Enlaces accesibilidad

Juliette Binoche recibirá el Premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián 2022

  • La actriz francesa recibirá el galardón en la 70 edición, que se celebrará entre el 16 y el 24 de septiembre

Por
La actriz Juliette Binoche recibirá el Premio Donostia del Zinemaldia 2022
La actriz Juliette Binoche recibirá el Premio Donostia del Zinemaldia 2022 EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

La actriz francesa Juliette Binoche será distinguida con el Premio Donostia en la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que se celebrará entre el 16 y el 24 de septiembre.

Binoche recogerá esta distinción en una gala en el Palacio de Congresos Kursaal, según informa el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos. En la ceremonia se incluirá la proyección de Fuego, película dirigida por Claire Denis con la que ganó el Oso de Plata a la Mejor dirección en el último Festival de Berlín.

La actriz, ganadora de un Oscar por su trabajo en El paciente inglés (Anthony Minghella, 1996), visitará la ciudad por cuarta vez para recibir uno de los Premios Donostia de este año en reconocimiento a "una dilatada carrera en la que ha encarnado a cerca de 75 personajes, desde heroínas poderosas a seres frágiles, pasando por personajes históricos, roles dramáticos y papeles cómicos".

La actriz Juliette Binoche es la protagonista del cartel de la 70 edición del Festival de San Sebastián

La actriz Juliette Binoche es la protagonista del cartel de la 70 edición del Festival de San Sebastián FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Además, en esta edición, el cartel oficial del festival lo protagoniza la actriz. La compañía donostiarra Dimensión, encargada de elaborar los carteles de este año, ha empleado un retrato de Juliette Binoche captado por la fotógrafa Brigitte Lacombe para crear el póster oficial de la 70 edición en el que destaca el nombre de la actriz.

El resto de carteles de las diferentes secciones supone "un homenaje a la mirada y a todas las formas de mirar la vida y el cine", explica Rebordinos.

Zinemira, la sección dedicada al cine vasco, tendrá por primera vez su propio cartel dentro de una colección de imágenes que pretenden ser "un homenaje a la mirada y a todas las formas de mirar la vida y el cine". Según recuerda Guille Viglione, responsable de Dimensión, "el cine es una forma de mirar, el director construye una realidad filtrada por su mirada, el espectador ensancha su visión del mundo y los intérpretes miran a cámara para transmitir la esencia de su personaje".

"En estos tiempos dispersos, cuantas más cosas pretendemos ver, menos tiempo nos queda para observar", apunta Viglione, para añadir que "detener la mirada en algo, es apreciarlo".

Una larga trayectoria de éxito

Binoche (París, 1964) debutó en el cine con Liberty Belle (Pascal Kané, 1983), a la que siguieron algunos papeles en obras de cineastas como Jean-Luc Godard (Yo te saludo, María, 1985), Jacques Doillon (La vie de famille, Sección Oficial, 1985) o André Techiné (La cita, 1985), con quien volvió a coincidir años más tarde en Alice y Martin (1998). La icónica Mala sangre (1986) supuso su primera colaboración con Leos Carax, a cuyas órdenes también filmó Los amantes del Pont-Neuf (1991).

Desde los inicios de su carrera ha alternado títulos rodados en francés con otros muchos realizados en inglés como las adaptaciones literarias de La insoportable levedad del ser (Philip Kaufman, 1988), Cumbres borrascosas (Peter Kosminsky, 1992) o Herida (Louis Malle, 1992), en las que actuó con Daniel Day-Lewis, Ralph Fiennes y Jeremy Irons, respectivamente.

Binoche encarnó a una mujer en duelo en la película que inauguró la célebre trilogía de Krzysztof Kieslowski, Tres colores: Azul (Zabaltegi, 1994), por cuyo trabajo recibió el Premio a la Mejor actriz en el Festival de Venecia y un Premio César, distinción a la que ha optado en nueve ocasiones más. También fue la novelista George Sand en Confesiones íntimas de una mujer (Diane Kurys, 1999). Pero el reconocimiento internacional masivo le llegó gracias a su personaje de enfermera en El paciente inglés (1996), que le proporcionó el Oscar a la Mejor actriz de reparto y el Premio a la mejor actriz en el Festival de Berlín.

Ha trabajado al mando de cineastas europeos como Jean-Paul Rappeneau, que clausuró fuera de concurso la Sección Oficial del Festival de San Sebastián con El húsar en el tejado (1995); Chantal Akerman (Romance en Nueva York, 1996), Patrice Leconte (La viuda de Saint-Pierre, 2000), Lasse Hallström (Chocolat, 2000), John Boorman (Un país en África, 2004) y Michael Haneke, con quien ha rodado Código desconocido (2000) y Escondido (2005). En 2002, además, protagonizó Jet Lag (Danièle Thompson).

Otros títulos de su filmografía incluyen Mary (Abel Ferrara, Perlak, 2005), El vuelo del globo rojo (Hou Hsiao-Hsien, 2007), Disengagement (Amos Gitai, 2007) y Shirin (Abbas Kiarostami, 2008), con cuyo director volvió a trabajar en Copia certificada (2010), una historia de amor ambientada en la Toscana que le valió el Premio a la Mejor actriz en el Festival de Cannes.

Entre sus últimos trabajos figuran La verdad (Perlak, 2019), de Hirokazu Koreeda, con quien la actriz viajó a San Sebastián por tercera vez, y En un muelle de Normandía (Emmanuel Carrère, 2021), que el año pasado participó en Perlak y se alzó con el Premio del Público Ciudad de San Sebastián a la mejor película europea.

Noticias

anterior siguiente