Enlaces accesibilidad
FUTURO

Mitos y verdades de estudiar una ingeniería: ¿Es tan difícil como dicen?

  • Hablamos con Santiago Romero (23) y María Ramos (23), recién graduados en Ingeniería de Comunicaciones Móviles y Espaciales, y Enrique Alcalde (24), graduado en Ingeniería Industrial
  • Resolvemos, en época de Selectividad, las dudas más populares de estudiar una ingeniería 

Por

Mitos y verdades de estudiar una ingeniería

Estudiar una ingeniería es algo muy común entre los escogedores de las carreras científicas, pues se trata de un área con gran variedad de especialidades y diferentes ramas que escoger. Sin embargo, las dudas sobre qué hacer en el futuro siempre están presentes, por ello, en Playztrends hemos decidido resolver las cuestiones más populares sobre estudiar una ingeniería, y más ahora, en época de Selectividad y decisiones importantes.

Para resolver estas dudas, contactamos con tres ingenieros: Santiago Romero (23) y María Ramos (23), recién graduados en Ingeniería de Comunicaciones Móviles y Espaciales en la Universidad Carlos III de Madrid, una rama especializada del ámbito de las telecomunicaciones; y Enrique Alcalde (24), graduado en Ingeniería Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid. Además, esta carrera se sitúa, según el último estudio de Adecco, en la segunda con más salidas profesionales de España.

¿Por qué decidiste estudiar una ingeniería?

María: "Desde el instituto, siempre me ha gustado más la parte tecnológica que la biología o la rama de la salud. Una vez finalizas el instituto, cuando haces la rama tecnológica parece lógico meterse en una ingeniería. A la hora de elegir carrera existe una gran variedad de opciones en ingenierías, y en mi caso, siempre me han llamado la atención las distintas formas de comunicaciones, las antenas, los satélites… por eso elegí la ingeniería de sistemas de telecomunicaciones".

Santi: "Ha sido un proceso que empezó en el instituto, desde aquella época me interesan más los temas técnicos y científicos que los temas humanísticos. Por ello descarté estudiar cualquier asignatura de las ramas de letras y ciencias políticas. Dentro de las ciencias decidí estudiar ingenieria como reto personal y por la alta tasa de empleabilidad de este tipo de carreras".

Enrique: "Decidí estudiar una ingeniería porque las asignaturas que más me gustaban, desde primaria, eran las de la rama científica".

¿Qué es lo que menos te ha gustado de la carrera? ¿Y lo que más?

María: "Lo que menos me ha gustado ha sido la programación, y lo que más, toda la parte que tiene que ver con antenas y satélites".

Santi: "Lo que más me ha gustado ha sido descubrir, en gran medida, cómo funcionan las tecnologías de telecomunicación que usamos en el día a día, por ejemplo la telefónia o el WIFI. Lo que menos me ha gustado han sido las asignaturas de programación, son interesantes pero no se dan con suficiente profundidad ni me parecen relevantes para la profesión de telecomunicaciones". 

Enrique: "Empecemos por lo positivo. Como cualidad positiva, creo que mi carrera ha conseguido dar lo máximo de mí a nivel intelectual, por lo que he podido desarrollar al máximo mi nivel capacitivo. Lo negativo, es que el continuo trabajo ha provocado entre compañeros un ansia de competición innecesaria".

¿Ha sido lo que te esperabas?

María: "Sí. Sobre todo, los últimos años de la carrera. Los primeros años son muy genéricos y todas las ingenierías son prácticamente iguales. No es hasta el tercer año cuando empiezas a meterte en la materia de lo que trata tu ingeniería".

Santi: "Creo que sí, quizas hubiera esperado salir con conocimientos más profundos sobre las telecomunicaciones pero estoy satisfecho con lo que he aprendido en el grado". 

Enrique: "No tenía unas expectativas muy definidas, pero, a pesar de todas las horas estudiando, he conseguido acabar la carrera y conocer unas personas que espero conservar siempre".

¿Es tan difícil como dicen?

María: "Es difícil. Pero lo más importante es tener una rutina de trabajo y mucha constancia".

Santi: "Creo que está muy mitificado el hecho de ser ingeniero, me parece una carrera difícil pero tampoco es para volverse loco. Es cierto que tiene una tasa muy alta de abandono en los primeros años debido al nivel de exigencia, que aumenta mucho con respecto al Bachillerato. Pero creo que con una buena base de mátematicas y mostrando interés por lo que vas a estudiar, a pesar de que los primero años sean díficiles, puedes superar el grado fácilmente". 

Enrique: "Familia y amigos me comentaron, con anterioridad a que me metiese a hacer una ingeniería, que era un terreno complicado. No es fácil, pero con esfuerzo se pueden lograr los objetivos que se proponen".

¿Es cierto aquello de que tienes que ser un genio en matemáticas para poder sacarte una ingeniería?

María: "No hay que ser un genio, pero es importante tener una buena base de matemáticas".

Santi: "Un genio no, pero como no tengas una buena base de matemáticas antes de entrar en la carrera vas a tener que poner mucho de tu parte para aprobar ciertas asignaturas (cálculo, física, álgebra, etc)". 

Enrique: "Creo, partiendo de la base de que es necesario ser medianamente hábil en el ámbito científico, que la clave es el esfuerzo que se le dedica a cada asignatura".

¿Es cierto que tienes muy poca vida social por la dificultad de la carrera?

María: "No, lo importante es saber organizarse. Pero hay tiempo para todo".

Santi: "Con respecto a otras carreras, sí. Me he tenido que quedar en casa estudiando muchos fines de semana mientras mis amigos, que estudiaban otras carreras, salían todos los fines de semana".

Enrique: "Es cierto que, debido a la exigencia, he tenido que rechazar ciertos planes que me hubiese encantado participar. Pero, también, los pocos ratillos libres disponibles en determinados momentos los he intentado disfrutar al máximo".

¿Es cierto que es "una carrera de hombres"?

María: "Claro que no. Aun así, sigue habiendo mucha diferencia en las aulas. En mi caso, el primer año entramos 40 personas en clase y solo 5 éramos chicas".

Santi: "Tradicionalmente, en cuanto al registro de alumnos, sí; es una carrera donde el porcentaje de hombres ha sido y es mucho mayor al porcentaje de mujeres. No sé si debido a la educación en cuanto a gustos y preferencias o a la propia imagen que da la ingenieria de ser un mundo de hombres. Creo que poco a poco esta imagen va cambiando y empiezan a haber más mujeres ingenieras". 

Enrique: "El porcentaje de mujeres en mi carrera aproximadamente es de un 31%. Pero actualmente se promueven actos fomentando el ingreso de mujeres en el ámbito tecnológico por lo que, en poco tiempo, esperemos que ese porcentaje aumente".

¿Y qué pasa con el mercado laboral? ¿Cómo está la situación ahora mismo?

María: "Ahora mismo las telecomunicaciones están en pleno auge y no creo que sea muy complicado encontrar trabajo. El problema son los contratos, que desde luego no son como te esperas cuando entras en esta carrera; es verdad que también estoy hablando del primer trabajo. Todo es coger experiencia para tener acceso a mejores puestos".

Santi: "Las ingenierias forman parte de las carreras con mayor tasa de empleabilidad, por lo que no es complicado encontrar trabajo, lo complicado es decidir dónde quieres trabajar y a qué te quieres dedicar profesionalmente. Como ingeniero, tienes un amplio abanico de posibilidades a la hora de escoger un empleo. Las profesiones más demandadas en España son las relacionadas con la consultoría". 

Enrique: "Aunque todavía no he empezado el proceso de buscar trabajo, la mayoría de ingenieros con los que hablo me comentan que la salida más factible para entrar en el mercado laboral es la solicitud de prácticas en empresas privadas (gran parte con unos sueldos muy precarios). Cierto es que, una vez aceptado por la empresa, se tiene bastante estabilidad tanto económica como laboral".

¿A qué te quieres dedicar ahora que te adentras en el mercado laboral?

María: "Desde que empecé la carrera, he tenido bastante claro que me gusta más la parte de negocio (enfocada a telecomunicaciones) a la parte más técnica. Por eso me gustaría enforcar todos los conocimientos de telecomunicaciones que he adquirido durante estos años para llegar a ser consultora en esta rama".

Santi: "Me encantaría trabajar en el sector de las telecomunicaciones, a poder ser en una empresa dedicada a las comunicaciones por satélite y/o dedicada a las comunicaciones estratégicas".

Enrique: "Mi deseo es empezar a trabajar en el sector eléctrico y energético, en desarrollo de las máquinas eléctricas o de líneas aéreas".

¿Un consejo para alguien que quiera meterse a una ingeniería?

María: "Meterse en una ingeniería implica mucho tiempo de estudio y constancia y para eso es muy importante que te llame la atención lo que vas a estudiar".

Santi: "Paciencia, sobre todo los primero años. Es muy fácil desesperarse cuando ves que los resultados no son los que esperabas, pero si realmente te gusta, tienes que seguir intentándolo". 

Enrique: "El mejor consejo es tanto la constancia como la confianza".

¿Por qué estudiar Ingenieria Industrial o de Telecomunicaciones?

María: "Ahora mismo las telecomunicaciones están en pleno auge y hay cambios día a día en el sector. Estudiar una ingeniería de sistemas de telecomunicaciones es el futuro".

Santi: "Por el reto que supone y lo gratificante que es cada paso que das hacia el final de la carrera, por los conocimientos y habilidades que adquieres y porque tendrás trabajo al finalizar el grado". 

Enrique: "Estudiar Ingeniería Industrial es un buen grado para aquellas personas que no están seguros de qué rama de la Ingeniería es más apta para ellos. En ella, abarcas la mayoría de las áreas de la Ingeniería, y posteriormente, cuando ya te has formado más, puedes elegir tu especialidad. Recomiendo mucho la aplicación en Ingeniería Industrial si no se está seguro sobre la rama de especialización".