Enlaces accesibilidad

Malxs: "Cuando eres compositor, eres un poco el becario de la música"

  • "Al final, como compositor, acabas con el 6% de los ingresos que generan los derechos de tu canción"
  • "En la música, como en todas las industrias, es un poco tener esos contactos que te recomiendan para trabajar"
  • Hablamos con Malxs sobre su formación, sus sueños y sobre la industria musical actual. ¡Atentxs!

Por
 Malxs
Malxs cropper

Álex Capdevila y Víctor Pua son amigos desde hace mucho tiempo, pero no ha sido hasta hace más o menos un año y medio que decidieron juntar sus caminos y metas profesionales para formar Malxs, un dúo que juega con lo mainstream mezclado con características de la música anglo. Vienen de trabajar desde los 16 años en la música, pero cada uno en su propio proyecto: Víctor más como compositor y Álex como productor. En 2019 unieron sus fuerzas para formar una propuesta única en España, según ellos mismos nos cuentan en esta entrevista. 

"El truco" o "Tú me das" son, por ahora, los dos temazos con los que más repercusión han obtenido, canciones de clara inspiración urbana, aunque en un futuro cercano el dúo promete cosas muy diferentes con las que pretenden demostrar todo su arte. ¡Estamos deseando ver los nuevos singles del dúo barcelonés! Mientras llegan, os dejamos con esta charla que hemos tenido con ellos. 

P: Para quien no os conozca, ¿cómo os definís?

Víctor: Yo creo que somos un dúo diferente, con un sonido y un estilo diferente. Algo que creemos que hacía falta en España y que no se había escuchado mucho hasta ahora. Es cierto que las canciones que tenemos en el mercado ahora mismo no dejan tan clara esa diferencia, aunque creo que algo sí se siente. Pero todo el proyecto en conjunto, es un proyecto diferente. La propuesta, tanto estética como musical, es diferente.

P: Pero, ¿diferente en qué sentido?

Álex: Bueno, al final nosotros somos un dúo español, que nos basamos en seguir las tendencias mainstream urbano o latino, pero desde el inicio tuvimos muy claro que queríamos añadirle nuestra esencia a este cóctel, que es un poco la música más anglo, más americana... Algo más alternativo, porque es lo que hemos escuchado siempre en casa, desde que somos pequeños, y que no queríamos perder.

P: ¿Qué referencias tenéis?

Víctor: Los dos somos muy amantes de la música, pero hemos mamado música de todas las épocas. Creo que eso también lo impregnamos en nuestra música y nos hace diferentes a los demás. Al final creo que la variedad de estilos es lo que nos va a hacer diferentes. Si nos situamos en 5 meses adelante, creo que no hay nada como Malxs en el mercado español. Los referentes son muchos: David Bowie, Michael Jackson, Los Beatles, Metallica, españoles como Alejandro Sanz o más actual como Post Malone o Justin Bieber. 

P: Es raro encontrar un dúo en España. ¿Cómo os conocisteis?

Álex: Cada uno teníamos nuestra carrera en solitario, pero somos amigos desde hace mucho tiempo. Ambos estábamos dentro de la música, pero en ámbitos un poco distintos. Yo quizá un poco más en la producción y Víctor un poco más como artista en solitario y compositor. Al final, llegó un punto en el que decidimos juntarnos a raíz de un concierto que hicimos. Seguramente si estuviéramos 20 años atrás habríamos montado una banda. Era algo más normal, más común. Hoy en día, en nuestro género más pop no hay tanta banda. Ahora el que hace la banda es más el productor porque es el que monta todos los instrumentos. Y luego en shows nos encantaría llevar nuestra propia banda, pero siempre nos pregunta esto de por qué un dúo y seguramente sea por la época y la tecnología que hay hoy en día. Realmente somos un dúo, pero es casi como si fuera una banda.

Víctor: Creo que es algo que también nos diferencia. Al final nosotros hacemos todo: nos producimos, componemos, cantamos… Funcionamos como una banda y es algo que nos hace diferentes. Hoy estamos acostumbrados a artistas que reciben canciones y prácticamente son artistas de karaoke. Nosotros respetamos y defendemos mucho que los artistas participen en la parte creativa, que se involucren y que impregnen la música de lo que quieran decir o hacer. En ese sentido nos sumamos, porque Álex a nivel de producción y composición está muy fuerte, pero yo también aporto otras cosas. Entonces es como una mezcla que sirve para que funcione todo el mecanismo.

P: Veo que habéis compuesto para otros. ¿Para quiénes?

Víctor: Hemos compuesto para Merche, Ricky Merino o la canción que llevó a Eurovisión Barei. También hemos trabajado para artistas independientes o hace poco estuvimos participando en el camp de Danna Paola en México.

P: ¿Todo esto se mueve a través de...?

Álex: Depende, te puede llegar de muchas vías. Hay veces que te llega directamente del artista porque lo conocemos, y hay veces que te viene de editoriales o management. Al final, en la música, como en todas las industrias, es un poco tener esas vías, esos contactos que te recomiendan para trabajar.

Víctor: Yo en ese sentido quería hacer una crítica que creo que es necesaria. A los compositores no les pagan. Creo que entre todos los compositores deberíamos hacer un poco de cambio ahí. A ti te llaman para componer para otros, te tienes que desplazar, pero tú no cobras por eso. En realidad, es algo que veo incomprensible, porque todos los trabajos deberían tener su remuneración. Pero es que funciona así. Tú aunque estés firmado con una editorial, básicamente a ti te piden canciones para que mandes: o bien se trabaja en forma de camp, que vas presencialmente a componer con otra gente, o bien las haces desde casa porque te las piden, pero no te pagan por ese trabajo previo. Simplemente tú estás en una editorial para tener oportunidades de que te llamen para algo, para que te lleguen las ofertas. En realidad, eres un becario de la música. Tú puedes estar, por ejemplo, en camps de una semana y hacer 10 canciones, que si no las coge nadie, no cobras. Si la cogen, tampoco te pagan. Luego si la canción suena y genera dinero, que significa que entre en uno de los 3 singles que suele haber por artista, ahí algo cobras. Eso sí, cobras cada 6 meses porque es lo que recolecta la SGAE.

P: ¿Cuánto se suele llevar entonces un compositor?

Víctor: Nos hemos encontrado con artistas nacionales bastante grandes, con los que logras meter una canción en su disco y a lo largo de dos años que nos genere 80 euros. Son canciones que como no suenan en radio, ni en tele, porque no es uno de los singles… Entonces, imagina todos los compositores que existen peleándose por los 2 o 3 singles de cada artista, que al final son los que suenan. Y luego entraríamos en otro tema que es el de cómo se reparten los derechos. Los artistas solo por cantar la canción se meten como compositores y nos quitan parte del porcentaje. Yo he escuchado que grandes artistas internacionales piden llevarse hasta un 80% de los beneficios de autor que genera la canción. Solamente por cantar la canción, luego entra el productor, el ingeniero también se quiere meter... Al final, como compositor, acabas con el 6% de los ingresos que generan los derechos de tu canción.

P: Pero entonces, ¿de qué vivís?

Álex: También somos productores y en eso sí que te pagan por cada trabajo. Eso es como un diseñador, que cobran por cada diseño. En nuestro caso es de donde sacamos más rédito ahora mismo. Obviamente ahora mismo somos artistas en desarrollo y el dinero, por así decirlo, es lo que menos nos preocupa. Al final, la industria está montada de forma que es una inversión a plazo largo. Hasta que una canción funciona y ya despegas, la inversión no la amortizas.

P: Sacasteis varios temas en plena pandemia. ¿Os sentisteis más inspirados en cuarentena?

Álex: Creo que la pandemia ha sido un tiempo para encontrarnos a nosotros mismos como artistas. Al final cuando un proyecto está iniciándose, tienes que encontrar tu sonido. Estamos súper contentos porque hemos logrado eso, y aunque todavía no ha salido todo para que lo podáis ver, saldrá pronto y creemos que puede gustar mucho a la gente.

P: Os habéis unido a Eletric Feel Entertainment, una pedazo de oportunidad, ¿no?

Álex: Sí, hemos tenido esa suerte, aunque la suerte se crea. Nosotros empezamos componiendo para otros, pero después nos pusimos a full con nuestro proyecto. Justo cuando empezó la cuarentena, lanzamos dos singles. Teníamos un tema preparado que se llamaba "Netflix" y dijimos, justo ahora va como anillo al dedo. Lanzamos el tema y funcionó mucho porque se hizo viral en poco tiempo, y a partir de ahí empezamos a llamar la atención a diferentes managers y compañías. Hasta que llegó Eletric Feel, nuestro equipo de ahora, con el que estamos súper contentos. Es una empresa muy grande que lleva a artistas como Post Malone, Khea, Black eyed peas…

P: ¿Pensasteis en ser independientes?

Álex: Cuando eres independiente, tú te costeas todo y las inversiones son grandes, porque el mundo de la música es así. Además, tener un sello detrás es como tener un guía. Si vas solo como artista, quizás tu mente de artista, que es más caliente, no te deja tomar las decisiones correctas. Las dos partes buenas de tener un sello son esas: la inversión y las directrices que te dan y que te ayudan. Ahora estamos justo intentado crear la base sólida del proyecto y despegar.

P: Y ahora, ¿qué proyectos tenéis en mente?

Álex: El siguiente paso es mostrar nuestra faceta más acústica. Próximamente vamos a lanzar un EP con tres temas acústicos y luego lanzaremos en Youtube un concierto acústico para demostrar nuestro trabajo en directo. Obviamente, seguir lanzando singles, mes a mes, y seguir mostrando todas nuestras facetas. Seguramente la gente que nos conoce de “El Truco” o “Tú me das” se va a sorprender con varias cosas nuevas porque no tienen nada que ver, pero siempre hemos sido muy abiertos en géneros y esperemos que nuestro público también lo sea.

P: Hay que arriesgar, sino mira a C. Tangana…

Víctor: Sí, sí. Para mí tiene mucho mérito lo que ha hecho C.Tangana, porque si tú miras su voz o si lo analizas… Él mismo lo dice, al final nadie hubiera dado un duro por él al inicio y ahora se ha convertido en un artistazo.

Álex: Nosotros cuando éramos un poco más jóvenes, éramos más cerrados, pero con los años hemos aprendido que la música es súper abierta. Cuanto más abierta tengas la mente, más vas a crecer como artista. Yo creo que C. Tangana al principio, 14 años atrás, se le catalogaría como rapero. Ahora yo no me atrevo a decir que lo sea. Al final, es algo que me alegra mucho porque parece que hace unos años atrás, estábamos algo estancados. Te das cuenta de que si te pones a hacer lo mismo que los demás, quizás te quedas un poco a la cola. Hay gente tan buena haciendo ya reguetón, por ejemplo, que lo ha mamado desde pequeño porque es su cultura. Es una tontería querer competir ahí. Cada uno tiene su estilo y su personalidad, y lo que queremos demostrar con nuestra música es un poco eso.

P: Quizás porque cuando eres más joven es como que tienes esa necesidad de pertenecer a algo, ¿no?

Víctor: Sí, el rap sobre todo, siempre ha sido un género de mucho beef entre artistas y siempre ha tenido mucha calle. Al final que C. Tangana te rompa y te salga que si con electrónica o con más flamenco, es como que se ha salido del patrón o de la caja y ha ido hacia arriba. Es un gran ejemplo, te guste más o te guste menos, que hay que admirar. Además, él tiene mucha inteligencia, mucho talento y se ve.

Álex: Mucha gente puede pensar que si nadie lo conociese él no se atrevería a hacer esto, porque no funcionaría. Pero Rosalía cuando nadie la conocía hizo un álbum de flamenco, el Mal Querer, y funcionó. Al final hay que tener las cosas muy claras y mucha personalidad para hacer eso. Nosotros es algo que queremos tomar como ejemplo. 

PLAYZ

anterior siguiente