Enlaces accesibilidad
LITERATURA Z

Miguel Gane: "Hemos interiorizado que las personas pasan por nuestra vida al igual que un tren por una estación"

  • El autor acaba de publicar La piel en los labios, su nuevo poemario
  • El proceso de desamor, la relación de pareja, el amor propio y la salud mental, entre los temas de su proyecto
  • "Creo que sigue siendo tabú el hecho de acudir a un psicólogo"
  • Más noticias en PlayzTrends

Por

Miguel Gane: "Hemos interiorizado que las personas pasan por nuestra vida al igual que un tren por una estación"

Tiene solo 27 años, pero Miguel Gane ya se ha convertido en uno de los poetas más leídos de nuestra generación. La piel en los labios es su último poemario, un libro que recoge el proceso que sufre una persona cuando se da cuenta de que está dentro de una relación equivocada. Unas emociones que plasma con maestría en un centenar de textos y que recoge en un proyecto del que poco a poco nos ha hecho partícipes gracias a las publicaciones que lanza a las 366.000 personas que siguen su día a día en plataformas como Instagram.

De mi libro, #LaPielEnLosLabios ��

Una publicación compartida de  MIGUEL GANE (@miguelgane) el 

Actualmente, el tema relaciones entre los jóvenes está en el punto de mira precisamente por la cantidad de toxicidad que hay en muchas de ellas. A nivel general, ¿crees que hemos dejado de preocuparnos por la persona que tenemos al lado?

El egoísmo es un poco condición implícita del ser humano. Creo que nacemos siendo egoístas y hemos dejado de preocuparnos por el que tenemos al lado. En el caso de las relaciones, solamente una persona decide cuando se corta. Entonces claro, es un acto de egoísmo, pero también un acto de amor y de sinceridad total.

¿Crees que ahora las relaciones se basan en mantenerse en la zona de confort y no arriesgar para construir una base sólida?

Sí, totalmente. Yo lo he vivido a lo largo de mis primeras relaciones. Entiendo que tienen que ir acorde a la vida de uno. Yo estoy acostumbrado a una vida donde peleo por lo que quiero, pero en una relación no se debería de pelear para que las cosas funcionen. Es decir, siempre que seamos equidistantes y los dos sumemos, los dos iríamos hacia el mismo lado. Si uno de los dos tira hacia otro camino, está complicado.

Para ti, ¿qué debe tener una relación para que funcione y sea sana?

La empatía es el punto fundamental de la relación. Creo que cuando una persona se aplica eso de “no hagas al otro lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, lo lleva muy bien en la práctica. Además del amor y la empatía, también está el hecho de contar la verdad, ¿no? Aunque una relación acabe, siempre te puede quedar una amistad o sentir cierto cariño hacia esa persona. Pero si se destruyen las cosas desde la base… es muy jodido. Luego da mucha pena, porque llevar un tiempo con una persona y luego no poder ni verte debido a que no se han cuidado las cosas... al final es porque no has aplicado la empatía que decíamos al principio.

¿Crees que entre la generación zeta el amor es considerado como algo más volátil que hace unos años?

Ahora puede ser que veamos las cosas más fugaces. Estamos acostumbrados a las redes sociales, a la viralidad de un vídeo o de una foto de la que ya ni te acuerdas y quieras o no, hemos acabado interiorizando que las personas pasan por nuestra vida como pasa un tren por una estación. Y tampoco nos indigna mucho.

“Deberías preocuparte: tu nombre se va perdiendo en mi lista de mensajes”. Esta frase me parece una forma súper real de definir la forma actual de relacionarnos.

Me acuerdo del momento exacto en el que la escribí. Ese día me di cuenta y dije joder, es que realmente es el resumen del desamor del siglo en el que vivimos. Además, es algo tan común que ni siquiera me había dado cuenta de que precisamente en la pérdida era donde estaba el poema.

"En la pérdida era donde estaba el poema"

En muchas ocasiones has contado cómo fue tu experiencia al venir de pequeño a España. ¿Crees que España es un país tolerante? ¿En algún momento te has sentido discriminado o has visto a tu alrededor situaciones así?

Aquí hay que abrir muchos paréntesis. Yo llegué a España a principios de los 2000 y en aquel momento la inmigración estaba siendo el coronavirus de entonces, por así decirlo. Durante esa época yo sí sufrí racismo. Y lo sufrí tanto por parte de españoles como por la de otros inmigrantes que ya llevaban un tiempo, que eso también es muy preocupante. Un poco más adelante se calmaron las cosas, pero ahora parece que ha vuelto a resurgir el tema de la inmigración. Yo no le deseo el mal a nadie, pero invito a los políticos a que piensen sobre las causas y consecuencias de esto.

Hace unos días nos levantábamos con la noticia de que una niña de 14 años había sido violada en grupo. ¿Qué crees que falla en el sistema educativo cuando siguen produciéndose este tipo de sucesos?

Habría que analizar la situación de cada persona. No sé si es un fallo del sistema educativo o de la sociedad en general. Que casi se normalice una violación en grupo creo que es fallo educacional. Yo tengo un hermano de 11 años y le veo con más conocimiento y más concienciado que lo que yo lo estaba a su edad. Él ya sabe lo que está bien y lo que está mal. Yo me dedico a escribir libros e intento concienciar y escribir desde mi punto de vista. Envío información, pero tienes que recibirla también. Si no estás dispuesto a recibir, porque te crees en posesión de la verdad absoluta y no sabes distinguir entre el bien y el mal, es bastante complicado.

En el libro hay un poema en memoria de Laura Luelmo y todas las mujeres asesinadas a manos de un hombre. ¿Cómo surgió este texto? ¿Qué sientes cuando ves un suceso así en las noticias?

Me dio mucha rabia. El caso de Laura Luelmo fue de lo más sonado en los últimos años, fue lamentable. La mató por la condición de ser mujer. Sientes rabia, impotencia y dolor, al igual que toda la sociedad. Fruto de toda esa frustración surgió un poema donde quise hacer un homenaje a Laura Luelmo, pero terminé por ampliarlo al hecho de ser mujer. Que en su momento se viralizara ese poema, a nivel personal y sobre todo como hombre, es un honor.

"El amor propio es el más esencial de todos los amores que existen"

“La piel también hay que tocarla por dentro”. Esta frase me recordó automáticamente a la necesidad de cuidar nuestras emociones y tener una correcta salud mental. ¿Crees que sigue siendo tabú decir que uno va al psicólogo?

Sí, sigue siendo tabú. Cada vez menos, o eso espero. No quiero generalizar, pero lo veo entre mi grupo de amigos. Tengo a quienes les ayuda un montón y a otros a los que no les ayuda nada. Yo personalmente me lo he planteado más de una vez, pero siempre termino encontrando la solución. Me gusta enfrentarme solo a mis problemas porque creo saber dónde están los fallos, así que procuro corregirlos. Pero la ayuda la da un psicólogo. Poco a poco deja de ser tabú, sobre todo en las nuevas generaciones. Ahora ya no oímos eso de “pero qué te pasa, ¿estás loco?” al decir que acudimos a terapia. Eso ya es un paso.

También hablas sobre quererse a uno mismo. ¿Crees que se nos ha olvidado?

Estamos acostumbrados a anteponer el amor de otra persona al nuestro. También tendemos a pensar que hace falta otra persona en nuestra vida para sentirnos completos. Ahora nos hacemos muchas más preguntas. Llega un momento en las relaciones en las que entendí que estaba entregando mucho más de lo que recibía, y eso hace mucho daño. Creas expectativas y esperas que el otro te dé lo mismo. Tienes que sacar fuerzas y darte cuenta de que lo que importas eres tú, porque eres quien te va a acompañar toda la vida. El amor propio es el más esencial de los amores que existen.

Hay quien te lee y siente tus versos como un consejo para su vida. ¿Te ha pasado a ti también el hecho de tener a un referente en la vida?

Antes sí me pasaba. Ahora ya no tanto. Creo que siempre necesitamos personas que nos inspiren, pero durante mis 18 años yo necesitaba tener referentes a la hora de entender lo que ocurría a mi alrededor. El hecho de que alguien te cite es cuando el trabajo está hecho. Para eso escribo: para que los libros ayuden a cualquier persona en un momento de su vida y tenga un poema a mano.

¿Has sufrido algún tipo de prejuicio por el hecho de ser hombre y poeta?

Pero desde que empecé a publicar además. Era como bueno, me da igual. Yo hago esto porque me apetece hacerlo. Si tú tienes un problema con ello, pues dos cosas puedes hacer: o seguir teniéndolo o dejar de tenerlo. Cuando conoces a alguien y le cuentas que escribes poesía, siempre te dicen “¿escribes poesía? Debes ser un romántico”. Tenemos tan interiorizado el ideal de poeta romántico que cuesta romper con ello. Pero mi trabajo no deja de ser el de escribir libros. Ahí sí que todavía estamos intentando cambiar un poco el concepto de poeta clásico. Aunque la sensibilidad va siempre de la mano del arte.

¿Crees que sigue habiendo prejuicios ante los hombres que lloran públicamente y muestran sus sentimientos? ¿Sigue viéndose como debilidad?

Yo creo que sí. Me ha pasado varias veces lo de llorar en público, pero ya me da igual. Sé que llorar es un acto humano y lo mismo que reír. Sin embargo, cuando ríes por la calle nadie te mira, pero cuando lloras todo el mundo se queda mirando. Esa visión que tenemos de los hombres, de ser el pilar y ser “los fuertes”, si se tambalea dices “aquí pasa algo”.

"El término instapoeta me parece una absurdez"

Además de Twitter InstagramMiguel Gane tiene su propia cuenta en Telegram, un chat donde no solo ofrece contenido exclusivo a sus seguidores, sino que también le permite conocer las sensaciones que posee cualquier lector tras lanzar un texto, anunciar un libro o, simplemente, compartir con ellos una nueva composición. "Hola familia. Os leo este poema. Ojalá os guste". Una frase que, acompañada de un breve vídeo, genera una cercanía que pocas veces consiguen autores pertenecientes a otros géneros literarios.

¿Te ofende de alguna manera que en ocasiones hagan referencia a ti como “instapoeta”?

Me parece una chorrada. Se le llamó Generación del 27 a la de aquella época y a nosotros, al parecer, nos llaman instapoetas. ¿Yo tengo menos valor que un poeta que tiene 40 ó 50 años y no cuenta con redes sociales? Pues no, soy igual de poeta que ese señor o señora. Se hace un uso despectivo que me parece una absurdez y no me gusta nada.

¿Concibes ganarte la vida como poeta sin hacer uso de las redes sociales?

Yo veo esencial tener redes sociales. Es una ventana, y cuantas más tengas abiertas mejor, más luz te entra. Entiendo que una persona que lleva publicando toda su vida no se abra un perfil de Instagram, pero porque el lector también es muy diferente. El fenómeno de las redes sociales, que va a la par que la poesía, depende un poco del contenido que ofrezcas. Yo hago cientos de fotos de una página del libro y selecciono la que más me gusta. Al día dedicamos al entretenimiento una o dos horas y en ese tiempo te dedicas a ver series, leer libros, escuchar música o consumir películas. Pero dentro de todo tienes el móvil a mano, y gracias a él te ofrezco entretenimiento a través de una pantalla. ¿Es diferente leerte un libro físico a leerlo en digital? Las sensaciones son distintas, pero el contenido es el mismo. Así que, ¿por qué no va a ser igual leer un poema en redes sociales?

PLAYZ

anterior siguiente