Enlaces accesibilidad

Los migrantes marroquíes, sin Operación Paso del Estrecho por segundo año: "Te sientes encarcelado"

  • Los más de 800.000 marroquíes que residen en España solo podrán viajar en avión, una opción al alcance de pocos
  • Para poder ir en barco tendrán que recorrer más de 1.000 kilómetros a Francia o Italia y pagar billetes "carísimos"

Por
 Imagen de la última Operación Paso del Estrecho, la de 2019, en el puerto de Algeciras
Imagen de la última Operación Paso del Estrecho, la de 2019, en el puerto de Algeciras EFE/A.Carrasco Ragel.

Por segundo año consecutivo, Marruecos ha suspendido la Operación Paso del Estrecho con los puertos españoles y las esperanzas de volver a casa este verano se han desvanecido para miles de migrantes marroquíes en nuestro país. "Llevo desde las Navidades de 2019 sin ir, pensaba hacerlo este año, pero nos enteramos de que no se podía. Millones de personas nos hemos visto privados de visitar a la familia", cuenta a RTVE.es Adil, que llegó a España desde su Tánger natal hace 20 años y solía viajar a su país dos veces al año.

"Mi abuela ha muerto estas Navidades y no hemos podido desplazarnos a Marruecos", lamenta. La Operación, el mayor dispositivo europeo de movimientos de personas, permitió el tránsito en 2019 de 3,2 millones de pasajeros y más de 734.000 vehículos. Una movilización masiva que permite a marroquíes residentes en toda Europa volver a su país, algo que hacen en su mayoría a través de puertos como Algeciras, Tarifa, Motril o Alicante.

Ahora Rabat arguye razones sanitarias para excluir todos los puertos españoles, como ya hizo el año pasado, y permitir el tráfico marítimo tan solo desde Sète y Marsella, en Francia, y Génova, en Italia. Ahmed Khalifa, presidente de la Asociación Marroquí para la Integración de Inmigrantes, cree que la medida se ha tomado por la pandemia y no por la tensión diplomática con España tras la crisis migratoria en Ceuta, algo que también ha defendido la Moncloa.

14 horas - Los marroquíes residentes en España se plantean no viajar a su país tras la exclusión de los puertos españoles de la 'operación Paso del Estrecho' - Escuchar ahora

"En Marruecos todavía están en alerta sanitaria. No pueden salir por la noche y tienen restringida la movilidad", recuerda Khalifa. Él mismo volverá a posponer, con mucho pesar, su esperado viaje a su país otro año más: "Tienes la sensación de que estás encarcelado, de que no puedes hacer nada".

Viajar en avión, una opción al alcance de pocos

Su consuelo es la reapertura de las conexiones aéreas el próximo 15 de junio, tras dos meses y medio de fronteras cerradas. En ello confía también Youssef, quien ya perdió un vuelo tras el cierre en marzo. "Me he planteado ir en avión, pero hasta que no tenga más información no voy a reservar nada, no se puede confiar", señala.

Él sí que podría recurrir a esta opción porque viaja solo y sin coche, pero para muchos de sus compatriotas no es viable. "Los billetes son caros, desde Málaga están a 300 euros la ida y para familias que tengan dos o tres hijos es difícilmente asumible, más en la situación socioeconómica actual", explica Adil.

Se complica más aún porque muchas familias viajaban en coche para después poder moverse por Marruecos, sobre todo aquellos que provienen de zonas rurales o del sur del país. La única alternativa para llevar el vehículo privado es recorrer más de 1.000 kilómetros hasta Francia o Italia para viajar desde allí. 

Una opción minoritaria, pero a la que algunos están recurriendo a pesar de que el billete para una familia con coche puede costar alrededor de 1.500 euros, precios "carísimos", según sentencia Adil. El trayecto, además, dura dos días en lugar de una hora, como ocurre desde los puertos gaditanos.

"Antes viví en el País Vasco, pero me mudé a Málaga. Estamos cerca de Algeciras y de ahí a una hora de Tánger. Pensamos que eso iba a facilitar un poco el contacto y la relación con el país de origen, pero visto lo visto no", dice con resignación Adil.

La fiesta del cordero es fundamental pasarla con la familia, me da pena perdérmela

Youssef, que trabaja en la construcción y lleva viviendo en nuestro país 16 años, solía viajar al menos tres veces al año y aprovechaba también "cualquier fin de semana libre para escapar". Pero había un hito que no se perdía nunca. "La fiesta del cordero es fundamental pasarla con la familia, sí que me da pena perdérmela".

De entre los 800.000 marroquíes que viven en España, las pocas que tienen garantizada la vuelta a casa son las 12.500 temporeras de la campaña de la fresa en Huelva, para quienes se ha previsto una campaña de regreso con varios barcos desde Algeciras. Las administraciones españolas y marroquíes alcanzaron un acuerdo pocas horas después del anuncio de la cancelación de la Operación Paso del Estrecho, lo que para la comunidad migrante supone un ejemplo de que es posible el entendimiento incluso en medio de la crisis diplomática.

Un "desastre económico" para los dos países

La suspensión de la Operación Marhaba, como se denomina en Marruecos, "es un desastre económico para los dos países", subraya Khalifa. Los viajeros que pasaban cada año por España se dejaban "millones de euros en combustible, en hoteles o alimentación". Eso solo en los pocos días que duraba el paso por nuestro país. "Imagina lo que supone para Marruecos cuando la gente estaba allí 20 días", añade.

La zona más afectada es el Campo de Gibraltar, donde las empresas vinculadas al tráfico portuario de Algeciras y Tarifa calculan las pérdidas en millones de euros y creen que se perderán miles de puestos de trabajo. Pero además, Youssef llama la atención sobre otro fenómeno menos conocido: los miles de marroquíes que van de vacaciones a Andalucía y ahora no lo podrán hacer.

"Mucha gente viene a comprar ropa a Málaga. Vienen un montón porque les devuelven el IVA en el puerto cuando se van y les cuesta más barato que en Marruecos", cuenta. 

Esperanza de que Marruecos revise su decisión

Todos confían en que Marruecos revise su decisión y vuelva a permitir el tránsito con los puertos españoles. Entre los grupos de Whatsapp de la comunidad migrante hay rumores sobre posibles anuncios, pero también llamadas a movilizaciones en los consulados y cartas de protesta al Gobierno de Rabat por una decisión que muchos no acaban de comprender.

"Si es por la situación sanitaria es entendible. Lo que ha provocado mucha indignación es la falta de comunicación. El Gobierno marroquí tendría que haber dado explicaciones, no sacar un comunicado un domingo por la noche de forma improvisada", critica Adil.

Khalifa sí que tiene esperanzas de una reapertura, especialmente con el avance de la vacunación en los dos países. Marruecos ya ha inoculado una dosis a al menos el 25% de su población y es el país de África con mayor inmunización. "Están revisando la situación cada 15 días, y el país está evolucionando bien", dice con optimismo. Vaticina que agosto podría ser una posible fecha para la reapertura.

Noticias

anterior siguiente