Enlaces accesibilidad
Masterchef 8 - Ganadora

¿Por qué Ana ha ganado Masterchef?

Por
MasterChef 8 - Conoce a Ana, concursante de MasterChef 8

¿Quién le iba a decir a Ana Iglesias cuando le dieron el delantal negro en el primer programa que terminaría siendo la ganadora de la octava edición de MasterChef? La madrileña ha convencido a los jueces y Joan Roca con un menú que unía sus dos pasiones: la cocina y las joyas.

A la final sin llamar la atención

¿Ha sido Ana la sorpresa de la gran final de MasterChef? Para nada. Está ahí por méritos propios, pero a diferencia de otros compañeros, ha llegado hasta la final en silencio, centrada en su trabajo y esfuerzo constante.

Ana es la chica buena de la clase, y ha conseguido el triunfo sin meterse en ninguna bronca de todas las que ha habido en la edición. Esa bondad se ha podido ver cuando era la líder del grupo, pues en esas ocasiones se ha podido ver a una capitana más suave.

Buenas valoraciones del jurado

Su presencia en la final era de esperar por todas las veces en las que los jueces han valorado con buena nota sus elaboraciones. Ha conseguido ser la mejor de la primera prueba en varias ocasiones, e incluso, uno de sus platos está en la carta del restaurante de MasterChef en Madrid.

En las capitanías, le faltaba ese liderazgo que Iván tiene, pero con el paso del tiempo y la confianza que ha cogido en cocinas, ha conseguido ser una gran capitana que llevó a su equipo, Alberto y Luna, a ser los primeros semifinalistas.

También fue la primera que consiguió la chaquetilla, ¡y eso que empezaba la semifinal con el delantal negro! La evolución de Ana ha sido tan grande que su réplica del plato de Jordi fue la mejor para los mejores críticos de gastronomía de España, lo que hizo que se convirtiera en la primera finalista del combate final.

La emoción de un padre orgulloso de su hija

En el menú de la final, Ana ha preparado un entrante y plato principal en el que unía la cocina con su otra pasión, las joyas. Para el postre, quiso hacer un homenaje a su familia argentina, elaborando una deconstrucción de alfajor.

No podía ser mejor ocasión, porque como ella había pedido, su padre estaba presente en la gran final para darle su apoyo. Eso sí, no puedo evitar emocionarse al ver a su hija hacerse con el premio.

El padre de Ana se emociona con las valoraciones a su hija

Por delante de los dos gallitos de la edición

Ana se ha impuesto con un menú de estrellas Michelin a Iván y Andy, el gallito y pollito convertido en gallo de la temporada. La rivalidad, siempre ha estado centrada en el gallego y el abogado, pero no se esperaban que Ana pegara un acelerón final y se plantara en la final. Así, finalmente, Andy ha quedado en segunda posición, mientras que Iván ha sido el tercer finalista de la octava edición.