Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Una dosis de AstraZeneca o Pfizer disminuye un 80% el riesgo de morir por coronavirus, según un estudio

Por
Una mujer recibe la primera dosis de AstraZeneca en la ciudad inglesa de Hull.
Una mujer recibe la primera dosis de AstraZeneca en la ciudad inglesa de Hull. Oli SCARFF / AFP

El riesgo de morir por COVID-19 se reduce un 80% después de recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca o Pfizer, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Agencia de Salud Pública del Reino Unido (PHE, por sus siglas en inglés), con una muestra de miles de personas.

Se trata del primer análisis con datos en un entorno real sobre el impacto que tiene en la mortalidad la vacuna de AstraZeneca, usada mayoritariamente en la población del Reino Unido. El trabajo ha demostrado no solo la efectividad para prevenir desde la primera dosis los cuadros más graves de la enfermedad de esta vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford, sino también la de Pfizer / BioNTech. En el caso de esta última, los datos reflejan que la mortalidad se reduce un 97% después de la segunda inoculación. Los datos relativos a la segunda dosis de AstraZeneca se conocerán más adelante, ya que en el caso de este fármaco la estrategia de Reino Unido se basa en dilatar doce semanas la pauta entre pinchazo y pinchazo.

El estudio llevado a cabo por el PHE se ha basado en los nuevos casos sintomáticos de COVID-19 detectados entre diciembre de 2020 y abril de 2021, y ha tenido en cuenta las personas que murieron de coronavirus dentro de los 28 días posteriores a recibir la primera inoculación de la vacuna.

AstraZeneca, ligeramente más efectiva con una dosis

Según estos datos, un 55% de las personas que habían recibido una única dosis de AstraZeneca estaban protegidas contra los efectos letales del virus en comparación con las personas no vacunadas, un porcentaje ligeramente inferior en el caso de aquellos que habían recibido el primer pinchazo de Pfizer/BioNTech: un 44%.

"Combinado con la protección que ofrecen las vacunas a la hora de contagiarse, estas cifras equivalen a aproximadamente un 80% de protección contra la mortalidad en individuos vacunados con una sola dosis de cualquiera de las dos vacunas ", valora el PHE en un comunicado.

Según los datos aportados por el nuevo estudio, en el caso de la vacuna de Pfizer/BioNTech la protección contra la mortalidad se incrementó hasta un 69% para los casos que habían recibido la segunda dosis al menos una semana antes de haber dado positivo por COVID-19. Combinada con esa protección a la hora de contagiarse, esto es equivalente "a una protección estimada del 97%", según el PHE.

En otro apartado de su estudio, el PHE estima que dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech reducen el riesgo de hospitalización en un 93% para los mayores de 80 años.

La mitad de transmisión entre convivientes

La semana pasada, la Agencia de Salud Pública del Reino Unido publicó otro análisis con datos en entorno real en el que llegaba a la conclusión de que la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca o de la de Pfizer/BioNTech reducía a la mitad la transmisión del virus en entornos de convivientes

"Además de los efectos directos de prevenir casos y reducir la gravedad, hemos demostrado que las vacunas ChAdOx1 nCoV-19 -AstraZeneca- y BNT162b2 -Pfizer/BioNTech- están asociadas con una menor probabilidad de transmisión en el hogar de un 40%-50% de personas diagnosticadas con COVID-19 después de la vacunación, lo que supone uno importante beneficio para los contactos cercanos", concluía el análisis, realizado sobre una muestra de más de 300.000 familias británicas y casi un millón y medio de personas.

El Reino Unido es uno de los países del mundo donde más ha avanzado la campaña de vacunacióncon más de 35 millones de personas a las que ya han inoculado al menos la primera dosis -sobre una población total de algo menos de 70 millones de habitantes-. De estas personas, casi 18 millones han recibido la pauta completa.

Noticias

anterior siguiente