Enlaces accesibilidad

Entrevista con el expulsado de MasterChef

José Mari: "No se puede decir nada, la gente tiene la piel muy fina. A mí me dicen de todo y me tengo que callar"

Por
Entrevista con el último expulsado, José Mari

Hace una semana José Mari entregaba su pin de la inmunidad y este lunes ha dicho adiós a las cocinas de MasterChef. El aspirante ha sido el último expulsado quedándose a las puertas de la gran final de la edición. 

"Es una gran tristeza porque me hubiera gustado llegar a la final como a todo el mundo, pero no se puede tener todo" nos cuenta en la entrevista que hemos hecho por videollamada con José Mari. El aspirante asume que sus compañeros han sido mejores y se alegra por ellos: "han tenido la oportunidad de estar ahí, se lo merecen más que yo, y aunque estoy triste, estoy contento por ellos".

Aún así, vuelve a casa con el orgullo de su hija Carlota pero sin el pin que ha dado tanto que hablar estas semanas y que ha provocado la envidia sana de sus compañeros. "Yo el programa no lo oía, pero ahora viéndolo por la tele oigo a los compañeros diciendo que otra vez con el pin, a ver si lo entrega, este es un cobarde. Yo no sabía que mis compañeros hablaban tanto sobre el pin", comenta. 

¿Le ha perjudicado tener el pin de la inmunidad?

José Mari ha tenido el pin de la inmunidad durante siete semanas, pero ¿le ha perjudicado o beneficiado? "Destacar por tener un pin siempre te perjudica, no solo con los compañeros sino también con los seguidores. Me están bombardeando mensajes de todo tipo. Da igual" dice a RTVE Digital.

Aunque reconoce que le habría gustado tenerlo para poder llegar a la final: "Lo tenía que haber jugado quizás una semana más, porque Juana estaba también en eliminación. Honestamente, yo pensé que nos íbamos dos aspirantes esa semana. Además, había un postre, pero quién me iba a decir a mí que la semana siguiente iba a haber otro postre. Jugué lo mejor que pude, pero me equivoqué".

"Iván me dice un día en casa - le imita -: 'como te vayas con el pin puesto a casa la gente te va a decir que eres un tonto'. Y le dije, 'pues tienes razón, como me vaya con el pin puesto la he cagado', y ya me estaban dando mucha caña, y dije 'un poco de humildad, soy a ser igual que mis compañeros y estoy a la misma altura que vosotros'", termina diciendo sobre su amuleto de la suerte. 

"Fue un poco rencor por nuestra parte"

Durante los tres últimos programas, José Mari ha recibido multitud de críticas por cómo actuó en la prueba de exteriores con Michael. ¿Le hizo la cama? En el vídeo que puedes ver al principio de esta noticia, el aspirante se explica con detalle, pero afirma no quiso boicotear a su equipo: "Michael es un drama queen, lo ha sido durante los cuatro meses que hemos estado juntos y sí es verdad que luego cuando él nos pidió consejo pasábamos de él, y dijimos: 'ahora te quedas con lo que nos has dicho al principio, te comes tus palabras'. Fue un poco 'ahora te buscas la vida', pero para nada queríamos dinamitar el equipo. Fue un poco rencor por nuestra parte". 

El concursante ha aprovechado para aclarar por qué llamó a su compañero drama queen: "Quiero decir, que no es insulto. El drama queen, el que ha salido de casa, el que ha viajado, es una expresión que se dice a las chicas, a los chicos, a los gays, a los no gays, y a mí me la han dicho muchas veces: 'no seas llorica, no seas drama queen, no hagas un drama de algo que tampoco tienes que hacerlo'. Hay gente que lo ha malinterpretado". Añade que después de lo ocurrido, con Michael no hubo ningún problema. 

"La gente tiene la piel muy final

Durante la última prueba de exteriores, se ha acusado a Ana de seguir una estrategia para echar fuera a Andy y José Mari. Sobre esta capitanía, también ha hablado el expulsado: "No digo que lo hiciera a posta, pero podría haber estado un poco mejor". "Yo no he intentado perjudicar a nadie, y no creo que nadie, ni si quiera Ana haya intentado perjudicar", finaliza. 

También en dicha prueba, Jordi le acusa de intentar desestabilizar a su capitana, pero José Mari se defiende: "Cuando se dice algo así para ayudar, pues la gente lo toma mal. No se puede decir nada, la gente tiene la piel muy fina. A mí me dicen de todo y me tengo que callar. De todo. Ahora estoy escuchando que han echado a Juana por mi culpa. ¿Estamos locos o qué?

¿Se arrepiente de cómo ha sido durante el concurso? Todo lo contrario: "Nací así y moriré así. Aunque tenga 90 años voy a seguir cantando, contando chistes. Es verdad que yo contaba muchos chistes al llegar a la casa, y a la gente no les gustaban los chistes, pues si quieren estar amargados y vivir una vida de monotonía y de poco humor, pues allá ellos, yo soy como soy". Eso sí, avisa que si volviera a vivir otro MasterChef no diría nada. 

Así valora su paso por el programa

Andy siempre ha dicho que viene solo y se irá solo. En cambio, José Mari se lleva algún amigo, y dice llevarse mejor con unos que con otros: "Me llevo a los que he conocido, a todos, que siempre van a estar ahí. Yo voy a estar ahí para lo que necesiten con todos". 

También se lleva la experiencia del programa, "inolvidable". "El aprendizaje, mi nivel de cocina ha mejorado muchísimo, los trucos, los consejos, las técnicas, las recetas. Conocer a gente maravillosa dentro y fuera del programa, conocer a gente de todo tipo" ha contado. 

Y nos ha descubierto una faceta suya, la de analizar a sus compañeros: "Yo sé todo lo que ha pasado en esa casa y sé cada persona cómo es. Los he analizado a todos sin que se dieran cuenta". Por ejemplo a Andy, del que dice que ha sido directo, ha dicho siempre lo que ha querido decir y que ha adoptado un rol de malo de la edición: "la mosca cojonera". 

Su mejor momento fue la prueba delivery, "porque puedes demostrar realmente si cocinas o no cocinas, porque tienes: la comanda, si conoces el plato es que eres buen cocinero; si vas al supermercado, hay los ingredientes y no hay trampas eres buen cocinero; y si encima lo ejecutas bien y lo presentas a tiempo eres buen cocinero. Y ahí creo que lo hice bastante bien", mientras que el peor es cuando le recordaban a su hija en las entrevistas a cámara: "yo me ponía a llorar, pero no han sacado nada, no han sacado mi lado bonito solo lo malo".

José Mari dice adiós a MasterChef, pero no a las cocinas, que las quiere combinar con sus otros trabajos: "Tengo un proyecto muy chulo, muy bonito, pero tengo que contárselo primero a Macerena" ¡Ya estamos deseando saber de qué se trata!

Televisión

anterior siguiente