Enlaces accesibilidad
Coronavirus

EE.UU. descarta por ahora la tercera dosis de Pfizer y esperará a obtener más datos

Por
Jeringuilla y vial frente al logotipo de la compañía farmacéutica Pfizer
Jeringuilla y vial frente al logotipo de la compañía farmacéutica Pfizer REUTERS / DADO RUVIC

Estados Unidos no va a considerar por el momento añadir una dosis extra de la vacuna de Pfizer. No obstante, la decisión no es definitiva y esperará a los futuros datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). 

La farmacéutica y los responsables de salud de EE. UU. se reunieron este lunes para discutir sobre la posibilidad de poner una tercera dosis. El encuentro duró aproximadamente una hora y finalizó con una declaración conjunta de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y el CDC, en la que se concluyó que, actualmente, no se necesita el refuerzo de un tercer pinchazo.

La semana pasada la farmacéutica anunció su intención de solicitar a la FDA de Estados Unidos la autorización para administrar una tercera dosis de su vacuna con el propósito de hacerla más efectiva frente a las nuevas variantes del SARS-CoV-2. Según Pfizer, un tercer pinchazo seis meses después de la segunda dosis proporcionaría niveles de anticuerpos neutralizantes entre cinco y diez veces más altos.

Ugur Sahin, cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, manifestó también la necesidad de una tercera dosis entre los nueve meses y el año siguiente a la segunda inoculación. Una opinión que comparte el máximo responsable de Pfizer, Albert Boula, quien consideró los beneficios de la vacuna extra a los 12 meses.

La postura de Estados Unidos es compartida por científicos españoles como Isabel Sola, codirectora del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). Sola no respalda la inoculación de la tercera dosis en el total de los pacientes que han recibido la pauta completa, aunque sí en determinados grupos minoritarios.

Se cree que las personas de avanzada edad y o aquellas que padecen un trastorno por inmunodeficiencia podrían beneficiarse de una dosis adicional. Por este mismo motivo, en Israel ya se han comenzado a administrar terceras dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech a pacientes trasplantados de corazón y a otras personas con problemas inmunológicos.

Noticias

anterior siguiente
-->