nuestros actores españoles

eran las grandes figuras del cine español,

pero joder, claro, llegó Viggo.

-Diego, te has metido en un buen lío.

-Eso imagino.

-Yo personalmente estaba muy emocionado

de trabajar con Viggo Mortensen.

-En cierta manera, estaba bastante acojonado

de compartir cartel con una figura tan grande,

pero la verdad que él me lo puso muy fácil desde que llegó.

-Tienes buen aspecto.

¿Cómo te van las cosas en la corte? -No puedo quejarme.

-Y Viggo inmediatamente lo que hizo fue...

hacer pandilla.

O sea, nada de "aquí estoy yo",

"yo ruedo y después cojo un avión privado y me voy a París".

No, no, no. Hizo pandilla,

pero pandilla, que a mí me impresionó mucho, a la española.

Pero a la española de cuando yo era niño,

de regalos, salir todos juntos, ir a cenar todos juntos...

-Fue una experiencia inolvidable empaparme del Siglo de Oro

en compañía de tanta gente talentosa.

-A mí me sorprendió mucho un día.

Estaba aquí, en casa, y recibí un paquete enorme,

grandísimo, que pesaba mucho, y empecé a abrirlo

y había una selección de músicas de Juan del Encina,

la biografía del conde-duque de Olivares,

libros de caballería, varios libros de Pérez-Reverte,

libros de espadas, de espadachines...

Toda la época del siglo XVII.

Había 20 libros, tres CD...

Y después había una dedicatoria muy bonita de, sorprendentemente,

Viggo Mortensen, que me decía algo así como:

"Espero que esto te sirva. Es lo que estoy leyendo

y lo que me está sirviendo a mí". Me quedé ojiplático.

Dije: "Ah, vale, las estrellas hacen estas cosas tan bonitas".

-Hay una anécdota que la noche anterior

compartimos en un pueblo perdido cerca de Úbeda o de Baeza,

compartimos una noche de confidencias,

y no sé de qué manera, pero al día siguiente

en mi caravana apareció mi nombre escrito con Sugus de colores.

Esa noche le confesé que yo de pequeñito

tuve problemas con los Sugus.

Tuve unos problemas de adicción bastante serios.

Lo que no sé es cómo consiguió tres kilos de Sugus en aquella noche

y a qué ahora apareció en mi caravana para dibujar mi nombre.

Y encima la mayoría eran azules, los de piña, los que más me gustaban.

-Eso es Viggo cien por cien. Es su gran talento además,

porque es un gran unificador de voluntades.

-Cuando digo que soy entrometido como actor,

eso quiere decir que me interesa lo que hacen los demás.

Los días que no estoy rodando,

o las horas que no me toca, que podría estar en mi camerino

o irme a tomar una cerveza, lo que sea,

pues estoy en rodaje para ver qué pasa.

Porque todo lo que pasa en el rodaje de una película,

aunque yo solo tengo una escena, tiene que ver un poco...

Me va a afectar.

O yo afecto a lo que pasa ahí también.

-Viggo absorbió toda la responsabilidad del rodaje

como gran estrella internacional que era.

La absorbió para bien, no para mal.

No dio el coñazo, sino todo lo contrario.

Y me permitió a mí hacer más o menos lo que yo quería

sin ningún problema. Me ayudó en todo.

-Puedes tener entre manos un guion excelente

y hacer una película bastante mala.

Puedes tener entre manos un guion mediocre,

o incluso algo malo,

y hacer una película inolvidable, excelente.

Todo depende del sacrificio colectivo.

-Viggo siempre se ha preocupado del ecosistema entero de un rodaje,

de la gente.

Pero no tanto porque sea generoso, que lo es, sino porque disfruta.

Disfruta de la experiencia en sí, del conocimiento de otras culturas,

de otras personas.

-Es muy polifacético. Pinta fantásticamente bien,

como se ve en la película que hizo con Michael Douglas

y Gwyneth Paltrow, que los cuadros son suyos.

-Si Viggo es un buenísimo actor, es aún bastante mejor persona.

-Diego,

sabes que soy hombre de pocas palabras.

-Es muy buena gente. Es un tío muy humilde,

muy sincero, muy cercano, muy honesto.

-Has dicho mucho.

-No hay nada de pose. Simplemente, no se da importancia.

Es sencillo, humilde, generoso, cercano.

Es una persona extraordinaria.

-Muy muy muy especial. Un tipo muy especial.

(Música suave)

-El hecho de que la oportunidad de dirigir por primera vez

me ha llegado ahora,

tarde, digamos,

creo que me ha servido

para aprender y para prepararme bien para la oportunidad.

-Cada experiencia que he tenido observando a otros directores

y viendo cine

me ha enseñado cosas.

-Es muy importante prestar atención a lo que no hay que hacer.

La forma en la que no hay que hablar a los actores, o al equipo.

Esta cosa de "yo soy el rey, yo hago lo que quiero

y me da igual lo que digan los demás y que se callen".

Solo llegas hasta cierto punto.

Como el actor que viene y solo prepara su cosa,

puede hacerlo de una forma excelente, le pueden dar un premio,

pero no le estás dando...

No está jugando

con los demás.

Y a mí me gusta jugar.

-Y es una historia muy dura.

Es una historia que casi produce cierta vergüenza al espectador

estar mirándola.

-En el fondo, es una ficción,

pero la razón por la cual quería contar...

"Falling"

fue lo que sentí cuando perdí a mi madre.

Y después fui afinando el guion

durante la etapa final de mi padre.

En parte, lo que quería era...,

era contar lo que siento por ellos

y, bueno, lo que me han enseñado.

-Yo me acuerdo perfectamente del momento

en que me empecé a dar cuenta, como lo hace cualquier niño,

que existe la muerte.

No me asustó. Me enojé un poco, la verdad.

Y pensé: "Bueno, habrá que hacer cosas".

Puedo ser miedoso, pero...,

pero intento recordar que hay que decir sí todo lo posible

a lo que te trae la vida, porque es breve

y las oportunidades son escasas a veces

y no se repiten de la misma manera nunca.

(Música suave)

Festival de cine de San Sebastián 2020 - Especial Viggo Mortensen - ver ahora

Toda la actualidad del cine español está en Somos Cine