Enlaces accesibilidad
VIRAL

Traumas familiares, adicciones e historia de superación: así es 'Dancing With the Devil', el nuevo documental de Demi Lovato

  • La noche de la sobredosis y los meses de recuperación, entre los temas de las primeras entregas
  • "Mi cóctel antes de la sobredosis era la heroína y el Xanax. Un estimulante y un calmante, me gustaba la mezcla"
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
Demi Lovato: "La gente no se dio cuenta de lo grave que fue mi sobredosis"
PLAYZ

Llevábamos tiempo esperando el estreno de Dancing With the Devil, el nuevo documental de Demi Lovato. Tal y como pudimos visualizar en los pequeños adelantos que nos iba proporcionando en redes sociales, la intérprete se abriría en canal en lo que prometía ser el documento audiovisual de su vida. Y las dos primeras entregas no han pasado desapercibidas para los millones de usuarios que han podido visualizarlo en las primeras 24 horas. Sus hermanas, su padrastro y su madre, sus mejores amigos... todos forman parte de un discurso que ha hecho saltar las alarmas en medio mundo.

"¿Cómo es posible que esté viva después de todo eso?" Esa es la pregunta que se hacen fans, críticos e incluso miembros de su propia familia. El documental arranca el 24 de julio de 2018, noche en la que Demi sufrió la sobredosis que cambiaría su vida. "Las cámaras solo pudieron ver lo que había en la punta del iceberg, pero no les mostraba lo que hacía en la intimidad. Crucé una línea que nunca debí cruzar en el mundo de la droga", indicaba visiblemente afectada.

"Siempre he tenido mucho talento para ocultar mi adicción"

"Recuerdo estar en una sesión de fotos y pensar: "no sé por qué estoy sobria, soy muy desdichada y no soy feliz". Esa noche me bebí una botella de vino tinto y llamé a alguien que sabía que tenía drogas. Le compré todo, así que probé drogas que nunca había tomado. Y eso debió de haberme matado. Pasaron apenas dos semanas hasta que comencé a experimentar con la heroína y el crack. Empecé a consumir de forma recreativa, pero con la heroína no es posible porque te vuelves adicta. No fue hasta que viajé a Bali unas semanas más tarde cuando me dí cuenta de que sufría una depresión física. Allí compuse "Sober"", indica Demi. 

A medida que iba recordando lo ocurrido, la intérprete se mostró visiblemente afectada al relatar los hechos. Afirma no acordarse de todos, pero sí de gran parte de aquella fatídica noche. "Tenía mucho talento para ocultar mi adicción. Durante una fiesta, a las 5:30h de la mañana dije que me iba a la cama, pero en realidad había llamado a uno de mis proveedores".

Tras esta pequeña introducción, son los miembros de su familia y equipo de asistentes quienes relatan lo que ocurrió aquella madrugada, cómo se la encontraron desnuda, insconsciente y de color azul, incluso lo delicada que fue la situación las siguientes 24 horas. "Mi cóctel antes de la sobredosis era la heroína y el Xanax. Un estimulante y un calmante, me gustaba la mezcla. Cuando recaí, fue al máximo. Lo que buscaba realmente no era una droga, sino el crecimiento espirritual que había tenido durante los últimos siete meses", argumentaba Demi.

"Esa noche no solo tuve una sobredosis, también abusaron de mí"

"Creo que la gente no se dio cuenta de lo verdaderamente grave que fue", continuaba explicando la actriz. "Sufrí tres derrames, tuve un paro cardíaco. Ya no puedo conducir por el daño cerebral que sufrí. Tengo puntos ciegos en mi vista también. Tuve neumonía porque me asfixié y fallo orgánico múltiple. Tengo mucha suerte de estar viva. Mis médicos me dijeron que solo me quedaban de 5 a 10 minutos y que si mi asistente no hubiera entrado, yo no estaría aquí. Al despertar estaba totalmente ciega. Mi hermana pequeña estaba junto a mi cama y yo estaba tan ciega que no podía ver quién era, aunque estaba a mi lado".

"Lo que la gente no entiende es que esa noche no solo tuve una sobredosis, también abusaron de mí. Tuve mi cuota de trauma sexual durante mi niñez y adolescencia. Y cuando me encontraron, estaba desnuda y azul. Me dio por muerta tras abusar de mí. Cuando desperté en el hospital me preguntaron si había tenido sexo consentido, y recordé de repente que él había estado sobre mí. Recordé eso y dije que sí. No fue hasta quizás un mes después cuando entendí que no estaba en un estado mental como para consentir. Ese trauma no desaparece en los primeros meses de la rehabilitación, se queda contigo un buen tiempo. Es un buen recordatorio de que aún no era mi momento. De que aún había más por vivir".

"Mi padre estuvo muerto unos 10 días hasta que alguien lo encontró"

Durante los primeros minutos de Dancing With the Devil, Demi también tuvo oportunidad de hablar de sus orígenes y de la relación que mantenía con su padre: "Fue complicado y terminé teniendo rencor hacia él porque era adicto, alcohólico y abusaba de mi madre. Su muerte fue difícil porque no sabemos con exactitud qué día murió. Estuvo muerto unos 10 días hasta que alguien lo encontró", indicaba. "Sentí mucha culpa estos años porque siempre promoví la salud mental y sin embargo, tenía a mi padre que era bipolar, esquizofrénico y sufría adicción. Yo no lo ayudé como ayudaba a otras personas".

Sus problemas con el peso también salieron a relucir antes de contar todo lo que ocurrió tras la sobredosis: "Mis padres me llevaron a concursos de belleza donde había una competitividad absoluta. Mi autoestima quedó totalmente dañada tras salir de ellos. Llegué a hacer un pacto conmigo misma: "si no ganaba, no comería ese día". En 2018 subí un poco de peso, así que no quería subir al escenario con ropa llamativa. Esta industria presiona mucho a las mujeres para que vistan de un modo determinado, y yo admiraba toda esa mierda. Hace mucho daño".