Enlaces accesibilidad
Terrorismo

Un nuevo presunto ataque yihadista en Burkina Faso deja una veintena de muertos

  • El ataque se ha producido en la misma región donde murieron los periodistas españoles, David Beriain y Roberto Fraile
  • La incursión yihadista fue repelida por milicianos armados, que lograron abatir a 11 terroristas

Por
Unidad del Regimiento de Seguridad Presidencial de Burkina Faso
Unidad del Regimiento de Seguridad Presidencial de Burkina Faso AFP / SIA KAMBOU

La Región Oriental de Burkina Faso en la que los periodistas españoles, David Beriain y Roberto Fraile, y el conservacionista irlandés Rory Young, fueron asesinados, ha sufrido un nuevo ataque orquestado supuestamente por yihadistas. Durante la incursión en la localidad de Kodyel, ocurrida en la madrugada de este lunes, habrían asesinado al menos a una decena de personas.

En un comunicado de prensa, el gobernador de la Región Oriental, coronel Saidou Sanou, ha agregado que el saldo provisional "muestra más de diez civiles asesinados, dos voluntarios para la defensa de la patria caídos y muchos heridos", así como fincas y graneros incendiados.

Según fuentes citadas por la prensa, el ataque que fue repelido por milicianos armados del VDP (Voluntarios de Defensa de la Patria), que son apoyados por el gobierno de Burkina Faso para enfrentarse a los yihadistas. Durante la defensa de la localidad - situada en la provincia de Komondjari- lograron abatir a 11 terroristas.

El ataque causó el pánico entre la población

Varios cientos de hombres armados irrumpieron la madrugada del lunes en Kodyel, y tras rodear la población "masacraron a casi todos los hombres", han informado medios locales. Solo las mujeres y los niños se habrían salvado del ataque de los presuntos yihadistas, que prendieron fuego a varias viviendas y áticos.

Cuando llegaron ordenaron a los residentes que salieran de sus casas antes de empezar a disparar, según ha relatado una fuente local a los medios del país. El ataque, que duró más de dos horas, hizo que los supervivientes y las poblaciones de las aldeas agrícolas y las circundantes huyeran hacia Foutouri y Gayeri.

Un informante local ha lamentado a AFP que desde hace días están "lanzando avisos sobre la presencia de terroristas en la zona. Algunos individuos habían amenazado a los aldeanos, a los que acusan de denunciarles o de defender a los voluntarios que les combaten", ha asegurado.

El peso del yihadismo en el África Occidental

Burkina Faso, al igual que sus vecinos de Malí y Níger, sufre desde 2016 recurrentes atentados yihadistas perpetrados por grupos afiliados al Estado Islámico, Al Qaeda o el JNIM

El último ataque se ha producido una semana después de la emboscada a la unidad de lucha contra la caza furtiva en la misma región, en el eje Fada N'Gourma-Pama, tras la cual, los dos periodistas españoles y un defensor de la naturaleza irlandés, inicialmente dados por desaparecidos, fueron ejecutados por sus terroristas.

Los peores ataques se produjeron en 2019. En enero de ese año, individuos armados no identificados atacaron la aldea de Yirgou, en el norte de Burkina Faso, matando a seis personas, incluido el jefe de la aldea. Un ataque seguido inmediatamente por acciones de represalia entre comunidades que dejaron 50 muertos según el balance oficial, y más de 70 según las organizaciones de la sociedad civil.

En noviembre de ese mismo año, una emboscada contra un convoy que transportaba a empleados de una empresa minera canadiense en el este del país, dejó 37 muertos y 60 heridos.

Noticias

anterior siguiente