Enlaces accesibilidad

Unidas Podemos, ERC y Bildu piden en el Congreso crear una comisión de investigación sobre los abusos en la Iglesia

  • Podemos dice que se trata de "hechos abominables" y cree que la cúpula eclesiástica tiene "una actitud obstruccionista"
  • El presidente de la Conferencia Episcopal aseguró que las diócesis investigarían, pero rechazó crear una comisión

Por
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Juan José Omella (i), tras reunirse con el papa en Roma, el 14 de enero de 2022.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Juan José Omella (i), tras reunirse con el papa en Roma, el 14 de enero de 2022. EFE/Gonzalo Sánchez

Unidas Podemos, ERC y EH Bildu han registrado este miércoles en el Congreso la petición para crear una comisión de investigación sobre los abusos a menores por parte de la Iglesia católica, para lo que esperan contar con el apoyo del PSOE.

"Son hechos abominables que no solo interpelan a las víctimas, también a la sociedad como civilización frente a la negativa de la cúpula de la Iglesia española a obedecer las recomendaciones del Papa en esta materia", ha señalado el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, en declaraciones a los medios tras registrar la iniciativa en la Cámara Baja.

Podemos cree que la cúpula de la Iglesia "obstruye" las investigaciones

Asens ha explicado que, si han tomado esta iniciativa, es "porque ha habido una actitud obstruccionista por parte de la cúpula de la Iglesia católica española".

Además, ha detallado que lo que buscan con la comisión de investigación es alcanzar cuatro objetivos: "conocer toda la verdad, reparar a las víctimas, depurar responsabilidades y que esto no vuelva a suceder nunca más".

Asens se ha mostrado convencido de que el resto de grupos parlamentarios "van a actuar en coherencia" y van a apoyar la iniciativa porque, según ha dicho, "se trata de decidir si están al lado del Papa y de las víctimas o al lado de la cúpula eclesiástica que está ocultando y obstruyendo las investigaciones". Aunque no han habido contacto directo con el PSOE, confía en que se sumará.

"A diferencia de Francia o Alemania, la Conferencia Episcopal Española ha hecho oídos sordos, ha mirado a otro lado, eso nos parece grave, la cúpula eclesiástica no ha abierto sus archivos, no ha comunicado datos sobre número de víctimas, ha negado su responsabilidad, ha banalizado la gravedad de estos hechos hablando de pequeños casos. Y, mientras, la cúpula se escandaliza por el videoclip de C. Tangana", ha criticado el presidente del grupo parlamentario de UP.

La pelota, "en el tejado del PSOE"

La diputada de EH Bildu Isabel Pozueta ha destacado, por su parte, que "es la primera vez que tres fuerzas políticas con peso" aparecen en el Congreso con este planteamiento. "Ahora la pelota está en el tejado del PSOE, le pedimos que se atreva y lleve adelante esta tramitación y podamos concretar esta investigación", ha recalcado.

Desde su punto de vista, el papel que ha tenido la Iglesia católica ha sido "de evitar, de tapar de poner una tupida capa para que no se pueda concretar qué es lo que ha ocurrido".

Para la diputada de ERC Pilar Vallugera, "ha acabado el tiempo de la impunidad", de que "se sepa la verdad" y "si ha habido algún tipo de responsabilidad política en la ocultación de estos hechos".

"Hemos ido sabiendo que estos sucesos eran habituales, se han ido tapando, incluso el Papa ha dado orden de que se destapen de una vez", ha añadido, subrayando la necesidad de "empezar procesos de justicia restaurativa, de reparación para la víctima y de reconocimiento de hechos".

Por ello, ha pedido su apoyo al resto de fuerzas políticas, en concreto, al PSOE que, según ha reconocido, en alguna ocasión anterior "se ha manifestado de manera negativa". "No hay ninguna razón de ningún tipo porque si no, apuntaría a esa cohabitación de las instituciones políticas en no querer saber la verdad", ha advertido.

Omella dijo que se investigará, pero rechazó crear una comisión

La iniciativa se presenta dos días después de la reunión que mantuvieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Conferencia Episcopal (CEE), el cardenal y arzobispo de Barcelona Juan José Omella, sin que ninguna de las partes informarse de que se había tratado este asunto. En cambio, sí se abordó en una reunión anterior de Omella con el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática de España, Félix Bolaños, en la que éste le expresó su preocupación al respecto.

Tras la visita 'ad limina' del cardenal a Roma, Omella explicó que todas las diócesis van a investigar los casos de abusos recogidos en el informe que el diario El País entregó al Vaticano pero rechazó crear una comisión independiente para investigarlo al entender que los instrumentos actuales de la Iglesia católica "son suficientes".

"No hace falta multiplicar entes. En cada diócesis hay la parte de los tribunales y el servicio de atención a las víctimas. Y eso es independiente. Portugal, Alemania Francia hacen lo que creen conveniente. Y nosotros también, siempre de acuerdo a los protocolos de la Santa Sede. Si hay alguna dificultad lo veremos sobre la marcha", expuso Omella en Roma, en el marco de la visita 'ad limina' de los obispos y tras la reunión con el Papa.

El cardenal argumentó entonces que los obispos quieren afrontar "cara a cara" el drama de los abusos con cada víctima y, por esta razón, no han centralizado en Madrid la atención de las denuncias, sino que han abierto en cada diócesis una oficina dedicada a ello.

Noticias

anterior siguiente