Enlaces accesibilidad

La Junta de Castilla y León aprueba 35 millones de euros para los afectados por el incendio de la Sierra de la Culebra

  • Casi la mitad de las más de 30.000 hectáreas afectadas en Zamora corresponde a zonas arboladas
  • El incendio, que sigue activo pero sin llama, ha bajado al nivel mínimo de peligrosidad casi una semana después

Por
Un hombre observa las secuelas del incendio forestal en la Sierra de la Culebra cerca de Villanueva de Valrojo (Zamora)
Un hombre observa las secuelas del incendio forestal en la Sierra de la Culebra cerca de Villanueva de Valrojo (Zamora). REUTERS/Isabel Infantes

La Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves un fondo de 35 millones de euros destinados a los municipios afectados por el grave incendio de la Sierra de la Culebra zamorana, que ha calcinado más de 30.000 hectáreas, el mayor registrado en España desde que hay registros.  

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, que ha argumentado, tras el Consejo de Gobierno autonómico, que con estas medidas la Junta "demuestra desde el primer minuto un enorme esfuerzo personal y presupuestario con los que más lo necesitan".

La decisión adoptada en el Consejo de Gobierno autonómico llega solo un día después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la declaración de zona catástrofica para las zonas afectadas en las últimas semanas por los incendios en Castilla y León y en otras cinco comunidades autónomas (Andalucía, Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Navarra).

García-Gallardo ha destacado el "esfuerzo" de la Junta y su coordinación con la Diputación de Zamora, los ayuntamientos afectados por el fuego y "otras administraciones públicas", además de con los agentes económicos y sociales para concretar este plan de recuperación que pueda "devolver la esperanza" a los municipios afectados.

El incendio baja al nivel mínimo de peligroridad casi una semana después

El incendio forestal en la reserva de la Sierra de la Culebra, que ha devastado un enclave de singular biodiversidad e importancia para la economía local (casi la mitad de la superficie afectada corresponde a zonas arboladas, tanto pinares de aprovechamiento micológico como castaños centenarios y bosques con atractivo turístico por ser refugio del lobo ibérico) ha bajado la pasada noche al nivel mínimo de peligrosidad, según la consideración del Servicio de Extinción de Incendios de Castilla y León.

Los colectivos vecinales se han movilizado para protestar por lo que consideran que ha sido una gestión del incendio "con evidente negligencia". También los bomberos forestales de Castilla y León se han concentrado ante la sede del Gobierno autonómico en Valladolid para exigir una mejora de sus condiciones de trabajo.

El fuego, aunque se considera que aún sigue activo pero sin llama, ha bajado a nivel cero en una escala ascendente que va de cero a tres, según ha informado este miércoles a última hora de la tarde la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León.

Las llamas se iniciaron el pasado miércoles 15 de junio a causa de los rayos de una tormenta seca en varios puntos de inicio simultáneos y ha quemado tanto pinares como castaños y otras zonas arboladas y no arboladas de la Sierra de la Culebra y del Valle del Tera de Zamora.

La virulencia del fuego, avivado por las altas temperaturas, el viento y la baja humedad de la pasada semana, obligó a desalojar una veintena de poblaciones y movilizó hasta 665 efectivos de extinción de la Junta de Castilla y León, otras cinco comunidades autónomas, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Unidad Militar de Emergencias.

En la zona, donde este miércoles ha llovido ligeramente y las temperaturas han bajado desde el sábado por la noche, siguen vigilando el incendio para que no haya reproducciones dos cuadrillas de tierra, dos vehículos autobomba y dos agentes medioambientales.

Noticias

anterior siguiente