Enlaces accesibilidad
POLÉMICA

Marina Yers rectifica su discurso y reivindica la importancia de las mascarillas: "Lo he hecho para ver cuántos respetan las reglas"

  • La influencer pide perdón por el mensaje erróneo que trasladó a sus seguidores
  • "El COVID existe y es muy peligroso"
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Marina Yers rectifica su discurso y reivindica la importancia de las mascarillas
PLAYZ

Si comenzábamos la semana con una Marina Yers convencida de que el uso de mascarillas no traía ningún beneficio a la población, ahora ha salido en su defensa tras la oleada de críticas que cosecharon sus palabras. La influencer, que cuenta con más de millón y medio de seguidores en Instagram y cerca de los cuatro en TikTokno dudó en rectificar su discurso y excusar su polémica afirmando que se trataba de una prueba "para ver cuántos respetan las normas".

"Ayer subí un vídeo muy provocador sobre las mascarillas. Quien me conoce sabe que lo he hecho para ver cuántos de verdad respetan las reglas. Quiero disculparme porque ese mensaje se ha viralizado en todos los medios y es muy peligroso. Los influencers tenemos una función didáctica también y ahora que estoy en el foco de mucha gente, quiero decir que uséis siempre la mascarilla, respetad las medidas de seguridad y las indicaciones de las autoridades. El virus existe y es muy peligroso. Yo tengo familiares de amigos que han fallecido por el COVID y sin patologías previas", indicaba en su cuenta oficial de Instagram. "Lo siento por haber dado un mensaje tan irresponsbale y por la broma, porque no lo es", finalizaba.

Las declaraciones de Yers ponían punto y final a la polémica que rodeó su vídeo, pero no por ello ha conseguido arreglar el daño causado. El discurso antimascarilla se viralizó rápidamente, así que resultará complicado convencer a todos aquellos que ayer escucharan sus palabras de que, a pesar de la contundencia con la que lanzaba el mensaje, todo se trataba de una broma pesada.

La tuitera Perra de Satán publicaba en redes sociales que, para ella, "la parte positiva de que Marina Yers haya tenido que recoger cable es que alguien le ha tenido que obligar a hacerlo porque sabe las consecuencias de su discurso y, aunque sea de cara a la galería, ha tenido que decir que sus ideas eran mentira y una bromilla".

"Os han lavado el cerebro con esto de las mascarillas" 

Aunque el vídeo en cuestión fue rápidamente eliminado de su perfil de TikTokmiles de usuarios ya se habían hecho eco de su desafortunado acto. "Os han lavado el cerebro ya con esto de las mascarillas. ¿Qué problema tenéis? Si no me la quiero poner es problema mío. Estoy en mi casa, en mi urbanización y con mi vecina. No me la pongo porque no me sale de ahí. Que sí, que hay una pandemia mundial y todo lo que tú quieras, ¿pero qué te influye a ti que no me la ponga yo?", comenzaba Marina en el polémico clip. Un argumento que fue desmontado fácilmente por los usuarios de redes sociales: "si no te la pones tú, me pones en riesgo a mí", decían contundentes.

"Me influye a mí, me contagio yo, así que es mi puto problema, ¿vale? No tengo personas mayores en casa, a mi madre le da igual, de hecho no cree en el coronavirus, y a mí sinceramente me pillas como que ay. No me creo nada del Gobierno ni de los medios de comunicación. Y sí, están muriendo personas, pero yo tenía un vecino que murió supuestamente de COVID y en realidad tenía otra patología rerspiratoria y murió de eso", concluía la influencer. ¿Habrá aprendido la lección y se habrá dado cuenta de que esa no es la forma de concienciar a la gente?

PLAYZ

anterior siguiente
-->