Enlaces accesibilidad

El juez imputa al presidente de Iberdrola, Sánchez Galán, por el presunto espionaje de Villarejo

  • Por delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil
  • La Fiscalía Anticorrupción había pedido al juez que se citara como investigado a Sánchez Galán

Por
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán en una imagen de archivo
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una imagen de archivo. EFE/LUIS TEJIDO

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha imputado al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el caso Tándem, que investiga si la eléctrica contrató los servicios del excomisario José Villarejo para espiar, entre otros, al presidente de ACS, Florentino Pérez.

En el auto, al que ha tenido acceso RTVE, García-Castellón imputa a Sánchez Galán, por delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil.

Además, el juez imputa a otras tres personas: el director general de Negocios de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles, el expresidente de Iberdrola España, Fernando Becker, y el ex jefe del Gabinete de Presidencia Rafael Orbegozo, y atiende de este modo a la petición que había hecho la Fiscalía Anticorrupción.

El juez ve "indicios" para conectarles con los hechos investigados

En el auto, el juez explica que en este momento de la investigación y con las diligencias que ya se han practicado resulta pertinente, visto los indicios expuestos, citar como investigados a Sánchez Galán y a los otros tres directivos al entender que existen indiciariamente "elementos de juicio suficiente como para poder conectarles con los hechos" que se investigan en esta pieza.

García Castellón señala que "indiciariamente, desde sus respectivos puestos directivos en el Grupo Iberdrola" las tres personas a las que cita como investigados "pudieron participar en la contratación de los servicios" de Villarejo "manipulándose, además, las facturas correspondientes a los servicios prestados y accediendo a datos reservados de las personas sometidas a investigación".

Además, el juez dice que "hay que tener en cuenta otros encargos que pudieron realizarse" a Villarejo por parte de Iberdrola "a través del investigado Antonio Asenjo, como director de seguridad, con conocimiento de sus superiores", a algunos de los cuales se vienen a referir las anotaciones recogidas por el propio Villarejo en sus agendas incorporadas a la causa.

"Voluntad" de ocultar los trabajos encargados

El magistrado aprecia indicios de que hubo "voluntad" por parte de la compañía de ocultar los trabajos encargados a Cenyt, como prueba el hecho de que las facturas correspondientes fueron emitidas por otra compañía diferente. En total, señala el juez, entre 2004 y 2012 figuran como recibidas y abonadas quince facturas sin pedido emitidas por Cenyt por un importe de 1.047.324 euros.

Entre los servicios solicitados a la empresa del excomisario Villarejo se encuentra el llamado "proyecto Posy", centrado en investigar al presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, "a fin de conocer cualquier circunstancia que, llegado el caso, pudiera ser utilizada en un escenario de conflicto con Iberdrola".

De hecho, entre la documentación intervenida se encontraban los datos del censo de Pérez y de su familia; para entonces, año 2009, Sánchez Galán "ocupaba ya el cargo de presidente". 

Fruto de este y otro proyecto, Iberdrola habría podido abonar dos facturas, una por importe de 160.080 euros y otra por 71.920 euros, de las que habló en su día el exresponsable de Control Corporativo de la compañía José Antonio del Olmo, igualmente investigado.

Iberdrola no plantea aún un cambio en la presidencia 

Fuentes de Iberdrola han asegurado que ven como una buena oportunidad que se llame a declarar a Galán para que este explique su versión y, así, pueda cerrarse la instrucción del caso.

Por el momento, no se ha planteado su sucesión como presidente, puesto que el proceso continúa en fase de investigación. Según han explicado fuentes judiciales, hasta que no haya un auto de acusación que abra un proceso judicial, no se plantearía la idoneidad de Galán como presidente de Iberdrola, de acuerdo con los estatutos de la compañía.

Investigación del presunto espionaje de Villarejo

El caso Tándem data de finales de 2019, después de que se publicara que Iberdrola contrató a Villarejo para espiar a un juez, infiltrarse en plataformas contrarias a los intereses de la eléctrica, hostigar a miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes o investigar a un accionista crítico con la gestión de la empresa.

En dos investigaciones internas, abiertas en noviembre de 2018 y julio de 2019, Iberdrola reconoció que se había contratado a Villarejo entre 2004 y 2017 para 17 servicios, pero de tipo ordinario y propios de la Dirección de Seguridad Corporativa y siempre cumpliendo todos los controles de la compañía.

García Castellón acordó el pasado 3 de marzo la puesta en libertad provisional para el excomisario José Villarejo de la prisión de Estremera, en Madrid, donde permanecía encarcelado desde noviembre de 2017, tal y como había pedido la Fiscalía Anticorrupción, con medidas cautelares: comparecencias en el juzgado, prohibición de salida de territorio nacional y retirada de pasaporte.

Noticias

anterior siguiente