Enlaces accesibilidad

ENTREVISTA

Àlex Maruny: "A veces hay que salir de la zona de confort y pegársela un poco para poder aprender"

  • El actor nos traslada a los años 2000 para contar la historia de Bruno Ucelay, el adolescente que protagoniza la historia de su nuevo libro
  • "He cogido muchas de mis experiencias y las he puesto en la ficción"
  • Más entrevistas en PlayzTrends

Por

 Àlex Maruny:  "A veces hay que pegársela para poder aprender"
PLAYZ

En pleno 2020, Àlex Maruny vuelve a lanzarse al mercado editorial con "Los mejores peores días de Bruno Ucelay", una novela inspirada en el año 2000 que trae de vuelta las reminiscencias de un mundo sin tecnología y repleto de experiencias alejadas de las redes sociales. "Cuando entregué mi primer libro, hablé con mi editora y me animó a escribir una historia juvenil. Estuve varios meses dándole vueltas hasta que di con una idea sólida. Así que se la presenté y la tiró hacia delante", confesaba el actor al hablar sobre su segunda publicación.

El protagonista de la trama es Bruno Ucelay, un joven de 17 años al que sus padres obligan a pasar tres semanas de su esperado verano en Irlanda. Lo que comenzó siendo un castigo terminó siendo un viaje hacia el autodescubrimiento donde el amor, la amistad y la valentía se dan la mano para narrar en primera persona las experiencias de un adolescente en plena transición a la vida adulta.

¿Por qué está inspirada en el año 2000?

Es cuando yo me fui a Inglaterra a aprender inglés y cuando era adolescente. Quise basarlo en mis experiencias en un mundo donde aún no había móviles y donde la comunicación no era tan fácil como ahora. Me parecía interesante explorar eso y enseñárselo a las nuevas generaciones también.

Si tuvieras que traer de vuelta algo típico de los 2000, ¿qué sería?

Un mundo con menos móviles sería mucho mejor. Recuerdo de quedar con mis amigos sin mandarnos ni un solo mensaje.

¿Crees que la ausencia de tecnología nos hacía la vida más sencilla?

Todo lo que son las nuevas tecnologías nos facilitan muchísimo la comunicación, pero sí que es verdad que no hay que perderse en ellas. Uno se puede enganchar mucho a las redes sociales, así que creo que hay que estar más conectado con el presente.

¿Qué mensajes te gustaría trasladar con este libro?

Que los peores días a veces son los mejores. Todo es un aprendizaje y la vida no es tan complicada. Quiero también mandar un mensaje optimista y que el lector cuando acabe el libro se quede con una buena sensación.

Dublín como escenario de experiencias personales

Uno de los aspectos que más llama la atención cuando leemos un libro es, sin duda, la posibilidad de que parte de la historia sea autobiográfica. Y aunque no lo es en su totalidad, "Los mejores peores días de Bruno Ucelay" recoge experiencias personales del autor, empezando por la elección del escenario donde se desarrolla toda la acción: Dublín. "Estuve dos veces en Inglaterra aprendiendo inglés: una en Dublín y otra en Cambridge, pero la que me resultó más enriquecedora e interesante fue Dublín. Así que por eso situé allí la historia".

¿Has plasmado algún recuerdo personal en este libro?

Sí, está basado en muchísimas de mis experiencias como adolescente. Primero en mis viajes donde iba a aprender inglés y luego en mi día a día. He cogido todas las experiencias y las he puesto en la ficción, aunque también he tirado de imaginación.

¿En quién te inspiraste a la hora de crear los personajes?

Mi mejor amigo viene a ser Alan (coprotagonista del libro). Cuando fui a Madrid con 20 años conocí a David Moreno, que es periodista ahora, y para mí fue un descubrimiento. Se convirtió en mi mejor amigo porque es una persona que habla sin tapujos, que no tiene prejuicios, que no juzga y que habitualmente tiene muchísima fuerza, energía y optimismo. Alan está basado en él.

Amistad, autodescubrimiento y fidelidad, las claves del libro

Sin realizar ningún spoiler, el segundo libro de Àlex Maruny trae consigo valores como la fidelidad y pone de manifiesto la importancia de tener un buen amigo. El protagonista tiene tan solo 17 años, así que la elección de su entorno resultará clave a la hora de forjar una personalidad que, hasta ese viaje, resultaba de lo más inestable.

En el libro la amistad es el hilo conductor de la historia. ¿Qué opinas sobre la importancia de un buen amigo?

Es esencial tener cómplices. Para mí es muy importante. Yo siempre he sido de los que cree que es preferible tener pocos amigos pero que sean muy buenos a tener muchos y que no lo sean tanto. Un buen amigo es un confidente y la familia que se elige.

Durante la historia se ve la evolución del protagonista: de ser manipulable a reconstruir su propia autoestima y formar su identidad. ¿Qué crees que es necesario para que se produzca ese cambio?

A veces hay que salir al mundo y salir de la zona de confort, pegársela un poco, volver a levantarse y aprender.

En el libro también hablas sobre el bullying que puede llegar a sufrir una persona recién llegada a un instituto. Ahora se le considera ciberbullying porque llega a través de las redes sociales. ¿Qué opinas sobre el uso de las redes entre menores de edad?

No habría que privarlos de usar las redes para comunicarse, pero sí que debería haber un control parental para que no se dieran casos de abuso o cualquier otro tipo de violencia. Por otro lado, en los colegios habría que impartir más charlas de concienciación sobre el tema, fomentar el respeto mutuo y generar un ambiente donde los alumnos puedan sentirse cómodos para expresarse, donde haya buena comunicación. Toda medida es poca, supongo.

¿En el proceso de escritura has descubierto una nueva faceta de Àlex Maruny?

Al poner todos esos sentimientos por escrito sí que he aprendido ciertas cosas de mi paso por la adolescencia. Pero si me he atrevido a escribir esta historia es porque sabía que podía contarla y que tenía los conocimientos como para hacerlo. Cuando escribo intento ser fiel a lo que pienso. Cuando trabajo como actor siempre estoy al servicio del guion o del director, pero en la escritura me pongo más personal para poder ser yo mismo.

¿Ves factible trasladar esta historia al cine?

A mí me gustaría mucho, de hecho el libro está estructurado como el guion de una película.

PLAYZ

anterior siguiente