Enlaces accesibilidad
Elecciones en Perú

La Fiscalía pide que Keiko Fujimori ingrese en prisión preventiva por corrupción en pleno recuento electoral

  • La candidata a las elecciones presidenciales se encuentra en libertad condicional
  • Está imputada por financiación ilegal en las campañas de 2011 y 2016
     

Por
La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori.  EFE/ John Reyes
La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori. EFE/ John Reyes

La Fiscalía anticorrupción de Perú ha pedido prisión preventiva contra Keiko Fujimori, candidata en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. 

El fiscal, José Domingo Pérez, ha pedido revocar la libertad condicional que disfruta la candidata de Fuerza Popular y dictar nuevamente prisión preventiva. 

La Fiscalía considera que la acusada ha incumplido las reglas jurídicas impuestas mientras se la investiga, como la de comunicarse con testigos vinculados al caso. Concretamente, denuncia que Fujimori compareció este miércoles junto con Miguel Torres Morales, testigo en la causa, y que se presentó como portavoz político de Fuerza Popular, el partido de la candidata. 

Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, está investigada por supuestamente recibir dinero de varias empresas, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht, para sus campañas de 2011 y 2016. Las comisiones del Parlamento peruano que investigaron los supuestos pagos usaron el nombre de "Lava Jato", con el que se conoce a esta  trama en Brasil. 

Entre 2018 y 2019, Fujimori ya cumplió más de un año de prisión preventiva por este mismo caso. Fue excarcelada por decisión del Tribunal Constitucional por aparentes irregularidades en la tramitación de la medida, pero en mayo pasado un juez le impidió salir del país. 

El fiscal inculpa en este caso a otras 41 personas, entre ellas el marido de Fujimori, Mark Vito Villanella, por los delitos de crimen organizado, blanqueo de capitales, obstrucción a la Justicia y falsedad

Esperanza de inmunidad si ganaba las elecciones

La candidata derechista esperaba ganar las elecciones presidenciales en Perú y obtener así la inmunidad para no arriesgarse a una condena que puede elevarse a los 30 años de prisión.

Sin embargo, y aunque el recuento continúa, su rival, el izquierdista Pedro Castillo, lleva ventaja y matemáticamente será el nuevo presidente. 

Para impedirlo, Fujimori y su partido han denunciado fraude y han pedido la anulación de 200.000 votos que se supone favorables a Castillo. 

Noticias

anterior siguiente