Enlaces accesibilidad
K POP

Fancams, los memes del K-pop que han boicoteado los mensajes racistas en redes

  • Los Kpopers, el terror de las redes en EEUU: trolean perfiles de supremacistas y tumban una app de la policía de Dallas
  • El fancameo ha llegado para quedarse definitivamente con nosotros, seas o no Kpoper

Por
BTS actuando en Times Square al pasado 31 de diciembre.
BTS actuando en Times Square al pasado 31 de diciembre. GTRES SplashNews | GTRES

Los últimos días Twitter ha sido invadido por miles de vídeos musicales de grupos de pop coreanos cantando y bailando sus hits. En algunos casos, estos vídeos derivan en memes en los que esos mismos grupos bailan sobre fondos random editados por el usuario o acompañados por inesperadas canciones. No es que Twitter haya sido hackeado, sino que se trata de una campaña spam inicialmente orquestada por los fans del K-pop (Kpopers) para boicotear con estos vídeos -denominados fancameos- los mensajes supremacistas y racistas difundidos en redes en Estados Unidos contra las protestas por la muerte de George Floyd.

Los Kpopers tienen un gran poder en las redes sociales. Y una capacidad de organización envidiable. Durante años, han utilizado esta técnica de spammear con vídeos de sus ídolos para caricaturizar a grupos de música rivales. Pero esta guerra viral acaba de salir del universo musical coreano para boicotear los mensajes racistas que alientan aún más el enfretamiento racial que está viviendo en estos momentos Estados Unidos

El fancameo ha llegado a nuestras vidas para quedarse

Podría decirse que la globalización del fancameo arrancó el pasado 2 de junio, cuando las redes se volcaron con el hashtag #BlackoutTuesday, una iniciativa de la industria musical para reflexionar sobre el racismo y apoyar el movimiento Black Lives Matter ("las vidas negras importan"). En contraposición a esta iniciativa, horas después apareció el hashtag #Whitelivesmatter (las vidas blancas importan), promovida inicialmente desde cuentas de perfil racista o supremacista. 

Lejos de entrar en conflictos dialécticos, insultos y otro tipo de prácticas agresivas ante este tipo de comentarios que consideran ofensivos, los Kpopers estadounidenses se organizaron para boicotear este hashtag de manera pacífica y con bastante guasa. ¿Cómo? Publicando miles de tuits con la etiqueta #whitelivesmatter y acompañándolos de estos vídeos de artistas coreanos, fancams y otro tipo de memes y mensajes que nada tenían que ver con el tema propuesto por el hashtag original. Una manera de vaciar de significado la etiqueta y de silenciar su mensaje racista: a los pocos minutos, al pinchar sobre el hashtag #Whitelivesmatters, solo aparecían destacados vídeos de grupos coreanos, los famosos fancams. Ni rastro de cualquier mensaje supremacista. 

Los Kpopers tumban una app de la policía de Dallas

Paralelamente, los fans del Kpop también boicotearon a la Policía de Dallas después de que lanzara una aplicación para que los cuidadanos subieran vídeos de "actividades ilegales de las protestas". Esta app, llamada iWatch Dallas, recibió cientos de miles de vídeos. Pero no precisamente de saqueos ni altercados, sino principalmente de grupos K-pop cantando en coreano y haciendo perfectas coreografías. Tal fue el volumen de vídeos recibidos que los fans acabaron colapsando la aplicación y la policía de Dallas tuvo que reconocer públicamente que la app estaría inactiva temporalmente por dificultades técnicas. 

España también se suma al fancameo

Horas después los Kpopers españoles imitaron esta técnica para spammear, inicialmente, las cuentas oficiales de Vox y de su líder, Santiago Abascal. A cada publicación que hacen desde sus perfiles, les sigue tal volumen de respuestas a base de fancameos que hace imposible que puedan establecer ningún tipo de conversación inteligible.

¿Se pondrán límites al fancameo para favorecer la comunicación?

Los Kpopers, que demuestran una vez más ser unos adelantados a su tiempo, han convertido los fancameos en la arma más pacífica y efectiva para protestar en redes sociales. Y ahora, muchos usuarios que nada tienen que ver con el K-pop, aplauden e imitan esta práctica. Parece que el fancameo ha llegado para quedarse pero, si se populariza demasiado, ¿llegará algún momento en que las redes sociales limiten su uso para favorecer la conversación y vuelvan las guerras dialécticas tuiteras? 

PLAYZ

anterior siguiente