Enlaces accesibilidad

Flora, Consuelo o Rocío: las 1.118 vidas arrebatadas por la violencia machista

  • En lo que va de año han sido asesinadas 37 mujeres por sus parejas o exparejas y son 1.118 las víctimas mortales desde 2003
  • El especial 'Más de mil mujeres', del Lab y la web de Noticias de RTVE, continúa relatando sus vidas 
  • El 016 es el teléfono de atención a víctimas, gratuito y no deja huella en la factura; el correo es 016-online@igualdad.gob.es

Por
Imagen del proyecto '1000 mujeres asesinadas', de RTVE.
Imagen del proyecto '1000 mujeres asesinadas', de RTVE.

María Isabel, Erika, Mónica, Antonella, Oxana, Alicia, Rocío, María Teresa y Flora son algunos de los 37 nombres que se han sumado en lo que va de 2021 al lamentable registro de crímenes machistas, aunque en las estadísticas oficiales ellas solo figuren como cifras. En total. 1.118 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde que se iniciaran las estadísticas en 2003 y sin que el esfuerzo colectivo para frenar la violencia de género haya logrado todavía que el contador se pare en seco. 

Con el deseo de que ese momento llegue y con el propósito de rendir homenaje a cada una de las víctimas que están detrás de los datos, el proyecto 'Más de mil mujeres asesinadas', del Lab y la web de Noticias de RTVE, continúa relatando las vidas que apaga la violencia machista. 

[Si conociste a alguna víctima y quieres participar en su homenaje, envía un WhatsApp al 676 676 148]

En este especial interactivo se unen los datos numéricos con las biografías. Los primeros hablan en 2021 (hasta la fecha) del número más bajo de asesinadas respecto al resto de años en los que ha habido registro, pero las segundas indican que todavía son demasiadas vidas rotas; que siempre que haya una más serán demasiadas

La cifra de mujeres asesinadas por violencia de género en España crece mes a mes y el Lab de rtve.es ha lanzado un proyecto que pretente retratar la vida de estas 1000 víctimas en lugar de su muerte. El especial analiza, al detalle, los datos sobre violencia de género y aborda las condenas que recibieron los asesinos. El ciudadano también tiene un papel fundamental, ya que puede ayudar a completar las biografía de las víctimas.

De los 82 años de Flora a los 17 de Rocío

También esa confluencia de cifras y relatos vitales permite ver con claridad que no hay un perfil único de víctima. La violencia machista puede cruzarse en el camino de cualquier mujer sin que sea determinante su edad, su lugar de residencia o su ocupación, y basta con leer algunas de las biografías más recientes para confirmarlo. 

La primera víctima mortal de 2021 se llamaba Laura, pero todos la conocían como Flora. Tenía 82 años y vivía en el barrio madrileño de Vallecas. Según la Macroencuesta sobre Violencia contra las mujeres publicada en 2019, las mujeres mayores de 65 años son las que en mayor proporción guardan silencio sobre la situación de malos tratos que sufren y las que piden menos ayuda tanto a los servicios formales como a su entorno. 

En ese rango de edad se encuentran también Consuelo, una mujer de 81 años asesinada en el barrio madrileño de Moratalaz el pasado mes de junio y Luisa Amelia, cuyo marido acabó presuntamente con su vida en julio cuando ella tenía 76 años.

Precisamente, 65 años más tenía Flora (la víctima de mayor edad en lo que va de año) que Rocío (la más joven). Esta última, de 17 años, vivía en la localidad de Martín de la Jara, un pequeño municipio de la Sierra Sur sevillana, junto a su familia y su bebé, de solo cuatro meses. 

Nada evitó que el 2 de junio de este año la joven fuese asesinada su exnovio, que también era el padre de su pequeño y que terminó confesando el crimen. 

La violencia de género, y así lo demuestra su historia y lo confirman las estadísticas, también se cobra vidas muy jóvenes. Entre 2003 y 2021 ha impedido que 45 chicas menores de 21 años escriban su propia historia.

Un reciente informe del Observatorio contra la violencia doméstica y de género recalca la necesidad de prevenir la violencia machista en un sector de la población "enormemente vulnerable" ante este tipo de criminalidad como es la juventud. También revela un dato alarmante: a finales de octubre de 2021, un total de 190 mujeres menores de 21 años llevaban un dispositivo telemático, lo que supone que deben estar vigiladas las 24 horas del día al existir "un riesgo alto para sus vidas”.

María Isabel o Mari Carmen, mujeres que no pudieron ver crecer a sus hijos

La última biografía incluida en el proyecto 'Más de mil mujeres asesinadas' es la de María Isabel, una mujer de 37 años residente en San Roque, Cádiz, que regentaba, junto a su madre, dos establecimientos de hostelería y que trabajaba como camarera en uno de ellos. Era madre de un hijo y dos hijas de 16, 8 y 7 años que quedaron huérfanos tras el crimen.

La mujer se había separado de su presunto agresor hacía al menos dos meses, pero no pudo continuar con sus planes ni ver crecer a sus hijos porque la mataron el 7 de noviembre de este año.

Su caso elevó el número de menores huérfanos a 24 en 2021 y a 330 desde 2013, año en el que se inició ese otro registro del que también forma parte uno de los dos hijos de Mari Carmen, una mujer de 46 años que trabajaba como conserje y limpiadora en varios edificios de viviendas y que fue asesinada el pasado 2 de marzo.

Su crimen dejó a otro menor más sin su madre y causó un daño irreparable a todos sus seres queridos. Los vecinos de los portales en los que trabajaba describieron a Mari Carmen como una persona "muy servicial" que siempre "echaba una mano".

Un cambio: se contabilizarán las víctimas de agresión sexual y violencia vicaria

Esta semana, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que "mientras haya un asesinato, una agresión sexual o una situación de acoso", las instituciones seguirán "corrigiendo y ampliando las herramientas para acabar con estas violencias".

Lo cierto es que a este 25N se llega con algunos cambios y uno de ellos tiene que ver precisamente con los registros: el Ministerio de Igualdad empezará a contabilizar en enero de 2022 los feminicidios que se produzcan más allá del ámbito de la pareja o expareja y contemplará, por tanto, los asesinatos de mujeres producidos por violencia sexual, familiar, vicaria y social.

Por primera vez pasarán a contabilizarse los crímenes de Laura Luelmo o Diana Quer, entre otros que también han permanecido durante años fuera de las estadísticas de violencia machista

Noticias

anterior siguiente