Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Infectados por ómicron que siguen dando positivo a los siete días: ¿cuándo dejamos de ser contagiosos?

Por
Un 20% de los infectados por ómicron sigue dando positivo después de una semana

Han pasado siete días desde que el test de antígenos dio positivo por coronavirus por primera vez, pero el resultado sigue siendo el mismo: positivo. No es frecuente, pero puede ocurrir con la variante ómicron. De acuerdo con los resultados preliminares de un estudio en Japónel 20 % de los pacientes de la nueva variante siguen siendo contagiosos cuando han pasado siete días del diagnóstico o el inicio de síntomas. Sin embargo, "es poco probable que los casos de ómicron vacunados emitan virus infecciosos 10 días después".

El hallazgo de los científicos japoneses -aunque con una muestra muy pequeña, 83 muestras de 21 personas- cuestiona la decisión de acortar las cuarentenas de los pacientes de COVID-19, como están haciendo algunos países para evitar que se prolongue el impacto económico y social de la enfermedad. En Estados Unidos, el aislamiento hasta se ha reducido a cinco días para los asintomáticos o quienes no han tenido fiebre en las últimas 24 horas.

El pico de la carga viral está entre tres y seis días después del diagnóstico

"El pico de la carga viral está cifrado entre tres y seis días", explica a TVE Marcos López, presidente de la Sociedad Española de Inmunología. Esa sería la media, porque la evidencia apunta también a que una persona vacunada "aclara antes el virus, en unos cinco días", mientras los no vacunados tardan más.

De hecho, la investigación japonesa concluye que "no se detectó ningún virus infeccioso en las muestras después de 10 días desde el diagnóstico o el inicio de síntomas". Estos deben tomarse también con precaución y teniendo en cuenta que todos los pacientes menos dos estaban vacunados contra el SARS-CoV-2.

Del mismo modo, un informe científico-técnico del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del 13 de enero coincide en que si los síntomas han sido leves, después de una semana, "la probabilidad de transmitir la infección a otros sería muy baja, incluso cuando el virus aún es detectable mediante PCR". No obstante, advierte: "en personas con un curso clínico más grave la carga viral es de hasta 60 veces mayor que las que tienen un curso más leve y la carga viral elevada puede ser más duradera".

¿Test de antígenos para terminar el aislamiento?

Los test de antígenos han sido muy útiles en esta última fase de la pandemia porque avisan cuando hay una carga viral significativa. Por eso, todavía pueden dar negativo cuando acaban de empezar los síntomas. El virus se replica hasta que es detectable y, finalmente, vuelve a bajar: son una señal de alarma cuando somos más contagiosos. En cambio, las pruebas PCR pueden seguir dando positivo por más tiempo, cuando ya no infectamos a otros, lo que podemos saber cuando el valor Ct (umbral de ciclos) es superior a 30-35.

Sin embargo, actualmente en España no es necesario contar con un test de antígenos negativo para salir de la cuarentena y en la mayoría de las comunidades autónomas la baja laboral termina de forma automática a los siete días. Según el protocolo de Sanidad, la cuarentena continúa siendo de 10 días para todos los casos confirmados con síntomas, mientras la de los asintomáticos se ha reducido a siete.

Ante estos nuevos datos, algunos expertos consideran necesario mantener siempre el aislamiento de más de una semana, pero otros apuestan por un enfoque distinto de las cuarentenas, basado en un seguimiento de test de antígenos.

Tras conocerse el estudio japonés, María I. Tapia, doctora en Bioquímica y Biología Molecular, propuso en un hilo de Twitter facilitar tres test de antígenos a cada persona positiva para que se los puedan hacer en casa a los cinco días, a los siete días y a los diez días tras el diagnóstico. Así, podrían terminar el aislamiento el día que la prueba dé negativo. "¿Qué implicaciones tiene todo esto? Algunas personas no necesitan estar aisladas 7 días, sino solo 3 ó 4 días. En cambio, otras personas necesitan estar aisladas 10-11 días, en vez de 7", elaboró Tapia. En su opinión, este sistema costaría apenas "unos cuantos test por cada persona positiva", lo que sería más económico que "tener a medio país paralizado con bajas y cuarentenas" y seguir gestionando "a ciegas" la pandemia.

Menos tiempo contagiosos gracias a las vacunas 

Afortunadamente, muchos ciudadanos ya deciden hacerse una prueba comprada en farmacias antes de hacer vida normal. Después de los siete días, el epidemiólogo Manuel Franco asegura que "muy pocas" personas seguirán dando positivo, "muchas menos" entre la población vacunada.  "El tiempo de eliminación más rápido del virus (gracias a las vacunas) conlleva a una duración general más corta de la enfermedad, así como el acortamiento del periodo de transmisibilidad de la infección", señala en ese sentido el informe del CCAES.  En cualquier caso, si la prueba de antígenos sigue detectando carga viral, Franco aconseja continuar el aislamiento un par de días más.

Por contra, un estudio sobre la variante ómicron en Cantabria apunta a que sería posible contagiar el COVID-19 cuando todavía no existen síntomas. La investigación -la primera en España con la nueva variante y no revisada aún por pares- se ha basado en los datos de más de 600 contagiados y sus contactos estrechos, más de 1.400 sujetos. La mitad se contagiaron de una persona infectada que todavía no tenía síntomas.

Un estudio cántabro apunta a que ómicron puede transmitirse antes de que empiecen los síntomas

Precaución si hay síntomas

Finalmente, si tenemos sospechas de COVID-19 (porque existen síntomas y hemos tenido un contacto con un positivo, por ejemplo) es conveniente mantener la precaución, incluso si el test de antígenos ha dado negativo. Puede que la carga viral no sea todavía suficiente, puede haber un error con la muestra, puede tratarse de un falso negativo...

"Un artículo pendiente de revisión encontró una disminución en la sensibilidad de la prueba de antígenos realizada en frotis nasal en casos de ómicron durante los primeros días de la infección a pesar de que los casos se encontraban en periodo infectivo y mostraban altas cargas virales según la prueba de PCR en saliva y otro estudio llevado a cabo en Sudáfrica encontró una mayor sensibilidad en muestras de saliva que en muestras nasales", indica el Ministerio de Sanidad en un documento técnico sobre la variante. 

Ante la duda, algunos trabajadores -los que pueden- también están pactando con sus empresas seguir teletrabajando y, en todo caso, las mascarillas siguen siendo el principal instrumento para protegernos en situaciones de riesgo de transmisión. 

Noticias

anterior siguiente