Enlaces accesibilidad
Festival de Málaga

Javier Fesser: "Prometimos que estrenaríamos 'Historias lamentables' en cines y lo hemos cumplido"

Somos Cine  

  • El realizador ha presentado la película en Málaga, donde también recibe la Biznaga de Honor
  • Historias lamentables está participada por RTVE y se estrena en cines este 11 de junio

Por
Javier Fesser en el Festival de Málaga EFE/Daniel Pérez

Tras el éxito de Campeones (2018), que vieron más de 3,5 millones de espectadores y ganó 3 Goyas (incluído el de Mejor Película), en 2020 Javier Fesser (Madrid, 1964) iba a presentar en Málaga 2020 su siguiente película, Historias lamentables, que cuenta con la participación de RTVE. Pero la pandemia lo impidió y la cinta acabó estrenándose en una plataforma de televisión.

Por eso el realizador se ha mostrado muy feliz de poder estrenar, ¡un año después!, la película en el Festival de Cine en Español de Málagadonde también ha recibido la Biznaga de Honor. “Estoy especialmente feliz por estar en este festival, pero también porque, por fin, Historias lamentables se estrena también hoy (viernes 11) en los cines de toda España, como prometimos cuando se lanzó por una plataforma de pago debido a la pandemia”.

“Y tengo que agradecer al festival de Málaga, que hace un año me ofreció la Biznaga, que me la haya guardado este tiempo, cuando han tenido todo un año para arrepentirse. Estoy muy emocionado de recibir este reconocimiento a las películas que he tenido la suerte de hacer. Y espero hacer muchísimas más”, añade Fesser.

'Historias lamentables'

Una película concebida para la gran pantalla

Fesser (Camino, Mortadelo y Filemón, Binta y la gran idea) se muestra feliz de que la película pueda llegar al espectador tal y como deseaba, en la gran pantalla: “La película está concebida para verse en los cines. Se iba a estrenar el 30 de abril del año pasado, y creo que hay algo en las comedias que es tremendamente contagioso, como es la risa, que funciona mucho mejor en los cines. Por lo menos a mí, personalmente, me gusta reírme envuelto en las risas de los demás”.

En cuanto al futuro del cine y la convivencia de salas y plataformas, Fesser asegura que: “No sé lo que va a pasar, pero lo que no voy a hacer es quedarme quieto a ver qué sucede, sino que intentaré participar en ese cambio. Sabemos que vamos a llegar a un escenario diferente y yo estoy convencido de que será mejor. Y que traerá oportunidades nuevas para los creadores de historias. Hace seis meses llegamos a un acuerdo con Amazon, que entendió perfectamente nuestra condición de que queríamos estrenar en cines en cuanto fuera posible. No es el protocolo que ellos siguen, pero lo admitieron porque todos buscamos un lugar en el que convivir y en el que nos sintamos a gusto”.

“A mí, personalmente me gusta ir a las salas, pero también consumo otro tipo de cine en las plataformas –añade-. Y nunca he dejado de ir al cine a pesar de la gran oferta que tengo en casa. Creo que esta competencia fomenta las ganas de ver cine y de sentirte inspirado por historias de otros”.

Con Campeones (2018) Fesser llevó a los cines a más de 3,5 millones de espectadores. “Yo creo que no fueron tantos –bromea-, porque hay tanta gente que me ha dicho que vio la película dos, tres... y hasta ocho veces. A ver si la vieron muy poquitos, pero muchas veces… Pero en la situación actual eso es imposible de repetir y estamos buscando otras formas de exhibición. Por eso Historias lamentables no va a ser un estreno gigante, pero si queríamos que la película se pueda ser vista en los cines por quien quiera”.

Javier Fesser y sus 'Historias lamentables'

Un guion olvidado en un cajón

Lo curioso es que la película parte de un antiguo guion que se encontró en un cajón. “Fue una experiencia preciosa releer este guion del que me había olvidado completamente. Fue un encuentro alucinante con mi yo de hace 35 años. Y en esas líneas encontré grandísimos errores, como guionista, con cosas escritas desde la más absoluta inexperiencia, pero también estaba escrito desde la más absoluta ingenuidad, inocencia… y escrito en ese momento de la vida en que estaba fascinado con el descubrimiento del lenguaje del cine, con su potencia… Y, aunque no tenía ni idea, todo era posible y no existía ese miedo a equivocarte”.

“Lo que ha quedado de ese guion original en la película es esa ingenuidad, esa inocencia –añade-. Aunque el guion es completamente nuevo porque lo hemos escrito desde cero Carol García y yo, mamando de aquellas ideas”.

Es un guion con muy mala leche, como la vida misma –asegura Fesser-. Es una comedia que pone al límite a sus personajes y los putea hasta el infinito para que, a través de ellos, nos podamos reír de nosotros mismos y de nuestros defectos. Yo me considero una persona con muchos defectos, por suerte, porque si no los tuviéramos no habría películas que contar y, sobre todo, no habría comedias”.

“Esta es una comedia con personajes que podrían estar sacados de los tebeos, pero que, a la vez, están anclados en la realidad. Personajes con los que yo me relaciono en mi vida diaria. En Historias lamentables hay muchísima menos exageración de lo que parece”.

Como casi todas sus películas, esta historia también mezcla lo ordinario con lo extraordinario: “En todo lo cotidiano siempre hay momentos, hechos y frases extraordinarios, solo hay que tener la mirada y estar atento para verlos y descubrirlos. Es bonito trabajar con historias que son extraordinarias, no porque aparezcan platillos volantes sino porque nos llevan a momentos que todos conocemos, pero sobre los que no nos habíamos detenido. La película es una serie de momentos que, contados, nos parecen imposibles, pero que nos pueden ocurrir a cualquiera”.

RTVE.es estrena el tráiler de 'Historias lamentables'

Una película de Javier Fesser

Fesser ha conseguido algo que no logran todos los directores: que sus películas tengan un estilo reconocible, aunque sean muy diferentes entre sí. Que sean películas de Javier Fesser. “Eso se consigue defendiendo siempre la forma en que crees que las películas deben ser contadas. No permitiendo que la personalidad y el espíritu de cada historia se vea alterada en exceso por las limitaciones de producción… Una película es fruto del trabajo de muchas personas, pero hay algo fundamental en el trabajo del director que es ese filtro que no te impide que ninguna idea buena haga más grande la película, pero tampoco dejas que ninguna idea puntual, por fascinante que parezca, se salga de la esencia de lo que quieres hacer”.

Yo me considero muy afortunado porque he podido escribir y dirigir todas mis películas y he podido ser muy fiel a lo que he querido hacer en cada momento. Eso me ha llevado a cometer errores, pero todos esos errores son míos”.

“Hace falta tanta energía para rodar una película que la historia que cuentas, que tiene que merecer mucho la pena –añade-. Al final todo parte de esas ganas de compartir una historia con la gente. Y eso es uno de los privilegios de este trabajo, que las películas te permiten compartir tus ideas a través de las voces de otros, para que lo que quieres expresar se entienda mejor. Todas las películas que he hecho hasta ahora para mí han tenido un sentido, y han surgido porque ha saltado una chispa que me las ha sugerido”.

Cartel de 'Historias lamentables'

Berlanga y Mortadelo

Este sábado 12 de junio celebramos el centenario de Berlanga, una de las mayores influencias en el cine de Fesser, al igual que los cómics de Ibáñez. “No puedo disimularlo y estoy muy orgulloso de que esos dos mundos estén presentes en mi cine. Dos mundos tan distintos, pero a la vez tan cercanos, el de Berlanga y el de Ibáñez”.

“Porque el cine de Berlanga –asegura-, parece que se nutre de personajes de tebeo, pero cuenta verdades tan grandes, tan difíciles y tan ácidas… Berlanga pone sobre la mesa las injusticias que detecta, pero lo hace desde una normalidad, un humor, una ternura… una cosa tan local y tan espontánea que no te das cuenta de que está soltando bombas de profundidad en cada una de sus secuencias”.

“Y en cuanto a Ibáñez –añade-, me crie con sus tebeos, con Mortadelo y Filemón. Y sin darme cuenta ya estaba preparando las películas, estaba aprendiendo a contar historias con imágenes, a manejar el gag visual, los colores, toda esa parte visual tan atractiva y chirriante de los tebeos. Y creo que, a través de personajes que parecen muy simples, Ibáñez también logró uno de los mejores retratos de la sociedad española. Mortadelo tiene mucho que ver conmigo, con mi vida y con la gente que conozco. Mortadelo y Filemón no están tan alejados de la realidad como podría parecer”.

En cuanto a sus proyectos, Fesser nos cuenta: “Estoy trabajando en el guion de una película y también en una serie de la que ya tengo escritos la Biblia y el guion del piloto. Sería el primer proyecto de serie en el que trabajo. Ambos son comedias, pero usan esa comedia como vehículo para emocionar. Porque la risa y la emoción están muy relacionadas y como contador de historias, al final lo que busco es poder transmitir esas emociones a la gente”.

Noticias

anterior siguiente