Enlaces accesibilidad
Elecciones en Perú

Fujimori pide anular 200.000 votos a Castillo y aumenta la polarización cuando el recuento se acerca a su final

  • Fujimori ha solicitado al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que anule 802 actas electorales
  • Ninguno de los supuestos presentados entra dentro de lo establecido por las leyes peruanas para anular votos

Por
Fujimori pide anular 200.000 votos a Castillo y aumenta la tensión cuando el recuento se acerca a su final

Keiko Fujimori ha elevado este miércoles la alta tensión electoral en Perú al pedir la anulación de unos 200.000 sufragios en regiones que abrumadoramente apoyan a su rival Pedro Castillo. Esa suspensión podría suponer un vuelvo total en los resultados electores, que a falta de 1 % por escrutar, dan la victoria al candidato izquierdista por unos 73.000 votos.

Fujimori ha presentado su solicitud al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que anule 802 actas electorales en supuestas irregularidades y "fraudes de mesa" cometidos por interventores de Perú Libre, el partido de Castillo, durante la votación.

Este acto, para el que contó con el apoyo de varios estudios de abogados, lo ha sustentado con imágenes de las supuestas irregularidades, como firmas que no concuerdan, resultados "estadísticamente" inverosímiles o la parentela entre miembros de las mesas electorales. Ninguno de los supuestos presentados por Fujimori y su equipo, liderado por el abogado y exdiputado fujimorista Miguel Torres, está dentro de lo establecido por las leyes peruanas para anular votos.

Según la normativa, el plazo para presentar cualquier pedido de nulidad de actas vencía en la noche de este miércoles. Para que esto pueda ser admitido se debe probar fehacientemente que el resultado de las actas fue fruto de amenazas, violencias o sobornos. Fujimori ha indicado que su petición de anular los votos de estos 200.000 ciudadanos es precisamente "para defender el voto".

Respeto a los resultados electorales

La denuncia del supuesto "fraude sistemático" ya fue lanzada por Fujimori el lunes por la noche, cuando el escrutinio apuntaba a Castillo como ganador. Ese día presentó "indicios", en su mayoría recogidos de redes sociales y 'fake news' sin mayor sustento para rebatir los informes preliminares de las misiones electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), que destacaron la corrección de los comicios.

Antes del anuncio de Fujimori, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, hizo un llamado a los candidatos y a la ciudadanía a respetar los resultados de la contienda electoral, y de los canales y las formas democráticas. "Una competencia electoral no nos debe conducir al enfrentamiento entre los peruanos, en estos momentos es cuanto más requerimos de la tranquilidad", anotó la primera ministra, ante las movilizaciones de ambos partidos.

En la misma línea, el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Manuel Vivanco, ha instado a evitar cualquier denuncia de fraude que carezca de indicios "serios". "En Perú, como en cualquier democracia, se deben respetar los resultados electorales", pues "el derecho internacional de los Derechos Humanos exige que se cuente y respete cada voto", escribió Vivanco en su cuenta oficial de Twitter.

Fase final del escrutinio

Castillo continúa liderando el recuento de votos con una ventaja de 71.441 votos frente a Fujimori cuando apenas quedan un 0,97% de los sufragios por escrutar. El último informe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) señala que Castillo ha recibido el 50,204 % del sufragio (8.791.778 votos válidos), y Fujimori el 49,796 % (8.663.684 votos válidos).

Con este resultado es prácticamente imposible que Fujimori pueda remontar salvo una anomalía estadística.

Noticias

anterior siguiente