Enlaces accesibilidad
Acacias 38

Maitino: la historia de amor de una pareja de lesbianas que tiene su propio podcast

Por
10 mejores momentos de Maite y Camino en 'Acacias 38'

Este lunes llega a Solo en podcast Maitino: el podcast, la ficción sonora que cuenta cómo es la vida de Maite y Camino en París tras su marcha de Acacias 38. La pareja lesbiana ahora tiene su propia serie en audios, para que los seguidores puedan seguir conociendo cómo evoluciona su amor más allá de la pequeña pantalla

Pero su historia hasta ser felices en la capital francesa ha sido larga y muy sufrida. Eso sí, nos ha dejado momentos muy románticos y bonitos con los que todos nos hemos vuelto a enamorar y que puedes recordar en el video de esta noticia. 

"Utilizaré mis labios para otra cosa que no es hablar"

Nada más llegar a Acacias, Maite se da cuenta del talento que tiene Camino con el dibujo. Por eso, no para hasta que Felicia deja a su hija que reciba clases en el taller de la pintora. Es en este lugar donde, poco a poco, se van enamorando la una de la otra, e incluso Maite llega a pintar a Camino de una manera que la joven no se esperaba. La hija de la dueña del restaurante no puede ya ocultar más lo que siente y se lanza a besar a su maestra y confidente: "Utilizaré mis labios para otra cosa que no es hablar". 

Una relación secreta

Tras una discusión, en la que Camino insiste en vivir su amor con Maite, la joven vuelve a tomar la iniciativa y besa a su profesora, que antes le había confesado que no podía olvidarla. Aunque Maite al principio se resiste, finalmente, se deja llevar y dan rienda suelta a su amor. 

La nueva pareja de Acacias 38 hace el amor por primera vez y al saber que lo que sienten la una por la otra es correspondido, deciden llevar una relación en secreto. Fuera de ese taller solo serán alumna y maestra. 

Maite y Camino comienzan una relación secreta

En cambio, ni Maite ni Camino iban a contar con dos personasCesáreo, que vigila de cerca a la joven, y Felicia, que insiste en que su hija se case con un hombre. Por eso, Maite decide marcharse a París, pero Camino no está dispuesta a perder al amor de su vida y prepara la maleta para irse con ella, algo que la profesora no permite y ambas se quedan en Acacias. 

El lazo rojo

El lazo rojo es el símbolo de amor de Maite, Camino y todos sus seguidores. Su fuerza es tal que las redes sociales llegaron a inundarse de lazos rojos. ¿Pero cómo surgió esto?

Al llevar su relación en secreto, no podían tener muestras de cariño en público la una hacia la otra, e incluso debían empezar a conocer hombres para no levantar sospechas. Por eso Maite le dice la frase "tendremos que estar atadas con un lazo invisible para el mundo". Un lazo como el que Camino llevaba en su moño y que desde entonces es el símbolo de la pareja. 

Dicho lazo es con el que Maite pinta desnuda a Camino, sin que la joven hubiera posado para ella. No le hizo falta. Con cerrar los ojos, Maite ya puede ver el cuerpo de su alumna milímetro a milímetro. También es con el que Camino demuestra su amor a su profesora por los celos que esta sufría al verla pasar tanto tiempo con Ildefonso. 

Pero el lazo rojo también ha sido un problema para ambas. Cuando Maite se lo manda por correo, Felicia lo ve, y asocia ese lazo con el que tiene la joven desnuda de la exposición de la pintora. 

La marcha de Maite a París 

Después de ser detenidaMaite se ve obligada a dejar Acacias para que no le pase lo mismo a Camino, dejando una de las despedidas más dramáticas de la serie. 

En todo ese tiempo, Camino se casa con Ildefonso, con el que no es feliz, y tampoco puede consumar el matrimonio. Su vida es triste hasta que recibe una carta inesperada, de Maite, con la que empieza una relación epistolar. Las dos mantienen su amor pero a través de cartas. 

La relación epistolar entre Maite y Camino en peligro

Maite vuelve a Acacias

Tras la muerte de Ildefonso, Maite decide volver a Acacias para recuperar su amor. Lo hace para llevarse a Camino a París. Después del reencuentro Maitino, Camino y Maite se dejan llevar y empezaron a planear su marcha en busca de la felicidad. 

Una vez tomada la decisión, hablan con Felicia, que cede y permite que ambas puedan vivir su amor en la ciudad parisina. Un momento madre e hija que será difícil de olvidar. De hecho, descubrimos que fue Felicia la que se puso en contacto con Maite para que volviera a por Camino. 

Maitino en París

Ya una vez realizada su marcha de Acacias, Maite y Camino pueden vivir su amor en París, y gracias a los podcasts de Maitino, descubrimos cómo es su vida en la ciudad del amor. ¡No te los pierdas los lunes y jueves a las 18:45 horas!

Maitino: el podcast - Capítulo 1: Por fin París - Escuchar ahora