Enlaces accesibilidad

Fortuny, el último alquimista

  • Mariano Fortuny, arte, ciencia y diseño es la obra con la que Guillermo de Osma hace justicia a este hombre del Renacimiento
  • Escucha Mundo Babel todos los sábados de 10 a 12 en Radio 3

Por
Mundo Babel - El último alquimista - 25/05/13

Recuperar a Mariano Fortuny (1871- 1949) es un acto de pura justicia cósmica y en el caso de Guillermo de Osma, un acto de amor. Mariano Fortuny hijo, maticemos para empezar, pintor, grabador, fotógrafo, escenógrafo, renovador de la iluminación teatral, diseñador de lámparas eléctricas, muebles, en definitiva, fue el artista total, el artista del Renacimiento cuando el Renacimiento era apenas un recuerdo.

Fortuny elevó a la categoría de arte el terciopelo estampado o la seda plisada. Creó el chal Knossos que lucía Isadora Duncan, el traje Delphos que vistieron Lilian Gish, Lauren Bacall o Peggy Guggenheim y Susan Sontang eligió como mortaja. Un traje para una utopía que hoy solo los auténticos connaiseurs reconocen.

Nacido en Granada en 1871, Fortuny vivió hasta 1949 en el Palacio de Martinengo, un auténtico palacio veneciano donde, como un alquimista, creó su propio universo; un mundo sin tiempo, original, único y rebosante de fantasía, un punto donde Oriente y Occidente se encontraron, un paraíso mágico al que precisamente este sábado te lleva Juan Pablo Silvestre de 10 a 12, en Mundo Babel.

De la mano del historiador de arte y galerista, Guillermo de Osma, autor de Mariano Fortuny, arte, ciencia y diseño, un libro intenso e ilustrado en el que recorremos las distintas facetas de un genio olvidado, un soñador que dejó profunda huella en el mundo de la moda, admirado por Balenciaga o Karl Lagerfeld; en el de la pintura, inclinación que heredó de su padre, el gran pintor orientalista Mariano Fortuny y Marsal, y la tecnología donde patentó decenas de inventos desde un sistema de iluminación escénica hasta medios de propulsión para embarcaciones.

Wagneriano y musical hasta la médula, se codeó con millonarios, artistas como D’Annunzio, Albéniz, Orson Wells o Sara Bernhard y representó a la gran Europa antes de que las guerras liquidaran un mundo culto y sofisticado. Una oportunidad en Mundo Babel de ser más moderno a partir de lo más antiguo.

 

Radio

anterior siguiente