Enlaces accesibilidad
Lotería de Navidad 2021

El lotero de Atocha se jubila "por la puerta grande" y reparte el Gordo de Navidad de tren en tren por toda España

  • Llevaba 25 años al frente de la administración y se jubiló hace dos semanas, tras vender 129 series del primer premio
  • Comprueba tu décimo en el buscador de premios de RTVE | Especial Lotería de Navidad

Por
El administrador que vendió el Gordo en Atocha se acababa de jubilar: "Me gusta salir por la puerta grande"

Este año el Gordo de la Lotería de Navidad ha viajado en tren. La administración de la estación del AVE de Atocha ha vendido en la ventanilla 129 series del 86148, unos 530 millones de euros que en su mayor parte han ido a parar a los miles de pasajeros que pasan por aquí cada día. "Se habrá ido por toda España", ha afirmado Javier Moñino, empleado de esta administración que se ha mostrado "abrumado" y "muy emocionado" por haber repartido el primer premio.

La historia de esta administración está profundamente ligada con la de la alta velocidad. Abrió hace 25 años, poco después que la primera línea de AVE, la de Madrid-Sevilla, según ha explicado Javier García Moya, administrador desde sus orígenes hasta hace apenas dos semanas, cuando se jubiló

"Como los grandes toreros me gusta salir por la puerta grande", ha señalado poco tiempo después de saber que había vendido casi 1.300 décimos de los 1.700 del número ganador. El número "ha volado, o mejor dicho en este caso, se ha ido en AVE", según ha contado. Su familia ya tenía una administración de lotería en Fuenlabrada, pero vieron la oportunidad de abrir en Atocha cuando la alta velocidad hizo su entrada en España, con la Expo del 92 en Sevilla, y allí se mantuvo García hasta el pasado 6 de diciembre, cuando la traspasó a su nuevo dueño.

Además de los viajeros de Málaga, Valencia o Barcelona que pasan por esta estación, el Gordo ha caído también entre algunos maquinistas y azafatas de RENFE, que lo habían comprado aquí. Otros trabajadores de los comercios cercanos, reconocían con "un poco de envidia" haber comprado en la administración, pero no el número agraciado. "Qué desgracia, yo que pensaba que mañana ya me jubilaba", decía con resignación una empleada de seguridad del AVE. 

"Hay caras conocidas, pero la inmensa mayoría son turistas"

Que los millones se han ido lejos lo demuestra que en toda la mañana no se acercara nadie a cobrarlo ni a celebrarlo. Sí que han acudido varios clientes a comprar billetes, atraídos por la muchedumbre de decenas de periodistas y cámaras que se agolpaban frente a la ventanilla de la administración.

"Debe de dar suerte, vamos a probar", señalaba una mujer cargada con sus maletas, a pocos minutos antes de coger un tren. Según ha reconocido Moñino, aquí viene a comprar décimos mucha gente con prisa antes de montarse en el AVE: "Vienen, hacen cola, y si ven que es muy larga se van porque tienen prisa".

El empleado de la administración, Javier Moñino, celebra haber vendido 129 series del Gordo

El empleado de la administración, Javier Moñino, celebra haber vendido 129 series del Gordo ÁLVARO CABALLERO

"La clientela es muy variada, hay caras conocidas, pero la inmensa mayoría son turistas", ha añadido. Según el antiguo administrador, el premio está "muy repartido" porque ninguna empresa se ha llevado varias series, sino que han sido los viajeros quienes los han ido comprando.

A pesar de que se habían llevado algunos décimos, ni él ni García Moya habían comprado ningún número ganador, lo que no ha impedido que lo celebraran con champán "y por todo lo alto". Esta administración ya había vendido anteriormente un primer premio, en 2007, y un quinto en 2014, aunque hacía tiempo que la suerte no les saludaba.

"Llegué a pensar que era gafe, me he quedado alucinando cuando me he enterado que habíamos vendido el Gordo", decía, visiblemente emocionado, otro de los empleados de la administración, que desde que empezó a trabajar en ella no había vendido un gran premio de la Lotería de Navidad. A la velocidad del rayo, poco tiempo después de conocerse que habían repartido el primer premio, ya tenían camisetas en las que se podía leer: "Primer premio vendido aquí".

¿Dónde se cobran los premios?

En todos los sorteos de SELAE existen dos tipos de premios: menores y mayores. Los premios menores son aquellos en los que se obtiene 2.000 euros o menos como premio, mientras que los mayores son los que superan esta cuantía.

Los premios menores pueden cobrarse en cualquiera de los puntos de venta de la Red Comercial de Loterías a partir del día siguiente al sorteo. 

En caso de ganar más de 2.000 euros por un décimo, el premiado deberá acudir a una entidad financiera autorizada por SELAE. Para poder pagar al premiado se le pedirá la documentación e información necesaria para dar cumplimiento de las obligaciones legales para identificarlo como ganador. En caso de compartir un décimo de la Lotería de Navidad, deberán estar todos los participantes presentes con su documentación. Y si el grupo es muy numeroso se puede designar un representante de todos los premiados para actuar y realizar las gestiones oportunas en nombre de todos mediante un apoderamiento en documento público ante notario.

¿Hasta cuándo puedo cobrar un premio de la Lotería de Navidad?

Para los décimos de la Lotería de Navidad el plazo es de tres meses, que empieza a contar desde las 18.00 del 22 de diciembre, día del Sorteo Extraordinario. Una vez pasado este plazo, si no has ido a cobrar tu premio lo perderás y no podrás hacer nada. No puedes reclamar tu premio. Además, cuanto antes acudas, antes tendrás el dinero a tu disposición.

RTVE

anterior siguiente
-->