Enlaces accesibilidad

Mapa de los 184 presos de ETA: ocho de cada diez están ya en cárceles del País Vasco o provincias cercanas

  • Interior ha aprobado 277 traslados en tres años, 207 a País Vasco o cerca
  • A 30 de septiembre, 66 presos de ETA cumplían condena en las prisiones de Euskadi

Por
DatosRTVE - Mapa de los presos de ETA
Desde septiembre de 2018, se han producido 277 traslados de presos de ETA, según datos de Interior. ARCHIVO EFE / DISEÑO RTVE

Instituciones Penitenciarias aprobó el pasado 29 de septiembre los nueve últimos traslados de presos de ETA a cárceles de Euskadi o provincias cercanas antes del traspaso al Gobierno vasco de las competencias en la gestión de las prisiones el pasado 1 de octubre. Entre ellos figura Igor Portu Juanena, uno de los 184 terroristas que actualmente cumplen condena en España, autor del atentado de la T-4 en 2006 con dos víctimas mortales, y condenado a un total de 40 años. Interior aprobó su traslado de la cárcel de Daroca, en Zaragoza, a la prisión de Pamplona después de que en 2020 ya diera luz verde a su acercamiento desde Córdoba a la capital aragonesa.

El de este terrorista es solo un ejemplo de los 277 traslados de presos de ETA que, según ha confirmado Interior a RTVE.es, se han aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez desde septiembre de 2018, cuando se adoptó la decisión de informar a las víctimas y a la opinión pública de cada uno de estos movimientos tras decidir poner fin a la política de dispersión. 207 de estos traslados pueden considerarse acercamiento de presos al tener como destino prisiones del País Vasco o de las siguientes provincias limítrofes o cercanas: Navarra, Cantabria, La Rioja, Burgos, Soria y Zaragoza.

De esta manera, a 30 de septiembre, ocho de cada diez presos de ETA [145 de los 184 que hay] cumplían condena en cárceles del País Vasco o de alguna de las seis provincias mencionadas arriba. En Euskadi en esa fecha eran 66 los terroristas internos, casi la mitad de ellos en Araba/Álava. Otros 79 lo hacían en prisiones cercanas, mayoritariamente de La Rioja y Cantabria.

El resto se distribuía en otras cinco provincias, todas de la mitad norte de España: Madrid, Asturias, León, Palencia y Salamanca. Ya no quedan presos de ETA en Andalucía, por ejemplo, donde cumplieron muchos condena cuando se aplicaba la política de dispersión.

El mapa actual con la distribución de los presos de ETA es el resultado, precisamente, de los 277 traslados que han puesto fin a esta política cuando se cumplen este miércoles 20 de octubre los 10 años del anuncio del "cese definitivo" de la "actividad armada". El número de traslados es mayor que el de presos -explica Interior- porque algunos han sido trasladados en más de una ocasión y otros han podido salir ya en libertad al cumplir sus condenas en los tres últimos años.

El Ministerio del Interior informa en sus notas sobre si el preso ha renunciado a la violencia y reconocido el daño causado a las víctimas.

De Cádiz al norte de España

El Observatorio de Política Penitenciaria de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), que hace sus propios informes a partir de los datos que recibe del Ministerio, rebaja los traslados a 272 al no contar -explican- algunos que finalmente no se llevaron a cabo o traslados que solo eran para juicios. De acuerdo a su contabilidad, estos movimientos han afectado en total a 203 terroristas, 97 de ellos con delitos de sangre por haber asesinado a cerca de 300 personas en más de 200 atentados.

Según sus datos, 72 traslados han sido a País Vasco, 34 a La Rioja, 28 a Cantabria y 25 a Zaragoza. Las cárceles de origen de donde más presos han salido (29) han sido las gaditanas.

En el gráfico superior puede verse el flujo de esos traslados desde las cárceles de origen hasta las de destino -en verde las del País Vasco y en gris oscuro las de provincias limítrofes o cercanas- y cómo muchos traslados han partido de centros penitenciarios ya considerados cercanos a otros aún más próximos.

Según los cálculos de la AVT, en 2031 solo quedarán 83 presos de ETA en las cárceles españolas. En estos diez años, estiman que más de la mitad quedarán en libertad tras el cumplimiento de su pena.

Noticias

anterior siguiente